Política Chile

EDUCACIÓN

¿Cómo golpea la crisis de educación de mercado en el ex Pedagógico?

Hoy, 12 años después de la "revolución pingüina", la lógica de mercado en la educación sigue presente; un ejemplo muy claro es la situación que atraviesa el actual Pedagógico que vive una crisis política y administrativa.

Jueves 12 de abril | 08:55

Hace ya bastantes años que el movimiento estudiantil cuestionó profundamente la educación chilena, centralmente porque esta respondía a las lógicas del mercado y este se veía reflejado en condiciones inhumanas al momento de estudiar, aranceles imposibles de pagar, endeudamiento de estudiantes y familias por años, trabajo inestable de profesores y trabajadores de la educación, entre muchas otras cosas.

Hoy, 12 años después de la "revolución pingüina", la lógica de mercado en la educación parece seguir presente; un ejemplo muy claro es la situación que atraviesa el actual ex Pedagógico que vive una crisis política y administrativa.

Cada vez más son más conocidas las distintas irregularidades al interior de la universidad; y es que la administración del rector Jaime Espinosa, y su mano derecha Leonel Durán, Jefe de Finanzas, ha dejado mucho que desear.

Estos problemas van desde poca implementación, falta de salas para realizar las clases, una piscina en la cual se invirtieron cientos de millones y no funciona; pasando por irregularidades sanitarias y denuncias de maltrato laboral en el Centro Médico, una baja dotación de funcionarios y profesores que mantienen jornadas laborales extensas y extenuantes, con sueldos bajos y sin estabilidad laboral, la dudosa utilización de 97 millones utilizados vía trato directo que fueron objetado por la contraloría, entre otras problemáticas.

Ver informe de transparencia aquí.

Todas estas problemáticas, que se han venido profundizando, son de total conocimiento de los administradores, de las autoridades y toda la planta alta de la universidad, pero ¿por qué han decidido no hacerse cargo?

En primer lugar porque todas estas autoridades hoy defienden sus intereses y los intereses de los privados. Es que el actual sistema de financiamiento que entrega a la universidad cierta cantidad de dinero por alumno matriculado, y son solo ellos quienes deciden dónde y cómo invertirlo, o sea les entrega la posibilidad de hacer tratos con privados en busca de tales o cuáles servicios, el tema es que estos servicios en ocasiones son dudosos, claro ejemplo son los 97 millones objetados.

Es que las universidades estatales que no son de renombre quedan relegadas al segundo plano en los aportes por parte del Estado y deben basar su mantenimiento en el autofinanciamiento, que lleva a prácticas como las que mencionamos anteriormente. El Estado no busca hacerse responsable y financiar integralmente la educación pública. Esto abre espacio para un sinfín de prácticas que llevan adelante las autoridades.

Hoy en concreto les da espacio para endeudar a la universidad con créditos millonarios a bancos privados, como es el caso del ultimo crédito que pidió la universidad por el cual tuvieron que pagar más de $600 millones de intereses al Banco Santander y, en diciembre del 2017, aprobaron la solicitud de un nuevo crédito con un máximo de $2500 millones (según la última acta de la Junta Directiva).

En otras palabras la relación entre el mercado, el lucro y la educación se puede palpar a simple vista.

Ver informe de la Junta Directiva aquí.

Y mientras deciden pedir más crédito, también piensan en cómo reducir costos. Es que estos $2500 millones son, en parte, para que se puedan retirar de sus funciones, en el marco del incentivo al retiro, alrededor de 90 profesores y 40 funcionarios, pero planean y lo plantean abiertamente, contratar para suplir estas bajas solo a 50 profesores y funcionarios, o sea 80 menos de lo que hay actualmente, y dicen también abiertamente que estos serán contratados con menores sueldos. En otras palabras ellos deciden ponerse del lado del mercado y su solución para la crisis es dividir y hacer como que aquí no está pasando nada y para solucionar los problemas económicos reducir la dotación y bajar los sueldos.

Nuestra solución debe ser otra, no queremos ni que los académicos, ni funcionarios, ni nosotros los estudiantes tengamos que pagar la crisis, sino que debemos organizarnos entre los tres estamentos para ponernos a la cabeza y superarlo. Investigando las actuales situaciones que están abiertas, pero avanzando también a buscar las soluciones a largo plazo.

Partimos del análisis que este es un problema central del mercado en la educación, que atraviesa al modelo educativo en Chile, y que hoy mantiene estas condiciones no solo en el Pedagógico si no que en todas las universidades del país con distintos niveles y matices.

Para solucionar cada una de estas problemáticas debemos exigir al Estado un Plan de Financiamiento Integral, que permita terminar con la precarización laboral de funcionarios y profesores, pasándolos a planta (contrato indefinido) y aumentando la dotación de estos para que ya no tengan jornadas extenuantes. Que permita terminar con los problemas de infraestructura, para ampliar las matrículas y que ningún estudiante tenga que endeudarse o pagar por estudiar. Además debemos exigir la condonación de todas las deudas externas e hipotecas que la universidad mantiene con bancos privados, sin pago de indemnización, porque ya basta de que los bancos se sigan enriqueciendo con nuestra educación.

Pero para conquistar un Plan de Financiamiento Integral debemos conquistar la unidad entre estudiantes, funcionarios y profesores, debemos organizarnos por superar la crisis política y administrativa del ex Pedagógico y tener muy en claro que lo que atraviesa es la necesidad de organizarnos contra la educación de mercado a nivel nacional y para eso debemos buscar la unidad con otros sectores, liceos, universidades, sindicatos, movimientos sociales como el No + AFP o NiUnaMenos.

En otras palabras, debemos dar una batalla a la interna por democratizar el gobierno universitario, a través de comisiones triestamentales que nos permitan avanzar hacia un cogobierno universitario. Pero también debemos organizarnos por demostrar a nivel nacional que la crisis del Pedagógico es la crisis de la educación de mercado, y en ese sentido es que debemos organizar una gran columna para la marcha del 19 de abril con una exigencia clara, un plan de financiamiento integral para superar la crisis.






Temas relacionados

Crisis educativa   /   Política Chile   /   Ex-pedagógico   /   Reforma educativa en Chile   /   Educación gratuita   /   Crisis    /   Educación   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO