Mundo Obrero Chile

PROFESORES

Comienzo de año docente. El agobio continúa con despidos

Llega el fin de año y muchos docentes viven en la inestabilidad y la incertidumbre de saber si continuarán con trabajo el próximo año. A los anuncios de la municipalidad de Santiago se suman también Valparaíso y Antofagasta, mientras las reuniones de los nuevos dirigentes del magisterio no parecen llegar a buen puerto.

Viernes 30 de diciembre de 2016

Por Raúl Núñez Browton, ex candidato al directorio nacional por la lista D, Recuperemos el Colegio de Profesores desde y para las bases.

Nuevamente los profesores de Chile llegamos a fin de año dando el abrazo de la inestabilidad laboral, las persecuciones y el agobio que llegó para quedarse.

En Santiago se daban las primeras señales de cómo venía el tema de los despidos en una nota de Radio Cooperativa del 18 de diciembre. “Colegio de Profesores denunció masivos despidos en establecimientos de Santiago. Gremio acusa golpe mortal a la tranquilidad de las comunidades escolares”. Ante esto el nuevo presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, se limitó a denunciar tibiamente el hecho.

En Valparaíso el miércoles 21 de diciembre del 2016, el dirigente Michael Umaña del SUTE denunció prácticas anti-sindicales y despidos injustificados, expresando que de no contar con una solución de la Corporación Municipal de la ciudad puerto formalizarán la denuncia en el Tribunal Laboral, mientras en Antofagasta, los docentes de Liceo B13 sufrirán descuentos tras paralización.

Aproximadamente 8 días serán los que se les descontarán a los docentes del Liceo Domingo Herrera Rivera B-13. Profesores acusan responsabilidad de la directora del establecimiento y de la CMDS (corporación Municipal de Desarrollo Social) en estos descuentos.

En el resto del país la situación indica que los despidos y represalias también se están haciendo presentes. Lo que indigna es que todo se quiere justificar con argumentos como: Evaluación Docente, baja de matrícula (que por lo general se completa en marzo), cantidad de profesores, en Santiago con el déficit de presupuesto, entre otras cosas. También queda de manifiesto que la titularidad no es gran cosa, puesto que igual puedes quedar a disposición del patrón por A, B o C motivos, sufriendo por no saber qué pasará contigo, hasta después de vacaciones.

Los a Contrata, con más de dos años se supone que tampoco podrían ser despedidos según lo planteado por Ligia Gallegos, una de las dirigentes Nacionales del Colegio de Profesores. “Colegas, el 28 de noviembre, la Contraloría General de la República, mediante dictamen Nº 85700 consagró el derecho de continuidad laboral para aquellos colegas a contrata con dos o más renovaciones consecutivas. Lo anterior quiere decir que se acabó la mala y arbitraria práctica de los sostenedores de poner término a éstos contratos sin aviso previo y sin señalar fundamentos o bien por mero capricho del sostenedor. Por el contrario se les exige dictar un acto administrativo fundado tanto en los hechos como en el derecho y dictado a más tardar los 30 de noviembre de cada año, notificado por carta certificada o personal al docente”.

El punto es que igual te dan la noticia de la “cesantía”, y el docente debe hacer el largo peregrinaje hacia el DAEM, y luego esperar y esperar con la incertidumbre de lo que pasará en marzo. Hay que recordar que los que trabajan en corporaciones, ni siquiera tienen derecho vivir esa trágica espera.

Para agravar la situación tampoco pueden esperar, ni ese sufrimiento los que llevan menos tiempo trabajando para las Corporaciones o DAEM. Al final todos viviremos nuevamente este fin de año y el comienzo del nuevo, unas “vacaciones” miserables esperando con la guata apretada, hasta marzo.

Como dice la colega María Isabel, de la agrupación docente Nuestra Clase: “Toda esta terrible situación contractual se termina si los profesores son contratados por un único empleador: el Estado. Éste debe garantizar no sólo la estabilidad laboral con la titularidad sino que también la empleabilidad de todos los profesores. Esto perfectamente se podría realizar si se estableciera el porcentaje de trabajo de horas en aula y trabajo preparativo en 50/50 (horas lectivas y no lectivas), lo que permitiría acabar con el agobio laboral y los trabajo para la casa. La estabilidad puede garantizar el máximo desarrollo de procesos educativos bajo el frecuente perfeccionamiento y valoración de nuestra labor”

Tampoco tendríamos esta problemática, si sacáramos la mitad de los apitutados que “trabajan” en las Corporaciones Municipales, DAEM o las distintas Municipalidades.

Muchos jefes seguirán justificando estos despidos, como lo hizo el rector del Instituto Nacional, Fernando Soto, quien afirmó que "las finanzas tienen que estar sanas para que la Dirección de Educación Municipal funcione correctamente. Yo espero que eso no implique en tomar decisiones que afecten los proyectos educativos de los distintos colegios".

Otros, que deberían tener un plan de lucha para la defensa nuestra, como son nuestros dirigentes Nacionales, Regionales, o Comunales del Colegio de Profesores, sabiendo que todos los años miles de docentes viven este calvario, solo se dedican a hacer declaraciones, que digamos la verdad, son un saludo a la bandera, depositando confianza en aquellos que perpetúan la inestabilidad.

Más parece una acción mediática la realizada por los nuevos dirigentes Aguilar, Vasquez. “No nos parece aceptable que se esté anunciando, así al voleo, despidos de 350 docentes generando una inquietud enorme en la peor de las fechas, como es el fin de año”.

¿Hasta cuándo, seguimos con lo mismo que hacía Gajardo y la Nueva Mayoría, o sea cartitas al Ministerio, declaraciones que en nada ayudan, o visitas a los parlamentarios?, porque si este es el camino elegido, el fin del próximo año, los docentes podemos esperar el mismo derrotero, despidos, persecuciones, inestabilidad y más agobio, mientras los dirigentes siguen reuniéndose dando muestras de "buena voluntad" cuando lo que se necesita es ponerse firmes y acabar con esta situación que se ha prolongado por demasiados años.

Para terminar, expresar toda mi solidaridad a los profesores que han sido notificados de sus despidos, puestos a disposición, a los colegas de Santiago, Valparaíso, a los profesores de Antofagasta que han sido castigados con descuentos, una y otra vez por desafiar a la patronal, y por supuesto un gran abrazo para los colegas de Puerto Montt, que ya comenzamos a vivir el camino de la cesantía.






Temas relacionados

#NoMasAgobioPorLuchar   /   Mundo Obrero Chile   /   Colegio de Profesores de Chile   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO