Política Uruguay

Colonia

Cobro de boleto atenta contra la gratuidad de la enseñanza

La reciente reglamentación de la Junta Departamental que limita y pone trabas al boleto escolar gratuito atenta contra la gratuidad de la enseñanza y favorece el lucro de las empresas del transporte.

Jueves 22 de febrero | 18:04

Tal como informáramos en La Izquierda Diario la Junta Departamental de Colonia reglamento recientemente para el departamento la ley nacional que garantiza el transporte escolar gratuito.

La medida tomada por la Junta realiza una interpretación restrictiva de la ley y en los hechos habilita el cobro de boleto escolar en distintas situaciones.

La reglamentación que finalmente se acordó genera una grave desigualdad con la situación de la mayoría de los departamentos del país, en los que en no se cobra el boleto a los escolares y estos pueden trasladarse sin trabas a lo largo del día con el solo requisito del uso de la túnica o la identificación del colegio. La situación en Colonia muestra que parece haber habitantes de primera y segunda en el mismo país y que en este departamento este derecho garantizado por ley no se cumple como corresponde.

Increíblemente, o no tanto, el decreto fue propuesto por los representantes en la Junta Departamental del Frente Amplio . El edil José Arenas del Partido Socialista fue el que propuso que el derecho al transporte escolar gratuito no fuera general y automático como marca la ley nacional y tuviera excepciones y trabas que terminan habilitando el cobro en distintas situaciones. Por supuesto que esta propuesta fue apoyada por los ediles del Partido Nacional al que pertenece también el intendente Carlos Moreira.

Basta de limitaciones a la educación gratuita

La medida tomada por la Junta Departamental atenta contra la gratuidad de la enseñanza al dificultar el acceso al centro educativo de los niños y niñas colonienses. Implica un nuevo escollo para las familias de los sectores populares que deben afrontar además una educación pública que no cuenta con el presupuesto suficiente y no brinda una educación de calidad como corresponde.

Pocas escuelas, salones superpoblados, dificultades edilicias, útiles y materiales escolares costosos, falta de maestros y maestras, ausencias de comedores escolares son problemáticas generalizadas en todo el Uruguay, a los que suma en Colonia el decreto que impide el acceso libre y automático al transporte escolar gratuito.

Esta medida no es inocente y tiene claros beneficiarios. Las empresas de transporte del Departamento podrán aumentar sus ganancias cobrando boleto en distintas circunstancias a niños y niñas. Estas empresas son las mismas que se benefician con el transporte caro y de mala calidad que brindan en el Departamento.

La lucha y la movilización popular son las que pueden garantizar el boleto gratuito a escolares y que se saque este decreto antipopular.

Los hechos muestran que no se puede confiar en una clase política que se preocupa más por defender las ganancias de los empresarios que por el bienestar del pueblo.

La solución de fondo es terminar con las concesiones a privados de un servicio público esencial para la población. Basta de empresarios que lucran con las necesidades populares. Un transporte barato y de calidad solo se puede lograr con la nacionalización de estas empresas y una gestión en manos de sus trabajadores y usuarios.






Temas relacionados

Política Uruguay

Comentarios

DEJAR COMENTARIO