Internacional

HAMBURGO

Con fracturas en temas clave comenzó la Cumbre del G20

A pesar del pedido de Merkel al resto de los mandatarios para intentar llegar a un acuerdo sobre el comercio, la migración y el cambio climático, las diferencias sobre esos temas llevan la Cumbre al fracaso.

Viernes 7 de julio | 12:05

La canciller alemana, Angela Merkel, llamó este viernes a los miembros del G20 a cooperar de manera estrecha para encontrar acuerdos en una serie de temas en los que hay más diferencias que acuerdos. Durante el discurso de inauguración de la Cumbre, y mientras en las calles de Hamburgo manifestantes se enfrentaban con la Policía, la anfitriona trataba de dar una señal de distensión al inicio de un encuentro que parece destinado al fracaso.

El triunfo de Trump en Estados Unidos y el Brexit en Gran Bretaña, junto al incremento de las tendencias proteccionistas, hacen que esta Cumbre sea muy diferente a las anteriores y que parezca difícil alcanzar acuerdos en temas como el comercio, la migración y el cambio climático.

La política pregonada por Trump de "América First" (Estados Unidos Primero) a favor de un mayor proteccionismo, que ya está generando guerras comerciales de baja intensidad tanto en Asia como con Alemania y Rusia, viene provocando como contrapartida un mayor acercamiento entre Europa y China, que a su vez se alejan cada vez más de Estados Unidos.

Te puede interesar: Europa se aleja no solo de Trump sino de EE.UU.

Trump y Putin

Tras el discurso inaugural Trump se reunió por primera vez con el presidente ruso, Vladimir Putin. El encuentro estuvo atravesado por las acusaciones de ciberespionaje contra Rusia durante las elecciones de Estados Unidos, que el jueves reconoció el propio Trump, y también sobre las sanciones estadounidenses sobre Rusia en torno al conflicto en Ucrania y Siria. Otro de los temas centrales es el conflicto en la Península de Corea, y la política guerrerista de Trump. Este jueves, durante su paso por Polonia, en un ambiente que le era favorable, Trump había lanzado una serie de acusaciones y amenazas sobre Rusia que difícilmente podía mantener este viernes durante el cara a cara con Putin.

Te puede interesar: Trump visita Polonia con un mensaje para varios destinatarios

Por eso luego del saludo, Trump calificó como "un honor" conocer al presidente ruso, y dijo que espera que ocurran cosas positivas en la relación entre ambos países. "Putin y yo hemos estado discutiendo varias cosas y creo que van muy bien", declaró Trump a los periodistas, sentado junto al líder ruso.

"Tuvimos unas conversaciones muy, muy buenas. Vamos a hablar ahora y obviamente eso continuará. Estamos esperando que ocurran muchas cosas muy positivas para Rusia, para Estados Unidos y para todos los interesados. Y es un honor estar con usted", manifestó el mandatario estadounidense.

Putin por su parte calificó su encuentro como una "importante reunión bilateral".

El presidente de Estados Unidos también se reunirá con su par chino, Xi Jinping, en momentos en que Washington ha reforzado la presión sobre Pekín para que controle a Corea del Norte luego de que Pyongyang disparó un misil balístico intercontinental.

Encuentro desesperado

Para intentar llegar a algún acuerdo de último momento sobre el comercio, el clima y la inmigración, Merkel se reunió el jueves por la noche con Trump en un hotel de Hamburgo para tratar de superar las diferencias que los enviados no han podido resolver en semanas de intensas conversaciones, incluyendo un viaje de última hora a Washington del principal asesor económico de la canciller.

Ambos líderes se dieron la mano y sonrieron ante las cámaras, sin mostrar la tensión que pesó sobre su primera reunión en Washington en marzo y el primer viaje de Trump a Europa en mayo, una visita que llevó a Merkel a sugerir que Estados Unidos ya no era un socio fiable.


Macri sobre Venezuela

El tema de la crisis política en Venezuela no estaba particularmente en la agenda del G20, pero el presidente argentino, Mauricio Macri, lo puso sobre la mesa al pedir a los jefes de Estado y de Gobierno que presten atención a la crisis venezolana y a la situación de los derechos humanos en ese país.

Portavoz de la posición injerencista sobre Venezuela, Macri hizo estas afirmaciones un día después de que el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, haya pedido una nueva reunión de emergencia de ese organismo para votar una serie de sanciones al gobierno de Maduro. De parte de Macri no solo expresa un absoluto cinismo al no hablar de la situación de despidos masivos que vive Argentina, junto a un mayor nivel de represión policial y el encarcelamiento de Milagro Sala, cuestionado por diversas organizaciones internacionales, sino que forma parte de una ofensiva de la derecha regional, junto a Estados Unidos, para avanzar sobre la soberanía de Venezuela y en pos de dar fortaleza a la oposición de derecha local.






Temas relacionados

Donald Trump   /    Angela Merkel   /    Hamburgo   /    G20   /    Alemania   /    Vladímir Putin   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO