Juventud

CIUDAD DE BUENOS AIRES

Código de vestimenta: amenazan a secundarios con dejarlos sin vacantes

La dirección del Liceo 8 de Mataderos hizo firmar actas a decenas de alumnos por llevar musculosas, jeans con agujeros o camisetas de fútbol.

Xavi Dell

@xavidell

Viernes 17 de noviembre de 2017 | 09:01

El último martes, autoridades del único colegio público de Mataderos, amenazaron a decenas de estudiantes por inclumplir el reaccionario código de vestimenta. Alumnas de 13 años fueron literalmente amenazadas con no poder cursar el año que viene por el solo hecho de, por ejemplo, “mostrar el hombro”.

En una ciudad donde faltan más de 12.000 vacantes, en el barrio donde la política privatista de Cambiemos dejó solo una opción para la educación pública, resulta una verdadera provocación el ataque hacia los estudiantes por usar musculosa, short y pollera con 30 grados de temperatura en aulas pequeñas donde cursan 30 adolescentes.

Por el calor en las aulas del primer piso, donde los ventiladores a veces funcionan, varias alumnas sufrieron desmayos.

Las autoridades del liceo atacan el derecho básico a elegir, en este caso cómo quieren y pueden vestirse, en una etapa crucial como es la adolescencia atravesada por la búsqueda de identidad.

La bronca en los cursos no tardó en tomar forma de organización y lucha, en menos de 24 horas el conjunto del turno tarde discutió convocar a una asamblea extraordinaria para discutir qué hacer ante esta amenaza de dejarlos sin vacante, lo que implica atentar contra un derecho básico como es la educación.

El centro de estudiantes propuso votar en cada curso la convocatoria a una asamblea y el resultado fue contundente, de 280 estudiantes 240 apoyaron la iniciativa.

Disciplinando a la juventud

Lo que pasa en el Liceo 8 no es una situación aislada, la avanzada represiva del macrismo llevó a poner policías armados en los colegios, plantear la expulsión de estudiantes que se organizan. Armaron listas negras contra los que enfrentan la reforma educativa por ejemplo.

En las calles son moneda corriente los cacheos a menores, los presos por laburar en la calle, por salir, pensar y ser.

Los planes del Gobierno para la juventud, desde (contra) reformas educativas para trabajar gratis en quinto año hasta la reaccionaria "reforma laboral" con más precarización aún; solo podrían aplicarse con una política represiva disciplinadora, hasta de los cuerpos.

Te puede interesar: Persecución política a estudiante secundaria por organizarse contra la reforma educativa

Pero esta juventud es la que se organiza en comisiones de género, la que junto a cientos de miles de mujeres gritaron “Ni una menos” y enfrentan la violencia machista en las calles, con acciones en decenas de colegios donde hicieron pollerazos, sentadas, jornadas de reflexión para que cada compañera sea consciente de las redes de trata, la complicidad policial y la necesidad de organizarse.

Es la juventud que llenó las calles de odio por la desaparición de Santiago Maldonado y hoy exige castigo a los culpables. Es esa misma juventud la que se dispone a ponerle un freno a la persecución y amenazas.

Hoy los estudiantes definirán los pasos a seguir, el centro de estudiantes marcó el camino convocando a una gran asamblea que discuta qué hacer ante las amenazas, la respuesta de los cursos fue inmediata y saben que no están solos.

Los docentes y sus sindicatos, los diputados del Frente de Izquierda, como Patricio del Corro que estuvo en la técnica 27 esta semana junto a los organismos de Derechos Humanos, padres, exalumnos y estudiantes de otros colegios del barrio acompañarán lo que defina la asamblea para frenar esta política contra la juventud.








Temas relacionados

Mataderos    /    Codigo de vestimenta   /    Criminalización de la juventud   /    Secundarios   /    CABA   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO