Política

CRISTINA KIRCHNER EN ENSENADA

¿Cómo enfrentamos al gobierno de Macri?

El pasado Jueves Cristina Fernández de Kirchner visitó la ciudad de Ensenada y le habló a la militancia acompañada por el intendente Mario Secco.

Horacio Lassalle

Vicepresidente CICOP Ensenada

Jueves 25 de agosto de 2016 | Edición del día

Mientras Macri aplica el ajuste con inflación, tarifazos y despidos, Cristina hace un tibio llamado a la “unidad nacional”. Un debate para pensar cómo enfrentar al gobierno de los CEO’s.

Comenzó visitando una cooperativa de trabajo y una recorrida por el barrio Mosconi, uno de los más castigados y pobres de la zona, donde reina la contaminación de YPF y los trabajos precarios. Para cerrar la jornada, Cristina le habló a la militancia en el Teatro Municipal. Con poca mística y mucho aparato, la ex presidenta dio su visión sobre la política nacional, se encargó de reivindicar la “transformación formidable” de los últimos doce años y dejó una vaga idea sobre qué hacer frente al gobierno de Macri.

Qué dijo Cristina

Cristina llega a Ensenada como parte de sus apariciones públicas luego de la derrota del PJ en las últimas elecciones. Intenta ubicarse como la reorganizadora de un partido en crisis y quiere sumar el apoyo de caciques de la provincia de Buenos Aires. A su vez Mario Secco quiere hacer los deberes con la jefa, buscando mayores tajadas en el reparto del poder, incluso hay quienes sugieren que aspira a la gobernación bonaerense. Por eso, no faltaron flores y felicitaciones por doquier.

Durante casi una hora, Cristina Fernández se dedicó a hacer una reivindicación de la última década. El relato describe un mundo perfecto y prefiere callar importantes cuestiones. En una región duramente golpeada en los ´90, reivindicó la “recuperación” de YPF y calló no sólo el trabajo precario, la tercerización laboral y la contaminación sino la complicidad de los Kirchner con las privatizaciones durante el menemismo. Desde la izquierda planteamos la expropiación completa y sin pago de la petrolera bajo administración de sus trabajadores.

Silencios

La semana pasada la región se vio conmovida por el anuncio de otorgamiento del beneficio de la prisión domiciliaria al genocida Etchecolatz. Organismos de derechos humanos, sindicatos, partidos políticos y centros de estudiantes estamos nos movilizamos este 24 de Agosto para repudiar esta provocación justo cuando están por cumplirse 10 años de la desaparición de Jorge Julio López, testigo en la causa que condenó a Etchecoltaz por genocidio. De esto Cristina no habló. Será porque Anibal Fernandez dijo que López estaba en la casa de su tía cuando miles nos movilizábamos exigiendo su aparición con vida? Un silencio que aturde por parte de un gobierno que mantuvo más de 9 mil agentes de la bonaerense que revistieron en la fuerza durante la dictadura y que puso en pie el “Proyecto x” para investigar y perseguir a los luchadores populares y la izquierda.

El intendente Secco por su parte destacó que Ensenada se transformó en el segundo polo industrial que más aporta al PBI nacional y se encuentra entre las 10 ciudades que más han crecido en los últimos años. Lo que calla es que el trabajo de la región es altamente precarizado. Un paraíso para grandes industrias que tercerizan, explotan y contaminan. El propio municipio es el gran precarizador de mano de obra con las cooperativas de trabajo. Las unidades sanitarias se sostienen con profesionales becados hace más de 10 años del plan federal de salud y que son perseguidos con despidos como ocurrió cuando un grupo de trabajadores quiso organizarse en la Cicop. Los docentes del combativo Suteba vienen reclamando el fondo educativo, $10 millones que ingresan al municipio todos los años, pero a las escuelas que se caen a pedazos no llegan.

Enfrentar el ajuste en las calles

Mientras dan discursos reivindicando la “dekada ganada” y tratan de evitar causas por corrupción, los trabajadores son los que sufren las consecuencias del ajuste que está llevando adelante el gobierno de Macri con paritarias a la baja, inflación, tarifazos y despidos. Ni Cristina ni Secco en Ensenada se proponen llevar adelante si quiera alguna elemental medida de resistencia al ajuste y se preparan para reordenar el partido pensando en las elecciones del 2019, sin sacar los pies del plato ni buscar movilizar a los trabajadores. Las centrales sindicales mantienen una tregua escandalosa. La clave para enfrentar al gobierno de Macri y sus medidas de ajustes está en la lucha que venimos llevando adelante los trabajadores en los hospitales en defensa de la salud pública, los docentes de Suteba que exigen la reapertura de las paritarias y pelean porque las escuelas se caen a pedazos y los comedores escolares no dan abasto; en los trabajadores del Astillero que exigen reactivación productiva y medidas de seguridad para que no haya ni un muerto más por accidentes laborales evitables y los trabajadores que como en el puerto TECPlata y Copetro enfrentan los despidos. Cristina habló de buscar la unidad contra el gobierno de una minoría concentrada. Le recordamos que como ella mismo dijo, durante su gobierno los empresarios se la llevaron en pala mientras precarizaban a miles que cobraban por debajo de la canasta básica. Tenemos que buscar la más amplia unidad pero de los trabajadores y el pueblo, organizándonos de manera independiente de los partidos patronales y de los políticos que gobiernan para los empresarios.







Temas relacionados

Cicop   /    Ensenada   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    Provincia de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO