Mundo Obrero

FELFORT

Comienzo a volver

Carina A. Brzozowski

Agrupación Bordó Leo Norniella en Alimentación

Miércoles 11 de noviembre de 2015 | Edición del día

Fotografía: Enfoque Rojo

Hoy a la mañana me puse mi remera de la Agrupación Bordó y fui al corte de los trabajadores despedidos de la gráfica Ramón Chozas, que están peleando para que la empresa cumpla con el fallo a favor por su reinstalación. Allí también estaban acompañando el corte los trabajadores de La Litoraleña, que también están en conflicto, poniendo a funcionar la fábrica sin patrón, tras haberla tomado ante el intento de la patronal de dejar a sus familias en la calle. Entre mate y mate me encontré a gusto, en el lugar donde debía estar, sobre todo porque en dos días más, el jueves 12 de noviembre, a un año y casi tres meses de mi despido en Felfort, un nuevo fallo judicial ordenó que debo ser reinstalada, haciendo cumplir así el fallo inicial de la medida cautelar dictada por la cámara. Esta vez será con un oficial de justicia que debe constatar que se lleve a cabo mi regreso.

Fue un año muy fuerte, muy intenso, en lo personal y políticamente. Un año de pruebas, de foguearme acompañando las distintas luchas a las que las patronales nos obligan a llevar a cabo.

Ayer justamente, Daniel Scioli ya fijó su postura frente a los piquetes, dijo que si él llega a ser presidente, va a ordenar él mismo que se repriman. No es casual que esto lo diga uno de los dos candidatos ajustadores, que gobernarán, cualquiera de los dos, al servicio de los empresarios. Los trabajadores no están en sus agendas, saben que vamos a salir a la calle, que vamos a resistir.

Es por eso que ahora, más que nunca, estoy decidida a luchar por mi reincorporación, a hacer cumplir el fallo de la justicia a como dé lugar, porque mi despido fue injusto, porque fueron muchos años de mi vida dedicados a producir chocolates.

Llegamos hasta acá y no fue gratis, fueron muchos meses de sacrificios, de desgaste emocional, de ajustarse el cinturón para subsistir. Este jueves vuelvo a la puerta de entrada a reclamar mi puesto de trabajo, con mi uniforme en la mochila, como ese martes 19 de agosto del año pasado, cuando me presenté a la mañana temprano y me encontré con que mi tarjeta marcaba en rojo.

Ahora voy por el verde, que a los compañeros de Chozas también les marque verde su tarjeta, que no haya más familias en la calle.

En la ciudad de Buenos Aires, la ciudad de Macri, donde Cambiemos regala globos amarillos y Mauricio habla de la “revolución de la alegría”, hay trabajadores que se quedan sin su puesto de trabajo y tienen que salir a protestar a la calle para ser escuchados, para que sus reclamos se visualicen. Es muy fácil hablar de despidos y manifestarse en contra de los piquetes, cuando tu realidad es otra, cuando no pasas necesidades, cuando ves que el principal problema es que la crisis que se avecina, las patronales quieren descargarla sobre los trabajadores y a esto haces la vista gorda.

Por eso creo que mi lucha continúa, que el jueves vamos a dar un paso importante, gracias los excelentes abogados del Centro de Profesionales por los derechos Humanos -CEPRODH-, que lograron que la justicia falle a favor de un trabajador.

Fueron, si no me equivoco, ocho cortes en un año, y como dice una canción que siempre suena en mis oídos, algo así como: “… Yo no me canso de luchar…”. La lucha te da ganas de vivir, de sonreír, porque es lo que nos queda a los trabajadores, organizarnos y salir a pelear.

Sé que estoy enfrentando a una patronal dura, que se da el lujo de rehuir de la justicia, de oponerse a cumplir con la ley mediante artimañas inventadas para perjudicarme, para que perdamos tiempo, pero eso es lo que me sobra: tiempo para no rendirme. No pueden comprar todo, ya no.

En la remera que me puse hoy, en la espalda, dice: AGRUPACIÓN BORDÓ, LEONARDO NORNIELLA

Se lo prometí a Leo y de mi parte, voy a hacer lo imposible. El jueves, mochila al hombro, en la vereda de Gascón, comienzo a volver.
“… ya vas a ver… los pibes que vos echaste van a volver”.







Temas relacionados

Trabajadoras y trabajadores de la Alimentación   /    Felfort   /    Despidos   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO