Política

ANUNCIOS OFICIALES

Como Onganía, Macri rebajó el Ministerio de Trabajo a una secretaría (más) patronal

Triaca ya no será ministro, aunque su papel como empleado de las grandes empresas está confirmado. Sica, nuevo policía de las relaciones laborales. Los trabajadores en estado de alerta.

Lucho Aguilar

@lukoaguilar

Lunes 3 de septiembre de 2018 | 17:53

Entre los anuncios oficiales estuvo la fusión de ministerios. Trabajo pasará a ser una secretaría del Ministerio de Producción, junto a la de Agroindustria que dirige la Sociedad Rural. Todavía no están claros los alcances de la medida, ya que no se anunciaron cambios en la Ley de Ministerios. Pero vale hacer una primera lectura.

Desde Roca, a Perón y Onganía

En su largo parto, el Ministerio de Trabajo fue marcando el intento de los distintos gobiernos capitalistas de regular la relación con la clase trabajadora. Aunque el general Roca inició las gestiones, fue Figueroa Alcorta quien creó el Departamento Nacional de Trabajo en 1907. Necesitaba un organismo para lidiar, junto con la policía, con los primeros sindicatos y huelgas nutridas de tradiciones inmigrantes.

Muchos años más tarde, en 1943, se creaba la Secretaría de Trabajo y Previsión, ante un movimiento obrero que empezaba a cambiar. Juan Domingo Perón era su primer titular.

Pero el general venía a transformar profundamente las relaciones entre el movimiento obrero y el Estado. Las concesiones materiales y legales vendrían acompañadas de una mayor estatización de los sindicatos y una mayor regimentación de los trabajadores y sus organizaciones. En 1949 creaba el Ministerio de Trabajo y Previsión, que ocuparía un dirigente peronista de la CGT, como se repetiría otras veces en la historia.

Aunque Frondizi haría algunos cambios, recién la dictadura de Onganía patearía el tablero. Era un gobierno de las grandes empresas y entre las medidas “institucionales” crearía el Ministerio de Economía y Trabajo. La cartera laboral pasaba a convertirse en una secretaría. Primero estaría a cargo de Jorge Salimei, el dueño de Sasetru, la mayor alimenticia del país. Al poco tiempo Adalbert Krieger Vasena, un representante de las grandes multinacionales, coparía el Ministerio de Economía y pondría como secretario de Trabajo a Rubens San Sebastián. Entre otras medidas decidieron la suspensión de los convenios colectivos de trabajo y los salarios por dos años. Serían los años previos al ascenso obrero que estallaría con el Cordobazo.

En 1971 Trabajo volvería a ser un Ministerio. Hasta las fusiones ministeriales de Macri de este lunes de 3 de septiembre.

Ahora el Ministerio de Producción y Trabajo estará encabezado por Dante Sica. Se trata de un hombre de las grandes multinacionales automotrices, que fue director de PSA Peugeot Citroën Argentina y asesor de las principales empresas brasileñas. Un fanático de la devaluación. Entre los principios con los que asumió están "bajar el costo salarial" y "reducir el costo de las indemnizaciones". Jorge Triaca quedará relegado al rango de secretario de Estado.

La medida generó la reacción, por un lado, de las cúpulas sindicales. La CGT emitió esta tarde un comunicado donde asegura que “cuando el gobierno menoscaba la función vital que desarrollan los Ministerios de Trabajo y Salud en la vida de los trabajadores, avala el recorte de los derechos básicos y fundamentales de todos los trabajadores”, para finalizar planteando que “no toleraremos más despidos en la administración pública ni en el sector privado”. El triunvirato se queja pero sigue sin adelantar el paro fechado para la primavera. Hasta ahora la relación de la CGT con Triaca había sido un romance con algunos lógicos desencuentros. “Jorgito”, como lo llaman, es el hijo legítimo del sindicalismo peronista y los egresados del Newman College que nos gobiernan.

Pero también generó la respuesta de las trabajadoras y trabajadores de la cartera laboral, como miles de estatales que rechazan que las “fusiones” signifiquen nuevos ataques a sus puestos y condiciones de trabajo. Por eso se sumaron a la masiva marcha que salió desde el Ministerio de Justicia, pasó por Modernización hasta finalizar en Agroindustria y mañana realizarán una asamblea general. En la delegación La Matanza del Ministerio, sus trabajadores se declararon "en estado de asamblea permanente y movilización en repudio a los anuncios oficiales de modificaciones en la estructura de la Administración Pública que implican la degradación a Secretaría de numerosos Ministerios, incluido el nuestro, con el consecuente ajuste presupuestario, entendiéndolo como un ataque directo a nuestros puestos de trabajo y condiciones de vida".

Te puede interesar: Miles de estatales marchan para repudiar despidos y anuncios de Macri

Los alcances de la medida, como decíamos, no están precisos aún. Según comenta a La Izquierda Diario Matías Cremonte, presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, “no está claro como va a quedar no está claro si le van a relegar algunas funciones, cuál es el rol que va a tener. Lo cierto es que implica una degradación. En 1907 se crea el Departamento de Trabajo, en el 43 la Secretaría, en el 49 el Ministerio. Se va jerarquizando en función del rol que debería tener, la “protección de los trabajadores”. El hecho de que pase a depender del Ministerio de Producción no solo parece una degradación, sino que parece responder más con las necesidades de las empresas y la producción. Pero veremos en los próximos días qué consecuencias tiene”.

Quizás es nada más que un sinceramiento. Como ministro, Triaca demostró estar totalmente consustanciado con los dueños de los medios de “Producción”, más que con los hombres y mujeres que venden su fuerza de “Trabajo”. Pasando por PepsiCo, AGR-Clarín, Metrovías o Camioneros, siempre ha dejado claro de qué lado está.

El sindicalismo clasista no comparte la visión que tienen las cúpulas sindicales del Ministerio de Trabajo. Para la CGT es su aliado natural para regimentar a la clase trabajadora y defender sus privilegios. Para el clasismo no existe la “neutralidad” del Estado en la lucha de clases, aunque siempre estará en primera fila si se trata de defender las conquistas y leyes arrancadas a lo largo de su historia.

Pero con la misma claridad advierte este intento del gobierno de los ricos de preparar nuevos ataques al movimiento obrero, sus derechos, condiciones y puestos de trabajo. Empezando por los estatales hoy amenazados por estas medidas.







Temas relacionados

Dante Sica   /    Jorge Triaca   /    Ministerio de Trabajo   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO