Juventud

UNICABA

¿Cómo derrotar la UniCABA?

La pelea contra el cierre de los profesorados es crucial para la defensa de la formación docente y la educación pública. Algunos aspectos de análisis y perspectivas del conflicto.

Martes 24 de abril | Edición del día

El conflicto contra la UniCABA está al rojo vivo. El proyecto de ley que quiere imponer Larreta a espaldas de la comunidad educativa implica el cierre de los 29 terciarios. Esto tiene como consecuencia el incierto futuro de más de 20 mil estudiantes, del 70% de la docencia de terciarios que son suplentes o interinos, títulos jurisdiccionales que sólo servirían para trabajar en CABA y una brutal intervención político-pedagógica del macrismo en la formación docente.

Más de 5 mil estudiantes y profesores se movilizaron el 12 de abril, en una marcha histórica para los terciarios con las consignas centrales por el retiro del proyecto de ley de la UniCABA y rechazando el cierre de los 29 profesorados. Los institutos están realizando asambleas todas las semanas y múltiples acciones: festivales, semaforazos, cortes zonales, charla-debates con legisladores, jornadas institucionales, entre otras.

En este marco tenemos que profundizar aún más la movilización y las acciones. El debate es cómo seguir y con qué métodos.

El retiro del proyecto se gana en las calles

El presupuesto educativo baja cada año como contracara de mayores subsidios a la educación privada. La infraestructura es desastrosa: escuelas sin calefacción, ajustes en los comedores escolares, falta de 12 mil vacantes, cursos sin docentes por meses, salarios de miseria, cursos de formación docente carísimos y doble o triple jornada laboral para poder llegar a fin de mes entre muchísimas otras condiciones paupérrimas.

El ataque a la formación docente con la UniCABA es, sin dudas, el mayor que realizó el macrismo en sus 11 años de gestión de la Ciudad. Implica un cambio de raíz en los terciarios para formar “facilitadores” para la “secundaria del futuro” que recorta contenidos y convierte el quinto año del nivel medio en pasantías que proveen de mano de obra barata a las empresas.

Te puede interesar: ¿Por qué dicen que el Banco Mundial está detrás del cierre de profesorados?

Somos miles los que estamos dispuestos a salir a las calles y confluir en una gran marcha educativa, pero para ello necesitamos que los sindicatos, en particular UTE por ser el mayoritario, llame a un paro educativo. Si los 60 mil docentes de la Capital Federal paran junto con los estudiantes, no sólo exigiendo el retiro del proyecto de ley UniCABA, sino también por el conjunto de las problemáticas educativas, es una fuerza enorme que le puede dar un gran golpe al gobierno.

Las agrupaciones kirchneristas (La Marti-Caravana; Cienfuegos y Nuevo Encuentro) que organizan las acciones en común con el Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal (CESGE), la organización que nuclea a los rectores terciarios, tienen como centro de sus acciones a la Legislatura, yendo al terreno en el que el macrismo se siente más fuerte y cómodo.

Son medidas poco efectivas para romper el cerco mediático y generarle un gran costo político al gobierno, por lo que solo servirían para negociar parlamentariamente modificaciones al proyecto de ley de la UniCABA. Además, la falta de coordinación con otros sectores, como estudiantes secundarios, universitarios y los docentes de todos los niveles impiden generar la fuerza necesaria para imponer el retiro del proyecto. Su estrategia es darle una salida parlamentaria al conflicto, depositando confianza en la legislatura.

Con la 9 de abril venimos organizando en una gran cantidad de profesorados los mandatos por cursos e impulsando las asambleas, movilizaciones y todo tipo de iniciativas que surjan desde abajo. Hace semanas venimos insistiendo en todas estas instancias sobre la necesidad de empezar a realizar medidas más contundentes que rompan el cerco mediático y ponga en el centro este conflicto. Logramos que la Coordinadora de Estudiantes Terciarios (CET) convoque al corte en el Obelisco este martes 24 a las 17 a partir de la votación de 12 profesorados en asamblea.

Pero ¿Por qué la insistencia con esta acción?

A diferencia de la estrategia del kirchnerismo, que dirige la CET, creemos que medidas propias de las y los trabajadores, como un corte o paro, favorecen la confluencia con el conjunto de la comunidad educativa y sobretodo con otros sectores en lucha. Permiten poner en la agenda nacional el problema de la educación pública, partiendo de ser los estudiantes y docentes sujetos políticos de esta acción tomada en espacios de base.

El kirchnerismo quiere que seamos la “hinchada”, un simple grupo de presión donde los protagonistas son los legisladores dentro del recinto. Los jóvenes, trabajadores y estudiantes que salieron a las calles el 18D contra la reforma previsional, hicieron retroceder al macrismo en sus planes y cajonear en primer lugar su proyecto estrella: la reforma laboral. La acción del corte del martes sintetiza todas estas perspectivas.

Las bancas del PTS en el Frente de Izquierda de Patricio del Corro y Myriam Bregman siempre están a disposición de potenciar y hacer oír la lucha por la educación pública. Han presentado amparos por la falta de vacantes, proyectos de construcción de escuelas, de infraestructura escolar, de licencia por violencia de género, para que haya jornadas ESI en secundarias y terciarios, enfocadas en el debate por la legalización del aborto, presentaron en el recinto el pedido de retiro del proyecto de ley de la UniCABA y vienen acompañando las acciones que se deciden en los profesorados. También están convencidos de que los derechos se defienden y conquistan en las calles.

¡Paro educativo ya!

Este martes tenemos una jornada importante. Hay que organizarla desde nuestras cursadas e institutos con el corte en el Obelisco y luego hacer una asamblea interterciaria-interclaustro para decidir la continuidad de un plan de lucha que pueda voltear el proyecto de Cambiemos.

Sobre la base de la movilización del 12 tenemos que realizar otra que demuestre aún más fuerza, sumando otros sectores como universitarios, secundarios, la docencia con sus sindicatos, las y los trabajadores en lucha del Hospital Posadas, el Inti, los mineros de Río Turbio; para la primera semana de mayo. Para duplicar la masividad y contundencia, exigimos un paro educativo en todos los niveles a UTE, que sea debatido y preparado en todas las escuelas de la CABA.

Con la fuerza de las y los trabajadores y estudiantes juntos en las calles por la educación pública podemos derrotar al gobierno de Macri y sus aliados provinciales que le garantizan (e incluso llevan adelante como en Santa Cruz) la política de ajuste sistemático y represión.

La unidad de trabajadores y estudiantes es clave, mostrando nuestra bronca y la necesidad de construir un polo independiente al kirchnerismo que sólo apuesta al 2019. Para derrotar los planes del gobierno en la formación docente y fortalecer en el camino nuestra organización construimos fuertes agrupaciones como la 9 de abril.

Tenemos la perspectiva de un sistema educativo nacional estatal, único y laico, expulsando a la iglesia de la educación e implementando la ley de Educación Sexual Integral (ESI). Luchamos porque los docentes dejemos de estar más de nueve horas frente a los cursos y después de esas larguísimas jornadas tener que corregir y planificar en nuestras casas de trabajo no remunerado. Los docentes tenemos que trabajar seis horas: cuatro horas frente al curso y dos horas para corregir y planificar, con un salario igual a la canasta familiar. Peleamos por becas desde el inicio de la carrera, con prácticas pagas que equivalgan a la mitad de la canasta básica familiar y así cubrir todos los cursos sin docentes a cargo.

Desde la 9 de abril luchamos por otra escuela, hacia la conquista de otra sociedad.








Temas relacionados

UniCABA   /    Educación pública   /    Terciarios   /    Patricio del Corro   /    Myriam Bregman   /    Legislatura   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Docentes   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO