Política Venezuela

Venezuela

CRISIS POLÍTICA

Comenzó el diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición, ¿qué negocian?

En medio de una total incertidumbre y muchas incógnitas, el diálogo entre el Gobierno de Maduro y la oposición aglutinada en la MUD comenzó este domingo.

Lunes 31 de octubre de 2016 | 01:46

Transmitida en vivo por la televisión, el diálogo entre el Gobierno y la oposición aglutinada en la MUD comenzó finalmente este domingo, con la única novedad de que el partido de Leopoldo López, Voluntad Popular, no participa en esta primera fase.

La reunión entre el gobierno y la oposición se ejecutó en la noche de este domingo en Caracas, en el museo Alejandro Otero en La Rinconada, distinto al de la Isla Margarita como se había propuesto, y la oposición había rechazado. Esto a propósito del anuncio que realizó en días previos el enviado del Vaticano y nuncio apostólico de Argentina, Emil Paul Tscherrig.

Después de muchas declaraciones desencontradas producto de sus divisiones internas, los principales partidos de la MUD, como Acción Democrática (AD), Primero Justicia (PJ), Un Nuevo Tiempo (UNT), decidieron integrarse al diálogo con el gobierno, además del gobernador opositor Henri Falcón del estado Lara que no pertenece a ninguno de estos partidos. Voluntad Popular (VP) ya ha afirmado que se integrará en la medida que vea los pasos concretos que se vayan dando.

Te puede interesar: Declaraciones desencontradas en torno al anuncio de diálogo bajo los auspicios del Papa Francisco

Al proceso de mediación además del equipo designado por Unasur y encabezado por José Luis Zapatero del estado Español, en las últimas semanas se sumó monseñor Emil Paul Tscherring y este domingo Claudio María Celli en representación del Vaticano, cumpliendo con esto una exigencia de la MUD para las conversaciones.

Al encuentro asistieron, además del enviado del Papa, el Nuncio Apostólico, Aldo Giordano, el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, los mediadores como el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero así como los exmandatarios de Panamá Martín Torrijos y de República Dominicana, Leonel Fernández.

Por parte del chavismo estuvieron, entre otros, la canciller Delcy Rodríguez, el alcalde del municipio Libertador de Caracas, Jorge Rodríguez, el presidente de Corpomiranda, Elías Jaua y el presidente de la República, Nicolás Maduro.

La MUD estuvo representada por Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la coalición opositora, Luis Aquiles Moreno (AD), Carlos Ocariz (PJ), Henri Falcón (AP) y Timoteo Zambrano (UNT); es decir, tres de los cuatro partidos que integran el llamado G-4: Acción Democrática, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, y Avanzada Progresista del gobernador Henri Falcón. El gran fue ausente fue Voluntad Popular.

En la apertura formal, el representante del Vaticano, Claudio María Celli, señaló que el diálogo es el camino principal de la política y expresó que el Papa Francisco sigue muy de cerca la “compleja situación de Venezuela”. El enviado del Papa planteó de que se den gestos concretos de ambas partes: “en el comienzo de este camino esperamos que se acuerden gestos concretos, que destaquen la voluntad de ambas partes para entender que el diálogo es una realidad, algo serio”.

Maduro quien fue otro que tuvo la palabra, manifestó que “A la MUD le tiendo la mano, la palabra para conversar. No es un proceso nada fácil, pero venimos dispuestos a escuchar y ser oídos, a encontrar puntos de encuentros”.

Luego de la apertura formal , seguirían las reuniones discrecionales, es decir, no públicas. Qué acordaran es la gran incógnita del momento, pero lo que es claro es que buscarán acuerdos en función de sus intereses que lejos están de las verdaderas necesidades del pueblo y la clase trabajadora.

Mientras tanto continúa la agenda de movilizaciones programadas para esta semana, incluyendo la sesión de la Asamblea Nacional de este martes al que se ha invitado a Maduro para que dé respuestas en lo que la MUD llama de “responsabilidad política” pero que es cantado que no se hará presente.

Para el jueves 3 de noviembre está convocada la movilización de la oposición que supuestamente se dirigirá hasta el Palacio de Miraflores, la sede gubernamental, al mismo tiempo que el chavismo ha convocado sus fuerzas al mismo lugar. Pero es claro que lo que venga a acontecer esta semana estará condicionado por las negociaciones que ya han dado inicio este domingo.

Te puede interesar: Tensiones y negociaciones en medio de una crisis que se agudiza




Temas relacionados

Diálogo nacional   /    Política Venezuela   /    Mesa de Unidad Democrática (MUD)   /    Nicolás Maduro   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO