Internacional

CRISIS SOCIAL

Con cierres de empresas y despidos se dispara el desempleo en el Estado español

Multitud de empresas de distintos sectores anuncian cierres y despidos masivos en el marco de la crisis desatada por el coronavirus.

Viernes 11 de septiembre | 21:55

El fin de las vacaciones veraniegas está trayendo consigo un aumento significativo de cierres de empresas y despidos masivos en diversos centros de trabajo. Muchos están centrados en la industria, un sector que ya venía siendo golpeado fuertemente desde mucho antes del inicio de la crisis desatada por el coronavirus.

Este es el caso de la multinacional alemana Bosch, que acaba de anunciar el cierre de su fábrica destinada a la producción de limpiaparabrisas en Catalunya, dejando en la calle a mas de 300 trabajadores. Pero no es el único caso en esta Comunidad, ya que otras empresas están ya gestionando recortes importantes de su plantilla e iniciando la tramitación de EREs (Expedientes de Regulación del Empleo, un trámite administrativo que habilita a las patronales a suspender o despedir masivamente).

Euskadi es la otra comunidad en donde también se está produciendo el aceleramiento de pérdidas de puestos de trabajo en la industria. Este martes los trabajadores de ITP Aero salían a manifestarse en contra de los planes de reducir un 15 por ciento de esta empresa dedicada a la fabricación de motores industriales.

Pero no es solo la industria. La patronal del transporte lleva tiempo presionando y lamentándose a la administración pública de las dificultades del sector. Esta semana también anunciaban que en los próximos meses muchas empresas tendrán que cerrar o recurrir a EREs.

En servicios como el turismo y la hostelería, la crisis está siendo especialmente dura; desde la pandemia multitud de empresas han cerrado y otras están funcionando con el mínimo personal posible.

Se trata en general de la expresión más descarnada de los intentos de la patronal por descargar los efectos de la parálisis económica sobre los hombros de los trabajadores. Solo en Catalunya los despidos por ERE han aumentado un 33% desde el inicio de la pandemia. Ademas, son empresas que han recibido subsidios y ayudas millonarias por parte del Estado.

La rápida reacción por parte de los empresarios viene facilitada en gran medida por las distintas reformas laborales aprobadas por los pasados gobiernos del PSOE y el PP. Es debido a esto que una de las exigencias hacia el actual presidente Pedro Sánchez (PSOE) y a Pablo Iglesias (Unidas Podemos) por parte de la patronal ha sido no tocar ni una coma de estas medidas. Mientras tanto, los datos del desempleo vuelven a estar disparados, rozando nuevamente los 4 millones, empujando a una espiral descendente generalizada de las condiciones de vida de la clase trabajadora.

En muchos casos, los trabajadores, a pesar de la pasividad de las burocracias sindicales, han mostrado disposición de enfrentar estos ataques, como los trabajadores de ITP Aero que salieron a movilizarse para denunciar el ERE de esta empresa. Las más emblemáticas en ese sentido han sido las luchas contra los cierres de Nissan en Catalunya y Alcoa en Galicia, cuyos trabajadores protagonizaron huelgas y manifestaciones muy importantes.

Pero hay que evitar que ocurra como en Nissan, donde los trabajadores enfrentaron los planes de la patronal, pero los dirigentes sindicales terminaron impulsando un acuerdo de cierre de la fábrica. Por eso es necesario que todos estos sectores que están sufriendo procesos de despidos masivos avancen hacia la coordinación en defensa de los puestos de trabajo y exijan a los sindicatos un plan de lucha de conjunto que no deje aislado estos conflictos. No permitir ni un despido, ni un cierre de empresa. Fábrica que cierre, ocuparla y exigir su nacionalización bajo control obrero sin indemnización.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Estado español   /    Despidos   /    Desempleo   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO