Política

BALOTAJE

“Como exdetenido no tengo duda de que hay que votar en blanco”

Referentes de derechos humanos opinan de cara al balotaje. Reproducimos las palabras de Tania Nuez, hija de desaparecidos; Carlos Zaidman, María Laura Bretal y Jorge “Turco” Sobrado, ex detenidos desaparecidos.

María Luz Santos Morón

Abogada CeProDH // Integrante de la querella de Justicia Ya!

Martes 17 de noviembre de 2015 | Edición del día

Tania Nuez, hija de desaparecido y trabajadora de Astillero Río Santiago, en diálogo con La Izquierda Diario dijo: “Este 22 de noviembre muchos irán a votar convencidos de que están “eligiendo” a quien nos represente conduciendo el futuro de la Argentina, los próximos 4 años. Ahora yo me pregunto, ¿eso es elegir? ¿Alguno de ellos nos representa? Nos han IMPUESTO una especie de trampa, donde gane quien gane, los trabajadores perdemos, ya que ninguno de los dos candidatos va a defender a los intereses de nuestra clase por sobre los intereses de los empresarios, amigotes suyos desde siempre.

En la fábrica cuando me dicen ’¿¡Cómo vas a votar en blanco!? ¡Vos no viviste los 90! ¿No sabés que casi nos privatizan?’ Simplemente les contesto, que como se resistió en aquel momento, si es necesario se volverá a resistir. O como se hizo en los años 70, enfrentando a la dictadura con más de 40 compañeros desaparecidos, como se hizo antes también, cuando en el ‘64 se atravesó una crisis que dejó al Astillero Río Santiago 10 meses con las gradas vacías.

Les digo que algunos, nunca abandonamos las calles, en estos 12 años de supuesta “década ganada”. Que lo que viene, gane quien gane es más de lo mismo.

Cuando me hablan de ’mal menor’, les pregunto si ellos se animarían a decirle a la mamá de Luciano Arruga que Scioli, quien llenó de policías nuestras calles asesinando un pibe pobre cada 28 hs, es el “mal menor”. O a la mamá de Darian Barzabal, quien fue asesinado de un tiro en la cabeza dentro un patrullero en los Hornos, al igual que Martín Yalet, hace muy poco en La Plata.

Bajo ninguna circunstancia podría votar al “mal menor”, cuando el supuesto mal menor representa la continuidad de una política de Estado que, desde el retorno del régimen democrático, cuenta en su haber con más de 200 desaparecidos, sin incluir los casos de trata, con más de 4000 casos de gatillo fácil y asesinatos dentro del servicio penitenciario. Nunca podría votar al mal menor cuando Julio López continúa desaparecido, sin siquiera haber un solo imputado por el hecho.

Algunos dicen, ’pero gracias a Néstor tenés los juicios’, ’si gana Macri, chau, se acaban’. Les respondo que los juicios no son patrimonio de un gobierno, sino que se consiguieron gracias a muchos años de lucha de los organismos de derechos humanos junto con los familiares y los sobrevivientes.

El voto en blanco es una de las herramientas que tenemos los trabajadores y trabajadoras de hacerles saber que no les será fácil aplicar sus políticas económicas de hambre y saqueo, ni sus políticas represivas que van desde la criminalización de la protesta hasta los asesinatos de luchadores populares como Maxi y Darío, Carlos Fuentealba y Mariano Ferreyra.

Porque no quiero ser cómplice de las muertes de chicos por desnutrición, o por los efectos del glifosato, o por las balas de la policía, ni de las muertes de cientos de mujeres por abortos clandestinos, o por femicidios. Porque No quiero ser cómplice de funcionarios corruptos ni de las mineras que envenenan pueblos enteros, ni de empresarios que despiden obreros.

Por todo esto y aún más, mi voto será en blanco”.

Jorge “Turco” Sobrado, ex detenido desaparecido, sobreviviente de la dictadura. Integrante del CeProDH.

“Como ex detenido desaparecido no tengo ninguna duda de que hay que votar en blanco. Tanto Scioli como Macri son gerentes de los mismos capitalistas que dieron el golpe en el 76. Berni, Casal, Granados, Montenegro son la cría de los genocidas. Por la memoria de los 30.000, de Julio López, Silvia Suppo, Luciano Arruga y tantos otros yo voto en blanco.”

María Laura Bretal, ex detenida desaparecida y sobreviviente del CCD La Cacha.

“Yo voto en Blanco... o mejor en ROJO y VIOLETA, los colores del socialismo y el feminismo, porque no le hago el juego a la derecha, porque no voto traidores, ni represores, ni vendepatrias, ni candidatos del opus o del Papa, ni a los hijos de la dictadura y del menemato, porque Scioli y Macri son dos caras de la misma moneda: la continuidad del capitalismo salvaje, de los mercados, del imperialismo y de los buitres, y para implementar el ajuste los 2 van a reprimir las luchas sociales.”

Carlos Zaidman, ex detenido desaparecido y sobreviviente.

“La situación que se plantea para la lucha por los derechos humanos frente a este fin de ciclo K, es compleja. Por un lado esta suerte de elección que, es a mí entender la disputa de dos de los sectores hegemónicos por ver quien hace mejor los “deberes” para garantizar la descarga de la crisis sobre el pueblo, solo difieren en las formas más o menos sutiles en que anuncian que lo van a hacer. Es, creo, un intento desde arriba por cerrar definitivamente la crisis de representación de los sectores hegemónicos que eclosionó en el 2001. Y digo definitivamente, porque a mi entender los 3 ciclos K fueron la respuesta de las clases dominantes al temor que les produjo el que se “vayan todos”, que no fue otra cosa que una de las mayores crisis de hegemonía de poder que tuvo la burguesía de nuestro país.

La lucha contra la impunidad, no estuvo ausente de esta situación y por tanto fueron objetivo del gobierno K desde el inicio. La presión sobre los organismos de derechos humanos, que fueron símbolo de la lucha por Verdad y Justicia, se mantuvo por todo el período, logrando la cooptación de muchos que llegaron incluso a callar frente al nombramiento de un genocida como jefe máximo del Ejército.

Ni la mentira del relato K, ni la cooptación de organismos históricos como tampoco la criminalización de la protesta, la represión, el asesinato de luchadores populares o el segundo secuestro y desaparición de Jorge Julio López, pudieron frenar la protesta social y económica, ni el avance de los sectores independientes contra la impunidad de ayer y de hoy.

Nos quieren mostrar una disputa entre Macri y los K que no existió en la represión del Indoamericano, que no existió en la inmensa mayoría de las leyes que aprobaron en conjunto en CABA, que no existe a la hora de ofrecer la “paz social” mediante las promesas de mano dura con la protesta y al mantenimiento de las leyes represivas.
No existe esa diferencia en el sistema de espías que maneja Macri (no olvidemos que está procesado por ese tema) que en el escándalo del Proyecto X o el gendarme ’carancho.

En lo que respecta a los derechos humanos unos y otros vienen con la idea de la “reconciliación”, desde el sector machista hace pocos días, en la Ciudad de La Plata, esto fue expresado claramente, desde el sector ligado a Scioli y a los K hace tiempo que vienen hablado de un corte a los juicios.

El futuro inmediato en el terreno de los derechos humanos se plantea como de lucha contra el intento de impunidad tanto a los genocidas de la dictadura como a los violadores de los de hoy. La lucha contra el gatillo fácil y la criminalización de la pobreza, la de los pueblos originarios por el derecho a sus tierras y al respeto a sus formas de vida, la lucha contra la megaminería contaminante y a los agrotóxicos, contra la violencia de género, por el derecho al aborto, etc. deberán ir de la mano de la lucha por Juicio y Castigo a los genocidas.

Las dos trincheras que se plantean en este marco, no son las de Macri o Scioli, ya que son dos aspectos de uno solo de los lados. Lo que está en disputa hoy y seguramente se profundizará luego del 10 de diciembre, gane quien gane el balotaje, es quien paga lo crisis, si los de arriba o los de abajo, es por esto que a mi criterio, en esta elección no hay opción de voto que represente a los sectores populares que no sea el castigo a ambos mediante el voto en blanco.”







Temas relacionados

#VotoEnBlanco   /    Voto blanco   /    Balotaje   /    Detenidos desaparecidos   /    Mauricio Macri   /    Daniel Scioli   /    Opinión   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO