Política

Claudio García: un juez acosador amparado por la Suprema Corte de Buenos Aires

El titular del Juzgado de Familia Nº 1 de Olavarría tiene pedido de Jury por denuncias de acoso sexual y violencia laboral hacia una trabajadora de dicha dependencia. La AJB convocó a una acción para este martes 5/12 en repudio a la decisión de la Suprema Corte provincial de no apartarlo de sus funciones.

Martes 5 de diciembre | 09:17

El 16 de Febrero de este año, Claudio Daniel García (ex Consejero de Familia) juró como Juez de Familia del Juzgado de Familia Nº 1 de Olavarría, luego de haber sido elegido por la propia gobernadora María Eugenia Vidal para desempeñarse en ese cargo y que la misma remitiera su pliego al Senado de la Provincia de Buenos Aires.

El 19 de junio pasado, a tan solo meses de su designación, la AJB (Asociación Judicial Bonaerense) formalizó la denuncia contra el magistrado por acoso sexual y violencia laboral que padeció una trabajadora judicial de dicha dependencia, dando inicio al proceso de enjuiciamiento para su destitución.

Posteriormente, el 27 de septiembre, la AJB efectuó un pedido formal ante la Suprema Corte para su apartamiento provisorio durante el curso del proceso de Jury, ya que la gravedad de esta denuncia torna a García inmediatamente incompatible para continuar ejerciendo en el cargo, ¿qué clase de perspectiva de género puede tener un juez acosador?.

Sin embargo, a pesar de la enorme contradicción que implica un Juez de Familia resolviendo las causas por violencia de género que tramitan ante su Juzgado, siendo él mismo denunciado públicamente por violencia machista, la Corte tuvo una posición aberrante al desamparar y trasladar compulsivamente a otra dependencia a la empleada que atravesó la situación de acoso –teniendo que modificar su vida y sus relaciones laborales por el acoso que padeció, de la que no es responsable bajo ningún aspecto- e hizo caso omiso al pedido de apartamiento de García, facilitando que permanezca felizmente en sus funciones como si nunca hubiese sido denunciado. Ello, a pesar que García se valió de sus privilegios y de su rol jerárquico como juez, mediante intimidaciones, para acosarla sexualmente.

Debido a todo esto, la AJB ha convocado a una concentración en la sede del gremio en Olavarría a partir de las 10:00 horas y a formar parte del acto central de repudio a la política que está llevando adelante la Corte, el cual se realizará al mediodía frente a la sede del Juzgado (General Paz Nª 2662, Olavarría).

Desde La Marrón en la AJB repudiamos completamente la postura que tuvo la Suprema Corte, la misma que desde hace un año se niega a aprobar el proyecto de licencia por violencia de género –obligando, en este caso, a la compañera judicial a hacer uso de licencias inespecíficas para evitar contacto con su agresor-. Ha manifestado una vez más su podredumbre machista y evidenciado que hace uso de sus privilegios de casta para proteger a jueces acosadores que le son funcionales a sus intereses políticos y los de las clases dominantes.

El Poder Judicial es la institución garante del orden burgués en la que los jueces gozan de privilegios, sueldos abultados y cargos vitalicios sin haber sido electos por nadie más que el propio poder político para que salvaguarde a la propiedad privada y al propio sistema capitalista. Así es como García, elegido por la propia gobernadora Vidal, hoy en día se sienta en su despacho a resolver en causas de violencia de género siendo él mismo un violento machista. Y casos similares a este, en los que los magistrados crean que pueden acosar a trabajadoras con total impunidad por poseer privilegios, deben existir de a montones. Es por esto que planteamos que los jueces deben ser electos de manera democrática por elección directa mediante el voto popular, que hay que acabar con sus privilegios y que cobren como un docente.

Organizarnos contra la violencia de género en cada departamental

El Patriarcado es un sistema de creencias del cual se sirve el Estado capitalista para sus intereses, que se expresa a través de la doble opresión de la mujer –por mujer y por trabajadora- y de distintos tipos de violencia, llegando a cobrarse la vida de cientos de mujeres al año. Ninguna trabajadora está exenta de padecer violencia de género tanto dentro como fuera de su ámbito laboral, y en muchos casos, la desinformación y la falta de concientización terminan generando que este tipo de violencia sea invisibilizada a través de la naturalización o que escale, o que aquella compañera que lo padezca sienta temor de denunciar. Ante esto, no podemos quedarnos de brazos cruzados o guardar silencio, no podemos ser cómplices de las instituciones machistas y misóginas, como el Poder Judicial, que desamparan, revictimizan y no combaten este flagelo social ni siquiera dentro de sus propios palacios. La única salida es fortalecer la lucha del movimiento de mujeres en las calles al grito de Ni Una Menos y la organización en los lugares de trabajo y de estudio, de manera independiente al Estado y sus instituciones, con varones y mujeres que se unen para luchar por la emancipación de la mujer y contra la violencia hacia las mujeres -y quienes se autoperciben como tales-.

Teniendo en cuenta el rol de complicidad desempeñado por la Suprema Corte provincial en el caso del juez García al darle impunidad y decidir no apartarlo, desde la Marrón en la AJB vemos necesario que la AJB impulse y ponga en pie la apertura de las Secretarías de Género en aquellas departamentales en las que nunca funcionaron o la reapertura de las que han dejado de funcionar, y así se garantice que en cada jurisdicción exista un espacio de charlas-debate, charlas educativas, de difusión y concientización, abierto a cada empleado/a judicial que quiera participar, y así bregar por una organización de trabajadores y trabajadoras judiciales que enfrenten y se planten contra todo tipo de opresión hacia las mujeres. Queremos que el caso del juez Claudio García, asi como los distintos tipos de violencia de género que nos atraviesan, ganen la más amplia difusión y sean tema de conversación en cada dependencia judicial de la provincia de Buenos Aires.

Desde La Marrón en la ajb sostenemos que debemos organizarnos a lo largo y ancho de la provincia y presionar a la Corte para que deje de amparar en sus cargos a jueces acosadores y/o violentos como García y, asimismo, para que se implemente un protocolo de actuación que proteja a las compañeras y se le otorgue licencia laboral por violencia de género a toda trabajadora judicial que transite por dicha situación.

¡TODOS LOS JUECES VIOLENTOS Y ACOSADORES FUERA DEL PODER JUDICIAL!

¡LICENCIA POR VIOLENCIA DE GÉNERO Y PROTOCOLO DE ACTUACIÓN YA!








Temas relacionados

Provincia de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO