Mundo Obrero

OSPEPRI, ¿GIGANTE DE HUMO?

Colapsa la obra social de Petroleros Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa

La persistencia de la crisis petrolera ha logrado quebrar la solvencia de la que fuera la segunda obra social en importancia de la región, con 60.000 afiliados de la familia petrolera sólo en la provincia de Neuquén.

"Negro" Bermúdez

Trabajador petrolero

Miércoles 16 de noviembre | 12:49

La obra social de los trabajadores petroleros, OSPEPRI, adeuda varios millones a prestadores médicos que en la semana llegaron a cortar la atención a los afiliados, si no abonaban la prestación en el momento. La cobertura de medicamentos que era 100% gratuita en farmacias del sindicato y del 80% en otras, también se vio desmejorada ya que se negaba la cobertura en tanto la obra social no pagara parte de lo adeudado, cosa que se realizó en la semana, mediante un pago que rehabilitó el servicio; pero afiliados alegan que en ciertas farmacias se les niegan igualmente algunos medicamentos.

Las autoridades del sindicato dicen que la obra social trabaja con normalidad, aducen que el desfasaje de la deuda con los prestadores se debe a que la crisis de la actividad en la región no permite a las empresas realizar los aportes a los trabajadores en tiempo y forma, lo que produjo la insolvencia de la obra social. También mencionan un encarecimiento desmedido de los honorarios por parte de los médicos, que no se condice con los aumentos salariales obtenidos en las paritarias. Este mes se efectuó el pago de la segunda cuota del aumento al básico que ronda un 18%, sin embargo se llegaron a pagar valores que de $170 por consulta que reintegra la obra social, algunos médicos llegaron a cobrar $400 por cada atención. Desde el colegio médico se mencionó que el corte del servicio se realizó como "jornada de protesta", "en la cual los socios no van a transaccionar las prestaciones que son de afiliados de OSPEPRI. Se va a prestar servicio por la vía del reintegro, no se va a utilizar el sistema de validación de prestaciones que se tiene, que es la utilización del posnet. El afiliado va a poder atenderse sin problemas por la vía del reintegro de la prestación a los valores convenidos". Dentro de los porqués, destacan deudas con los galenos y no llegar a un acuerdos en los montos del servicio prestado.

Los afiliados a OSPEPRI y a la mutual petrolera, desde el 2009 veníamos haciendo un aporte extra que duplicaba el aporte que se realiza legalmente, para paliar las deudas de estas entidades que ya desde aquellos años vienen en crisis. Esta ayuda, que se pensaba que era extraordinaria, quedó como un descuento fijo más en las cargas sociales del salario; ya de extraordinaria no tiene nada y como paliativo se ve que ha quedado corta. Algunos compañeros mencionan el abuso de delegados que no permiten ninguna queja respecto de la obra social, ya que le retiran el apoyo sindical y corre peligro la fuente laboral.

La obra social ha encarado obras faraónicas como las clínicas petroleras, base de la campaña a senador del Secretario General del sindicato Guillermo Pereyra, que en algunos pueblos funcionan como hospitales de los mismos, supliendo esta función del estado en aquellos lugares donde la atención de los hospitales públicos ha decaído notoriamente; en algunos pueblos se realizan hasta cirugías de alta complejidad. Esta doble función que cumplen la mutual y la obra social se sostiene con el aporte de los afiliados, pero la crisis de la salud pública, sumada a la baja en la actividad petrolera, las hacen pesadas cargas para todo el sistema.

Sumados a problemas como mantener las fuentes laborales, disminución del poder adquisitivo del salario, reforma del convenio colectivo de trabajo y esta inservible tregua y alianza con el gobierno de Macri. En definitiva, se siguen sumando problemas a los golpeados obreros petroleros que, una a una, ven caer las conquistas de las épocas de “vacas gordas”.




Temas relacionados

Petroleros   /    Río Negro   /    La Pampa   /    Neuquén   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO