Juventud

EDITORIAL

Cómo afecta a los jóvenes la contrarreforma que acordaron gobierno-CGT y el PJ

Si se impone la reforma perdemos los trabajadores y ganan los empresarios. NO es verdad que si a las empresas les va mejor a los trabajadores también, la reforma es ganancias para los empresarios y mayor explotación para nosotros. Los jóvenes queremos derrotar este plan que nos afecta particularmente.

Martín Brat

Delegado Falcon | Lista Bordó

Viernes 24 de noviembre | Edición del día

El proyecto que negociaron los traidores de la CGT Schmid, Acuña y Daer (que cobran cifras mensuales de entre 200 hasta más de 300mil pesos y no tienen nada que ver con la vida de los trabajadores) sin siquiera consultarle a un solo trabajador, junto a empresarios, el gobierno y la oposición trucha, es un ataque directo a los sectores más vulnerables de la clase obrera; los jóvenes que recién se incorporan a la vida laboral y los jubilados cuando menos fuerzas tienen para pelear.

Existen tres puntos claves del proyecto macrista que los jóvenes que impulsamos el MAC queremos debatir en cada fábrica, empresa de servicios y universidad, para pensar entre todos cómo derrotar esta nueva entrega a los empresarios:

Despidos más baratos. Con el nuevo cálculo para las indemnizaciones (queda afuera el aguinaldo y otros complementarios del sueldo) echarte es más barato para la empresa. Estamos acostumbrados a rotar de trabajo en trabajo porque para los empresarios es sencillo contratar trabajo precario y en poco tiempo descartarlo. Esto sucede diariamente sin la reforma, imaginemos con el incentivo de pagar muchísimo menos por despidos injustificados. Quieren imponer la rotación como regla (los menores de 25 años en promedio cambian de trabajo cada año). Estas condiciones llevan al aumento de la desocupación que en la juventud llega al 15,4% en el caso de los varones y 19,8 % en el caso de las mujeres. La OIT (organización internacional del trabajo) estimó que en el 2017 en América Latina y el Caribe 9,3 millones de jóvenes están desocupados.

Tercerización a medida. Prevén la eliminación de la figura de responsabilidad solidaria para algunas actividades. Esto significa incentivar la tercerización y por consiguiente el trabajo precario que es una plaga entre nosotros. Las empresas contratantes dejaran de hacerse cargo por el futuro y las condiciones de los trabajadores que tercerizan. Un monumento a la precarización laboral en el medio de la ley de contrato de trabajo. Pero no termina ahí, el famoso “blanqueo” les permite a empresarios el perdón sobre las multas a pagar por tener trabajadores en negro y reconocerles solo 5 años de aportes, un ataque directo a los trabajadores y a la juventud que como primer salida laboral agarra lo que puede, engrosando la cantidad de trabajadores en negro que representa el 33,7 % de los asalariados de todo el país.

Pasantías con asignación estimulo. Les llaman “Sistema de Prácticas Formativas”, es una manera de disfrazar la precarización al máximo del primer trabajo que consigas. En este caso el sueldo “puede estar dentro de convenio “, o va a ser establecido por el “salario mínimo vital y móvil” de solo $9500 y cuando finaliza la pasantía te pueden despedir con un simple “no das con el perfil de la empresa” teniendo un año para hacer esto y sin pagar indemnización. Las pasantías no son algo nuevo del macrismo ya están regidas por la Ley 26.427, sancionada del 2008 durante el kirchnerismo. Con la reforma Aumenta la carga horaria semanal: pasa de 20 a 30 horas semanales (una suba del 50 % respecto a la actualidad). El ministro de Trabajo, Jorge Triaca sostuvo que espera alcanzar unas 300 mil pasantías! significan 300 mil jóvenes entrando al mercado laboral en pésimas condiciones y sin derechos básicos.

Precarizar la vida

Junto con este proyecto, y en medio de los tarifazos y otras medidas contra el pueblo trabajador, ingresa la “reforma fiscal, previsional” como seguro también escuchaste que vienen por nuestra educación con la reforma educativa, queriendo eliminar el 5to año para que laburemos gratis para las empresas desde que estamos en el colegio. El gobierno nacional y los gobernadores, incluyendo los peronistas como Alicia Kirchner, acordaron que se les saque a los fondos de los jubilados 70.000 millones de pesos por año. En el paquete negociado se incluye también la reforma tributaria, que entre otras cosas disminuye las cargas patronales y beneficia a los empresarios con menos impuestos. De esta forma se considera que el aumento de jubilaciones que en marzo debería ser del 12%, con el cambio de formula solo llegaría al 5%. Pero además el Gobierno propone extender la edad jubilatoria a los 70 años, aunque “de manera voluntaria”. Para ellos significarán una rebaja sustancial de sus ingresos, cuando más lo necesitan.

En el caso de las mujeres son las que sufren mayores niveles de desempleo y precarización laboral, ganan en promedio un 27 % menos que sus pares, brecha que se amplía para quienes están precarizadas alcanzando un 40 %. Si además consideramos que el 60 % de los desocupados son jóvenes menores de 30 años y que entre ellos la mayoría son mujeres*, queda claro quiénes son los más atacados por esta reforma antiobrera.

Podemos derrotar el plan del gobierno

El sector sindical que dice oponerse a la Reforma dirige sindicatos que podrían paralizar el país. Si se garantiza la mayor participación posible de los trabajadores estamos seguros que las marchas contra la reforma serían masivas y los paros imponentes. Pero se necesita un Plan de lucha en serio organizado por esos sindicatos y centrales junto con el Sindicalismo Combativo. No alcanza con una marcha: hace falta un plan de lucha serio, con asambleas y paros con cortes y movilizaciones. Para que nadie decida a espaldas nuestras y garantizar que toda la clase trabajadora (efectivos, contratados, no registrados) puedan participar
Los sectores combativos, marcharemos con una columna propia para rechazar la Reforma y exigir a las centrales y sindicatos que se oponen a ella que tomen este camino. Lo hicimos la semana pasada en la 9 de julio, y lo haremos en forma independiente ante el llamado de las conducciones. Queremos llegar con la mayor fuerza posible a esos combates centrales para nuestra clase, para eso dedicamos parte de nuestro tiempo en construir un polo político que tenga base en las fábricas, en los servicios estratégicos y en los lugares de estudio, para enfrentar consecuentemente a los que quieren atacar nuestros derechos y sus cómplices.

La Ceocracia tiene un plan desde que fundó Cambiemos: Se trata de bajar los costos laborales. Se justifican con que hay que adaptarse a la modernidad. En realidad quieren atrasar cien años nuestras vidas. Nosotros planteamos abiertamente que el avance de la técnica y la tecnología tienen que servir para mejorar las condiciones de trabajo de todos nosotros y no para que los empresarios nos exploten y revienten más aumentando sus ganancias millonarias. La reducción de la jornada laboral a 6 horas, 5 días a la semana con un salario mínimo igual a la canasta familiar, para tener más tiempo para descansar y ESTUDIAR. Y para muchos de nosotros no dejar la vida en las fábricas, o quedar rotos. La fórmula es sencilla: Sus ganancias o nuestras vidas

La juventud se organiza

¿Hay otras experiencias de donde tomar sus ideas? nos han preguntado. Y les queremos contar que sí las hay, y más de las que se imaginan.
“Somos la juventud que no solo quiere voltear la reforma laboral, también queremos terminar con la esclavitud asalariada, porque las condiciones actuales nos llevan a ser no mas que “esclavos modernos” nos dice Tomás Nieto trabajador de VW despedido en el 2014 por ser uno de los organizadores de la oposición a la lista verde en el gremio SMATA, reingresando en el año 2015 y teniendo que soportar la persecución de la burocracia, hoy junto a otros compañeros batalla para construir la corriente de los clasistas en el corazón de las automotrices.
Queremos que La Izquierda Diario sea nuestro canal de información, donde intercambiemos alrededor de esas experiencias, como las trabajadoras que organizaron comisiones de mujeres y dieron clases magistrales de cómo luchar por ellas y sus familias. Como la Comisión de Mujeres Aeronáuticas de la cual Ayelen Córdoba es una de sus jóvenes dirigentes, que le pararon la mano a los jefes acosadores, las trabajadoras del subte que lucharon por las seis horas para todos sus compañeros y conquistaron el pase a planta permamente de los tercerizados. Los trabajadores gráficos y de las alimenticias, muchos de ellos candidatos en las listas del Frente de izquierda junto a Nicolás Del Caño y Miryam Bregman, son algunos de los cientos de jóvenes trabajadores que conformamos la juventud del PTS que nos organizamos y estamos en la primer línea como hicimos en Pepsico, en Lear o en Donelley y que impulsamos agrupaciones en 60 gremios y en más de 30 universidades en todo el país.

Millones de jóvenes trabajadores pelean, o lo han hecho, en sus lugares de trabajo para tener mejores condiciones de trabajo, muchos incluso han traspasado las fronteras de su empresa para luchar junto a otros trabajadores, los miles que participaron de las marchas exigiendo justicia por Santiago Maldonado, o se movilizaron por los derechos de las mujeres dentro y fuera del trabajo. La juventud del PTS y los que nos organizamos en el Movimiento de agrupaciones clasistas, somos parte de esas peleas, a la vez que queremos mostrar que los empresarios, el gobierno que los representa y sus amigos como la cheta de nordelta, tienen un plan de conjunto para seguir ganando más a costa de nuestras vidas. Del otro lado de la vereda, tenemos que organizarnos para defendernos de los ataques que forman parte de su plan, sin perder nunca de vista nuestros objetivos, para que esa organización nos sirva también para imponer NUESTRO objetivo: que gobiernen los trabajadores que somos los que movemos el mundo.








Temas relacionados

Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO