Economía

CONGRESO NACIONAL

Claves de la reforma tributaria en beneficio del gran capital

Baja las alícuotas de las contribuciones patronales y del Impuesto a las Ganancias a las empresas. El gobierno transfiere alrededor de alrededor de $ 150 mil millones al gran capital hacia 2022.

Miércoles 20 de diciembre de 2017 | Edición del día

Luego del robo a los jubilados concretado el día lunes en una jornada donde se descargó una brutal represión sobre la movilización que rechazaba la reforma previsional, el Gobierno logró votar en la madrugada del miércoles la reforma tributaria en favor del gran capital.

Con esta reforma, el gobierno transfiere de manera progresiva alrededor de alrededor de $ 150 mil millones hacia el año 2022 a la clase empresaria.

Aquí de detallan los principales aspectos de le reforma tributaria.

- Reduce aportes y contribuciones de la Seguridad Social

Es uno de los cambios que más beneficios traerá a las patronales.

Se implementa un mínimo no imponible (MNI) para las contribuciones patronales a la seguridad social que subirá progresivamente desde los $ 2.400 en 2018 hasta alcanzar los $ 12.000 en 2022, más la actualización que surja del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Por los salarios brutos mayores a $ 12.000, las empresas sólo pagarán las contribuciones por el monto que exceda el MNI.

Además, la reforma introduce una reducción gradual de la alícuota de contribuciones patronales que termina unificándose en el 19,5% hacia 2022. Esta alícuota única reemplazará a las que rigen actualmente que se ubican entre el 17% y 21%, dependiendo de la actividad y la región en que actúa el empleador.

Considerando el MNI, la alícuota de contribuciones patronales que efectivamente pagarán las empresas se reducirá del 17,8 % actual hasta algo más del 10 % hacia 2022.

Además, se eliminan las reducciones por zona geográfica. Se elimina gradualmente el tope máximo a los aportes personales a la seguridad social, actualmente en $ 82.000.

El Gobierno dice que esta medida aumentará el empleo y favorecera el blanqueo de trabajadores no registros. La experiencia de los años noventa lo desmiente. La desocupación se incrementó desde el 9,6 % al 11,5 % entre 1993 y 1994, año del primer impacto de la reducción de las contribuciones patronales que aplicó Domingo Cavallo. En 2001, la desocupación llegó a 17,4 %. El empleo no registrado (en "negro") pasó de 31,3% en 1993 al 38,3% en 2001. Lo único que mejoró fue la ecuación de ganancias de las empresas.

Fuente: elaboración de La Izquierda Diario en base a datos del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social e Indec.

Esta medida agudizará el desfinanciamiento de la Anses, elemento que se suma a la quita de la parte del Impuesto a las Ganancias que se le saca a los fondos de la Seguridad Social por el pacto fiscal del Gobierno nacional y los gobernadores.

- Menor impuesto a las ganancias de las empresas

Reduce la tasa de 35 % a 25 % para las utilidades no distribuidas. La baja será gradual: 35 % en 2018, 30 % en 2019 y 2020 y 25 % en 2021. Se establecerá un impuesto adicional sobre dividendos o utilidades distribuidas hasta completar el 35 % de carga total.

Bajo este esquema, el macrismo afirma que se incentivará la inversión en tanto las utilidades no distribuidas pagan menos por el impuesto a las ganancias. Este argumento es engañoso: utilidades no distribuidas no es equivalente de utilidades reinvertidas.

El futuro sentenciará los efectos de la reforma tributaria, pero se puede arriesgar un resultado: la “lluvia de inversiones” no llegará.

Por otro lado, se duplica la deducción especial para autónomos.

Además, se grava con una tasa del 15 % sobre la ganancia de capital por compra venta de inmuebles que no sean para el uso del contribuyente.

En la campaña presidencial de 2015 el presidente Macri afirmó que los trabajadores no pagarían más el mal llamado impuesto a las ganancias que se aplica sobre el salario. La promesa devino en estafa. Los que pagarán cada vez menos son los empresarios.

Al finalizar el debate en general, Cambiemos anunció que el oficialismo daría marcha atrás con los artículos controversiales que terminaban con la excepción del pago del impuesto a las Ganancias para cooperativas y mutuales, lo cual afectaba a muchas fábricas recuperadas.

- Renta financiera

Para barnizar la reforma tributaria como progresista, el oficialismo incluyó un gravamen moderado a la renta financiera: 15 % para activos en dólares o indexados; y 5 % para activos de renta fija en pesos no indexados.

El Poder Ejecutivo podrá subir la tasa hasta el 15 % en función de las condiciones económicas.

Los documentos difundidos por el Ministerio de Hacienda exponen la tibieza del trato al capital especulativo: en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), esos que son un espejo para Cambiemos, las alícuotas promedio son de 42 % para los dividendos, 37 % para las ganancias de capital por acciones y 28 % para los intereses ganados.

- Impuesto al Valor Agregado

Devolución del crédito fiscal para empresas que realicen inversiones en un plazo máximo de 6 meses.

Por otro lado, se amplía la base imponible a servicios digitales prestados por empresas del exterior, como por ejemplo Netflix.

- Impuesto al cheque:

Se podrá aplicar como pago a cuenta del impuesto a las ganancias

- Impuestos internos

Se sube de 10 % a 20 % la alícuota para aeronaves, embarcaciones de alta gama y motos de alta gama. Se suben las alícuotas para las cervezas y bebidas espirituosas. Se reducen a 0 % para gaseosas sin azúcar añadido. Para cigarrillos se establece un impuesto mínimo y alícuota de 70 %.

El proyecto original establecía aumentos en las alícuotas a los vinos y a las bebidas gaseosas con agregado de azúcar. En ambos casos se retrocedió en función de obtener los votos de diputados de las provincias que producen vino y azúcar para la reforma previsional.

En el caso de electrónicos, el proyecto original bajaba a cero las alícuotas. El malestar generado en la provincia de Tierra del Fuego llevó a una reducción gradual en los próximos años.

- Impuestos ambientales

Se aplicará tasas diferenciales a los combustibles en función de la emisión de dióxido de carbono

- Impuesto a la transferencia de inmuebles

Se elimina







Temas relacionados

Contrarreformas   /    Impuesto a las Ganancias   /    Anses   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO