Internacional

ANÁLISIS

Claudia Cinatti: “Los factores de poder se volcaron hacia Bolsonaro, que no era su primera opción”

La columnista internacional de La Izquierda Diario, fue entrevistada en El Círculo Rojo. Aquí sus primeras definiciones sobre las elecciones en Brasil.

Lunes 8 de octubre | 13:59

“El triunfo de Bolsonaro en la primera vuelta en Brasil “expresa con sus particularidades nacionales una tendencia más general que se viene viendo sobre todo en los últimos años partir del 2015- 2016, que tiene que ver con condiciones más estructurales. Donde hay una crisis más importante -producto de la crisis del 2008- de las representaciones políticas tradicionales y de los partidos de centro”.

“Sobre la base de una gran polarización social y política, emergen fenómenos nuevos o inesperados que en su momento se consideraron cisnes negros, pero a medida que se van repitiendo –Brexit; Donald Trump; la extrema derecha europea, etc.- hay que admitirlos como parte del nuevo panorama político”.

“En el caso de Brasil esto tiene una particularidad muy importante, porqué se da en una elección que no es como la de Trump y que no es como otras que hemos visto, donde hay esa polarización y ese ascenso de la extrema derecha. Sino que se da en el marco de una elección completamente antidemocrática, en la que la “solución cesarista” se inició ya con el golpe institucional que impuso el gobierno de Temer”.

“Bolsonaro es continuidad de esa solución cesarista donde hoy, si el candidato Lula no estuviera proscripto, quizás estaríamos hablando de otra elección.

“Yo creo que es parte de una situación más general, con esta particularidad de una elección que, a partir del martes, dio un giro muy importante cuando el conjunto de los factores de poder y de peso se volcaron hacia Bolsonaro, que no era su primera opción”.

“Yo coincido con que no es el final de la historia. Es una situación planteada de gran inestabilidad, una situación muy polarizada”.

“Como sucede en otros países la extrema derecha habla con una voz mucho más decidida y plantea sin grandes prejuicios su programa. En el caso de Bolsonaro tuvo la ventaja de tomar dos elementos que le permitieron ganar la elección ocultando un tercero, que es su programa de la ley y el orden: presentarse como un outsider y, producto de la situación del Lava Jato, aprovechar esa situación y evitar exponer mucho su programa económico que de nuevo no tiene nada, porque es continuidad en última instancia del programa de Temer, un programa privatista”.

“En el caso del PT creo que en gran medida su propia política estaba en un camino -para usar un término que describe a una socialdemocracia que lleva adelante el ajuste- de la pasokización. Este fue un término acuñado tras la crisis griega” (para describir el hundimiento del Pasok, el partido socialista griego, NdR)”.

“El gobierno de Dilma que había empezado a hacer el ajuste, entonces era un partido que estaba perdiendo base popular. Recordemos que Dilma ganó una elección muy polarizada también por muy poco margen, que había prometido no hacer un ajuste y fue lo primero que empezó a hacer”.

“Después, su posición frente al golpe no fue llamar a una resistencia para derrotar al golpismo. Eso fue desmoralizando, desgranando a la base de apoyo al PT”.

“No es casual que Bolsonaro haya recibido una asesoría importante de (Steve) Banon, que fue el estratega de la campaña de Trump. Eso se expresa en las redes y en toda esa campaña ofensiva que ha tenido.

“El PT tampoco ha podido decir mucho porque es sabido que el gobierno que asuma, salvo que diga lo contrario, va a tener que hacer un ajuste muy duro, que tiene que ver con una reforma en las pensiones. Entonces el PT no puede decir que no lo va a hacer porque tiene que garantizar la gobernabilidad”.

“Bolsonaro ha tenido la viveza de alinearse con Trump. Él tomó dos temas de campaña que son muy importantes, dentro de la política errática que tiene Trump para la política latinoamericana. América latina está en el medio de esa guerra comercial entre EE.UU. y China. Yo creo que Bolsonaro se ubicó en la agenda de Trump, que fue tomar el tema de la corrupción y la seguridad. Y sobre todo, también ser my duro con Venezuela. Se ha ubicado ya en ese campo. Pero no está clara la política exterior que puede llegar a tener, con respecto a EE.UU.

“Yo creo que se ubica mostrándose como aliado de EE.UU. Esa fue su ubicación en tres temas por lo menos, sin que haya sido la discusión de la política internacional de ninguna manera clave en la campaña electoral”.







Temas relacionados

Elecciones Brasil 2018   /    Fernando Haddad   /    Jair Bolsonaro   /    El Círculo Rojo   /    PT   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO