Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Cinépolis: explotación moderna y ganancias millonarias

La segunda cadena de cines más importante a nivel mundial, la multinacional Cinépolis, genera ganancias millonarias gracias a la súper explotación de sus trabajadores.

Miércoles 22 de noviembre

Con cerca de 5 mil salas en todo el mundo y más de 50 mil trabajadores, la empresa multinacional de cines es elogiada por sus logros obtenidos en los últimos años, pues ha conseguido cifras récord en crecimiento de salas, venta de boletos y ganancias. Pero existe otra cara que no se menciona, las condiciones de esclavitud moderna que viven a diario los y las trabajadoras de esta millonaria empresa.

La compañía reportó en 2015 que el 80% de las utilidades generadas serian destinadas a la construcción de nuevas salas y la mitad de esto a la incorporación de nueva tecnología; esto contrasta con el argumento de bajas ganancias que la empresa da a sus empleados para justificar las grandes cargas laborales y los miserables sueldos que estos perciben.

Los cinepolitos son trabajadores que se encargan de diversas funciones que van desde limpieza, hasta taquillas o dulcería y perciben 23 pesos la hora; por lo regular son estudiantes universitarios que tienen que trabajar para continuar sus estudios.

Existen otro “tipo” de trabajadores que perciben un salario de 16 pesos la hora y no figuran para la empresa con los mismos derechos que un cinepolito, por lo regular no terminaron más que la primaria, o apenas saben leer, en su mayoría son mujeres y muchas son cabeza de familia.

Estas trabajadoras se encargan de la limpieza general de las lujosas salas de Cinépolis, son las que garantizan que todo esté reluciente y en orden para que el público se sienta cómodo en la función, pero la empresa tiene para ellas los salarios más miserables, condiciones precarias de trabajo donde los horarios son flexibles al gusto de la empresa, reduciendo las horas de trabajo a la semana para pagarles menos, pero aumentando la carga laboral al asignarles tareas que deberían realizar dos o más personas.

Es obvio que a las trabajadoras no les alcanzan los sueldos de miseria para mantener a sus familias pero al pedir un reparto de horas y de trabajo justo, los representantes de la patronal, argumentan que “las cosas no van bien, que tienen que entender la situación de la empresa que pasa por un mal momento pues la gente no viene al cine”.

En el año 2016 Cinépolis vendió cerca de 300 millones de entradas en las salas nacionales, en promedio el costo de la entrada al cine en México es de 42 pesos. Estamos hablando de que solamente en entradas tiene una ganancia de aproximadamente 13 mil millones de pesos.

Al contrario de lo que argumentan los representantes de la multinacional y reproducen las revistas empresariales, el éxito de Cinépolis no se debe a la visión de su CEO Alejandro Ramírez que mediante sus vínculos con el gobierno ha hecho crecer la empresa e incorporar tecnología de punta. En realidad éste crecimiento se debe a las condiciones de precarización en las que trabajan las decenas de miles de empleados, el incremento de salas en tiempo récord y los millones de dólares invertidos en tecnología han sido a costa de mantener a las y los trabajadores de esta empresa en condiciones de miseria.






Temas relacionados

Cinépolis   /   Juventud Trabajadora   /   Precarización laboral   /   Explotación   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO