Política Chile

PENTA

Clases de ética, multa y libertad vigilada, así se sella la impunidad en caso PENTA

Ayer se dio a conocer la sentencia para los controladores de PENTA, Délano y Lavin.

Néstor Vera

Comité de redacción La Izquierda Diario

Martes 10 de julio

Luego de años el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago condenó a Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, ambos controladores del grupo PENTA involucrados en el bullado caso de corrupción y fraude que unió a empresarios y políticos.

Como ya se preveía, la sentencia fue un claro ejemplo de como actúa la justicia patronal. Cuatro años de presidio con el beneficio de libertad vigilada intensiva por el mismo período, inhabilitación de forma perpetua para ejercer derechos políticos, inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena, una multa de $857.084.267 cada uno y clases de ética en la dirección de empresas.

De esta forma, se termina sellando la impunidad para los grandes empresarios, así es como el caso PENTA no se solo se transformó en uno de los casos emblemáticos de la ligazón entre empresarios y sus políticos, sino que también un emblema de la impunidad con que la justicia burguesa trata a los empresarios y políticos patronales.

Es que nada se puede esperar de un Estado e instituciones que funcionan en favor de los grandes grupos económicos, y toda la clase empresarial junto a sus políticos y funcionarios.

Se avala la corrupción en este bullado caso, así como también es la misma justicia y el Estado que permiten que empresarios cierren fabricas, dejando a miles de trabajadores y sus familias en la calle, como se vive en la empresa Maersk o que el principal empresario nacional, Luksic, despida a 19 trabajadores en el FCAB.






Temas relacionados

Política Chile   /   Casta política   /   Penta Casta   /   Corrupción

Comentarios

DEJAR COMENTARIO