Mundo Obrero

MOVILIZACIÓN AL CONGRESO

Importante acto en el Congreso: denuncia a las reformas sin anuncio de un plan de lucha

Hablaron Yasky, Micheli, Pablo Moyano y Sergio Palazzo. Denunciaron las reformas del Gobierno pero no anunciaron nuevas medidas de lucha. Con una columna independiente, el sindicalismo combativo exigió paro nacional.

Miércoles 29 de noviembre | 16:30

El acto convocado por sectores gremiales opositores duró poco más de media hora. Fueron cuatro los oradores: Hugo Yasky y Pablo Micheli, por las dos CTA, Pablo Moyano (Camioneros) y Sergio Palazzo (Corrientes Federal).

Los discursos implicaron duras críticas hacia la política de contrareformas del gobierno. Al mismo tiempo hubo moderadas críticas a los triunviros de la CGT, llamando a que “corrijan su error” de firmar un acuerdo con los funcionarios de Cambiemos en la Sociedad Rural. Con una crítica tímida (“los compañeros están cometiendo una equivocación”), se llamó a quienes abiertamente arreglaron la contrarreforma antiobrera que "cambien su actitud".

El primero en hablar fue Hugo Yasky ( de la CTA de los Trabajadores) haciendo fuertes críticas a los puntos más graves de la reforma. Apelando a la “mística”, se basó en aquellos sectores que en los 90 se manifestaron contra las políticas del menemismo. Al igual que el resto de los oradores, no se refirió a ninguna medida concreta o plan de lucha. “Esta unidad que se conformó hoy, esta unión de la Corriente Sindical, la CGT con Pablo Moyano, las dos CTA, los movimientos sociales, los jubilados, esta unión es el nacimiento de una etapa distinta. Empieza otra vez la historia que con el MTA, la CTA y los sectores combativos hicimos en los 90.”

Pablo Micheli, de la CTA Autónoma, también hizo hincapié en la unidad de la movilización, con críticas al gobierno y a los senadores que van a votar esta contrarreforma. “Acá hay una decisión política de la mano del presidente, de sus ministros, pero también de muchos gobernadores que le dicen a los senadores que voten esa vergüenza que es la reforma previsional, fiscal y laboral.”

Sin ahondar en un plan de lucha o medidas concretas, Micheli remarcó lo importante de la unidad y la movilización. En relación a los dirigentes de la CGT que acordaron la contrarreforma laboral con el gobierno, se limitó a decir “quiero pensar que se equivocaron". Luego les pidió una "autocrítica".

Micheli pidió un llamado al diálogo. “Queremos un espacio donde estemos las centrales, los empresarios, la Iglesia y el Gobierno”, señaló. Inmediatamente, como si se respondiera a sí mismo, afirmó que “ellos no quieren hablar. Y si no quieren hablar el resultado será éste: la organización y la lucha”.

Le siguió en el turno de los oradores Pablo Moyano de Camioneros. El secretario gremial de la CGT hizo un breve discurso. El más moderado de la jornada. Queriendo dejar en claro que no toda la CGT había entregado los derechos de los trabajadores, agradeció la “presencia de compañeros de la Comisión Directiva de la CGT y de otros compañeros del interior que están acompañando". Luego criticó las políticas del gobierno.

“Se repite la historia. Cada vez que gana un gobierno liberal, lo primero que hacen es atacar los derechos de los trabajadores, desprestigiando a los dirigentes gremiales”, afirmó. Hay que señalar que muchos dirigentes hacen lo suficiente para desprestigiarse a sí mismos. Lo demuestra la firma del acuerdo por la reforma laboral.

Justamente el lugar de la firma de ese acuerdo fue uno de los puntos que tomó Sergio Palazzo (secretario general de los bancarios) para denunciar el carácter de la reforma. Recordó que esa entidad “convalidó la desaparición de treinta mil argentinos cuando aplaudía a Videla y a Martínez de Hoz”. El referente de la Corriente Federal fue quizás el más “encendido” de los oradores, haciendo un punteo de las consecuencias que los puntos más salientes del impacto que la contrarreforma laboral y previsional van a tener sobre la juventud precarizada y los jubilados. Sin embargo, a los dirigentes que acordaron con el gobierno les hizo un llamado a la unidad. “Respecto a aquellos compañeros que defienden esta entrega de derechos, hacemos un llamado de unidad al movimiento obrero. Que se den cuenta que todos los trabajadores estamos diciéndoles con claridad, no queremos ser parte ni cómplices de la derecha que le quita derechos a los trabajadores", afirmó.

De conjunto los dirigentes que hablaron mantuvieron un fuerte tono de críticas hacia las medidas del gobierno, al tiempo que evitaron señalar como continuar la pelea para que efectivamente sea derrota la reforma laboral.

El sindicalismo combativo marchó exigiendo paro nacional y plan de lucha

Como ya lo habían anunciado, desde el sindicalismo combativo se marchó en una columna independiente y las propias banderas. La correcta denuncia de la política de reformas del gobierno nacional fue acompañada por la exigencia de un plan de lucha y paro nacional para enfrentar el ataque.

En este sector marcharon los trabajadores de PepsiCo, Sutna y la Unión Ferroviaria de Haedo, encabezando una columna que denunció además el pacto de la central sindical con el gobierno. En una bandera que iba al frente de la misma se leía Abajo la Reforma Laboral, No al pacto Macri-CGT .

Allí marcharon organizaciones y referentes de gremios como los Sutebas opositores -donde la izquierda tiene peso-, AGD-UBA, Ademys, Comisión Interna Stani y Agrupación Bordó de la Alimentación, trabajadores aeronáuticos, telefónicos, docentes y estatales, entre otros.

Entre los referentes sindicales más destacados marcharon Camilo Mones (PepsiCo), Carlos Artacho (de la minoría dentro de la conducción de Foetra); Ana Laura Lastra (Junta interna del Indec) y Jorge Adaro (Ademys), entre otros.

En esta columna se movilizaron las agrupaciones y trabajadores que integran el Movimiento de Agrupaciones Clasistas (MAC) integrado por trabajadores de diversos gremios.

Acompañaron a este sector los principales referentes del Frente de Izquierda y otras fuerzas. Entre ellos Nicolás del Caño, Nathalia González Seligra, Patricio Del Corro, Marcelo Ramal y Gabriel Solano, entre otros.

La movilización mostró que existe disposición de los trabajadores a enfrentar el ataque que plantean el gobierno y las grandes patronales, mediante las contrarreformas.

Sin embargo, las acciones todavía no están a la altura de las palabras. "Hoy empieza la lucha hasta tirar la reforma de este gobierno", dijo Palazzo en su discurso. Sin embargo, evitó decir como sigue esta pelea. Es necesario que estos dirigentes llamen a asambleas en cada lugar de trabajo para que las bases discutan como enfrentar seriamente este ataque. Para derrotar efectivamente el ataque no puede confiarse solamente en medidas de presión sobre los legisladores. Eso hace necesario discutir como garantizar un plan de lucha y paro nacional para imponer una derrota a la política del gobierno.

Te puede interesar: Camilo Mones: “Exigimos paro y plan de lucha nacional contra las contrarreformas del Gobierno”








Temas relacionados

Reforma previsional    /    Reforma laboral   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO