Internacional

ELECCIONES EN ALEMANIA

Claves para entender el triunfo amargo de Merkel y el avance de la ultraderecha

Merkel triunfa pero realiza su peor elección. La socialdemocracia en crisis. Gran crecimiento de la extrema derecha que ingresa al parlamento. Cómo modifica el resultado electoral la política alemana.

Domingo 24 de septiembre | 14:29

En base al informe y análisis de Stefan Schneider, director deKlasse Gegen Klasse desde Berlín.

El resultado electoral ha sido más sorprendente de los esperado. Lo más destacado de la jornada fue la perdida por parte de Merkel de casi un 10% y el ascenso de la ultra derecha que ingresa por primera vez al parlamento. Qué implicación inmediata tendrán los resultados.

Merkel, que ha sido reelecta por un cuarto mandato consecutivo, ha visto como su partido, la Unión Demócrata Cristiana, sufrió un importante retroceso en los comicios. La CDU junto a los bávaros de la CSU obtienen un 32.5%, casi un 10% menos que lo que obtenían en 2013 cuando tuvieron un 41,5 %.

En el caso de los socialdemócratas del SPD, quienes hasta ahora formaban parte de la coalición de gobierno conocida como “gran coalición”, han tenido su peor elección histórica, retrocediendo al 20% (mientras hace cuatro años se ubicaban en un ya malo 25,7 %).

Los dos grandes partidos de Alemania se han debilitado como nunca antes desde el principio de la República Federal. Luego de está elección han pasado de tener el 80% de las bancas parlamentarias a un 53% de las mismas. Esto abre la duda sobre quienes integraran la nueva coalición de gobierno.

La gran novedad es el ingreso de la extrema derecha al Bundestag (parlamento). El partido Alternativa por Alemania (AfD), obtiene alrededor del 13%. La ultra derecha se transforma así en la tercera fuerza política en el Parlamento.

El partido liberal, que hace cuatro años retrocedió al punto de no lograr ingresar en el Bundestag, se recupera y alcanza un 10%, postulándose como nuevo aliado de gobierno para Merkel.

Merkel para sostener un gobierno estable precisa mantener la coalición con el SPD. Pero los líderes socialdemócratas, luego de hablar sobre un momento “difícil y amargo” para el SPD, anunciaron que el gobierno de “gran coalición” con los conservadores se ha terminado.

La socialdemocracia neoliberal pagó cara su participación en el gobierno junto a Merkel durante los últimos cuatro años y mientras los anuncios tras el resultado hablan de romper la coalición, sectores de ese partido, como el presidente de Estado, podrían resistir una ruptura con Merkel.

Ante la imposibilidad de reeditar la “gran coalición”, se abre la posibilidad de que se conforme una coalición llamada “Jamaica” (negra-amarilla-verde) por los colores de los partidos conservador, liberal y verdes. Una coalición de este tipo, sumado a que el SPD actuaría como oposición, sería mucho menos estable y haría más difícil el nuevo gobierno de Merkel.

El crecimiento de la ultra derecha de Alternativa por Alemania, significa que una formación de extrema derecha ingresa al Parlamento alemán por primera vez desde la posguerra. Su crecimiento ha sido estimulado por las políticas del gobierno que favorecieron la xenofobia contra los refugiados y el islám. Su crecimiento ha llevado a una derechización de los programas de todos los partidos en estas elecciones.

Te puede interezar: ENTREVISTA “La ultraderecha logró derechizar el programa de todos los partidos políticos en Alemania”

El ascenso de la extrema derecha ha alimentado el llamado a la “unidad” de todos los partidos contra la ultraderecha, desde los conservadores hasta la izquierda reformista de Die Linke. Este llamado a enfrentar a la ultra derecha uniendo a todos los partidos del régimen alemán fortalece al gobierno de Merkel y debilita la oposición por izquierda a las medidas oficiales.

En el caso de la izquierda moderada Die Linke, en su sede se vivía una gran desazón, al mantenerse en un continuo estancamiento electoral mientras el descontento con Merkel es capitalizado por la extrema derecha.

Las elecciones también ponen en duda cuál será la política exterior del gobierno alemán. Si hasta ahora con la “gran coalición” de gobierno se promovió la política de militarización interna y externa, aumentó el rol geopolítico del imperialismo alemán. La nueva coalición de gobierno será más inestable que la anterior, en un momento en que el gobierno imperialista alemán enfrenta también nuevos desafíos y contradicciones a escala mundial.

La izquierda reformista, representada por Die Linke, no supo aprovechar la debilidad de la socialdemocracia, que obtuvo el peor resultado en años. Lejos de poder capitalizar esto Die Linke también perdió parte de sus votos producto del avance de la extrema derecha de Alternativa por Alemania.

Para derrotar el giro a derecha y frenar el ascenso de la extrema derecha, la política de Die Linke, depositando confianza en el parlamento se demostró inservible. El ascenso del AfD demostró otra vez más que solo una alternativa combativa en las calles y en las empresas, universidades y colegios es capaz de frenar la derechización.

Te puede interesar: Elecciones en Alemania: contra el giro a la derecha y la precarización, votamos nulo






Temas relacionados

Elecciones 2017   /    SPD   /    Elecciones Alemania   /    Die Linke   /    Angela Merkel   /    Extrema derecha   /    Neonazis   /    Alemania   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO