Política

IMPUNIDAD

Con escraches y movilizaciones, Mar del Plata dice no a la domiciliaria a Etchecolatz

Concluyó la primer semana de escraches y movilizaciones en repudio a la prisión domiciliaria otorgada al genocida. El sábado cuarenta mil personas movilizaron a la rambla de los lobos marinos y el domingo se realizó el tercer escrache al domicilio del represor ubicado en el Bosque Peralta Ramos.

Lunes 8 de enero | 16:52

A las 5 AM del viernes 29 de diciembre, el represor Miguel Osvaldo Etchecolatz llegaba a su casa del Bosque Peralta Ramos luego de que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 6 le otorgara el beneficio de la prisión domiciliaria. El repudio a esta decisión no se hizo esperar y el mismo viernes hubo una movilización convocada por HIJOS y partidos de izquierda frente al municipio.

Concluida la primera semana, son cinco las movilizaciones realizadas en repudio a su presencia en Mar del Plata y es contundente el reclamo de que cumpla su condena en una cárcel común. “No a las domiciliarias” y “la casa de los genocidas es la cárcel” es el grito que se expresó en las calles.

Convocada por una amplísima cantidad de organizaciones de derechos humanos, sindicales, estudiantiles, sociales y partidos políticos más de 40 mil personas marcharon el sábado desde el Tribunal Oral Federal Nº1, ubicado en Luro y Santiago del Estero, hacia la Rambla de los lobos marinos de la costa marplatense. La movilización exigió el fin de las domiciliarias a los genocidas y se pidió por la anulación de este beneficio al represor Etchecolatz, quien además de estar condenado a perpetua por crímenes de lesa humanidad por su accionar como Director de Investigaciones de la Policía Bonaerense durante la última dictadura cívico militar, es el principal sospechoso de la desaparición de Jorge Julio López, testigo clave en un fallo histórico que lo condeno a perpetua por el delito de genocidio en septiembre del 2006.

Numerosas fueron las personalidades que viajaron para expresar su rechazo a la prisión domiciliaria. Taty Almeida, referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Rubén López, hijo del Jorge Julio López, Nora Cortiñas, titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y representantes de decenas de organizaciones de derechos humanos como la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos y CORREPI como parte de la delegación del Encuentro Memoria Verdad y Justicia de la ciudad de Buenos Aires. También estuvo presente el Centro de Profesionales por los Derechos Humanos y el Frente de Izquierda.

La movilización concluyó con un emotivo acto en el que hicieron uso de la palabra madres de Plaza de Mayo; Nora Cortinas, fue una de ellas. Primero se dirigió a la juventud presente y emocionada afirmó: “Vemos a nuestras hijas y nuestros hijos en toda esta juventud. Podemos mirarlos a los ojos y decir que estamos siempre buscándolos y extrañándolos. Sería terrible no tener el apoyo de estas tres generaciones que nos siguen y nos acompañan”.

“Acá estamos para repudiar a este genocida con todas las fuerzas. Acá muy cerca está la cárcel de Batán, donde debería estar. Le decimos a este genocida que vamos a seguir haciendo todo lo necesario hasta revocar esta medida. No vamos a bajar los brazos”, señaló. Seguiremos persiguiéndolos y acusándolos. No van a zafar. No nos reconciliamos”, aseguró.

Si no hay justicia, hay escrache

“El bosque no es guarida de indultados genocidas” rezaba un pasacalle colgado en la calle de entrada al Bosque Peralta Ramos. El domingo 7 se realizó el tercero de los escraches realizados a la casa que el genocida ocupa en el Bosque Peralta Ramos. El viernes, pasadas las 17hs vecinos del Bosque y de los barrios del sur de la ciudad movilizaron hacia la casa del represor ubicada en la calle N. Bosque y Los Tobas. El sábado por la mañana organizaciones de izquierda también se acercaron al domicilio del represor para expresar su descontento con la medida.

Bajo el lema “Siluetazo, el camino de la impunidad” se realizó el domingo 7 el más masivo de los escraches realizados esta semana a la casa del represor. Organizado por la agrupación HIJOS, la CTA y organizaciones de izquierda como el PTS más de dos mil personas movilizaron desde la entrada al Bosque Peralta Ramos hacia la casa de Etchecolatz, pasando en el camino a denunciar a quien fuera responsable del “Pozo de Banfield”, el represor Juan Miguel Wolk quien también cumple arresto domiciliario.

Luego de recorrer 15 cuadras, pasadas las 19.30hs la movilización llegó a la casa del genocida Etchecolatz que se encontraba vallada y fuertemente custodiada por personal de las fuerzas de seguridad. “Yo sabía, yo sabía que a los represores los cuida la policía” fue el grito de indignación de la multitud que se encontró con este operativo al interior del amplio parque que posee el represor.

El acto finalizó con un emotivo acto en el que hicieron uso de la palabra las organizaciones convocantes. Se destacaron las palabras de Nora Cortiñas, titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y de Erika Lederer, integrante de la agrupación “Hijxs y ex Hijxs de Genocidas” que rechazan lo realizado por sus padres y reivindican la lucha por la memoria, la verdad y la justicia y salieron a las calles para denunciar las prisiones domiciliarias. “A Batán, a Batán gritó la movilización”.








Temas relacionados

Miguel Etchecolatz   /    Nora Cortiñas   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO