Cinco policías procesados por la represión a Madres de Plaza de Mayo en las jornadas de 2001

El juez Marcelo Martínez De Giorgi procesó a cinco integrantes del Cuerpo de Policía Montada, que en las jornadas del 19 y 20 de diciembre, en Plaza de Mayo tiraron sus caballos contra Madres que acompañaban las manifestaciones.

Miércoles 5 de agosto | 20:57

El juez Marcelo Martínez De Giorgi, ordenó el procesamiento de los cinco policías que durante la mañana del 20 de diciembre de 2001, reprimieron a los manifestantes y con sus caballos atropellaron adrede a las Madres de Plaza de Mayo.

El magistrado, en su fallo, hizo hincapié en los videos, las fotos y los testimonios de aquellas personas que describieron lo sucedido esa mañana. Además tuvo en cuenta un peritaje realizado por la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal.

El juez Marcelo Martínez De Giorgi, procesó por el delito de vejaciones a cinco policías que estuvieron implicados en la represión que sufrieron las Madres de Plaza de Mayo y otros manifestantes durante la mañana del 20 de diciembre de 2001. El procesamiento se dictó en línea con lo solicitado por el fiscal Franco Picardi.

José Luis González, Fernando Héctor Villegas, Luis Oscar Rodríguez y Ramón Feliciano Vargas son cuatro de los policías que fueron procesados por el delito de vejaciones, sin prisión preventiva. A todos se les fijó un embargo que va de 100 mil a 150 mil pesos. A Ernesto Sergio Weber se estableció que era quien impartía las órdenes al Cuerpo de Policía Montada y se lo procesó por el mismo delito (que prevé una pena de uno a cinco años de prisión) pero en calidad de autor mediato.

Las movilizaciones que comenzaron el día 19 y continuaron el 20 de diciembre de 2001, tiró abajo al Gobierno de la Alianza. El presidente Fernando de la Rúa huyó de la Casa Rosada en helicóptero. Las movilizaciones fueron la consecuencia de la honda deslegitimación social del régimen y de sus representantes políticos. El grito de “que se vayan todos” se repetía en todas las movilizaciones de aquel diciembre caliente de 2001 y los meses que siguieron.

De la Rúa, antes de renunciar al gobierno, dictó el estado de sitio. Sin embargo los manifestantes continuaron en las calles reclamando por la profunda crisis social provocada por el gobierno de la Alianza. Las movilizaciones fueron reprimidas. Asesinaron a 39 personas, muchas de esos crímenes sucedieron en las inmediaciones de la Plaza de Mayo. El exmandatario murió impune, fue absuelto en el juicio que se investigaba esos crímenes cometidos por las órdenes dictada por él.

Los hechos

Aquella mañana, los policías avanzaron contra las personas que estaban manifestándose en la Plaza de Mayo. Fue así que cerca de las 11.30 h del 20 de diciembre, las Madres se antepusieron entre los manifestantes y la policía, para evitar que fueran reprimidos quienes repudiaban al gobierno ajustador.

Los policías a caballo no dudaron en pasar por encima a esas valientes mujeres que defendieron con justeza la movilización popular.

Después de casi 20 años de los hechos, de una impunidad escandalosa, se procesa a los policías que reprimieron a las Madres de Plaza de Mayo. El juez Marcelo Martínez De Giorgi en su fallo señaló que quedó demostrados que el accionar policial fue “causante de distintas lesiones y vejaciones en las personas afectadas, entre las que se encontraban Hebe María Pastor de Bonafini, Marta Petrone de Badillo, Carmen Ramiro de Guede, Celia Pisani de Prosperi, Elsa Fanti de Manzotti, Evel Aztarde de Petrini”, Madres de Plaza de Mayo.

En el fallo del juez, también se señala la condena que recibieron funcionarios del gobierno de la Alianza por la represión policial, que el 20 de diciembre de 2001 terminó con la vida de cinco personas, y muchísimas otras lesionadas. Entre ellos fueron condenados a prisión, el secretario de Seguridad de la Nación Enrique Mathov y funcionarios policiales.

Los funcionarios recibieron esas condenas, porque durante el juicio quedó probado que el operativo represivo se llevó adelante a partir de las directivas de reprimir la protesta social y desalojar la Plaza de Mayo que dio Mathov al Jefe de la Policía Federal Argentina Rubén Santos.

Weber, hoy procesado, habría sido el nexo entre la Sala de Situación de la Dirección General de Operaciones y el personal de Caballería.

En el fallo condenatorio contra Mathov y el resto de los funcionarios, en mayo de 2016, se sostiene que “la policía montada procedió a avanzar literalmente por encima de un grupo de Madres de Plaza de Mayo, que poco antes habían arribado al lugar, como así también respecto de otros manifestantes”.

Los testigos

Los testigos describieron lo sucedido esa mañana. Varios de ellos hablaron del uso de bastones, de la violencia de los golpes recibidos, de “palazos” y balas de gomas.

“Cada uno de los testimonios recolectados en autos, precedentemente mencionados, sumado a los registros fílmicos y fotográficos reunidos en la investigación, permitieron acreditar, cuanto menos, los hechos acaecidos en la Plaza de Mayo en la jornada del día 20 de diciembre de 2001, específicamente sobre el accionar violento y desmedido que habrían adoptado algunos integrantes del Cuerpo de Policía Montada”, marcó el juez.

Transcurrieron 20 años de impunidad. Fueron absueltos los responsables político como el expresidente Fernando de la Rúa que el 19 de diciembre dictó el estado de sitio, que al cabo de dos jornadas dejaron un total de 39 muertos a manos de las fuerzas represivas. Los pocos funcionarios condenados, como el exministro de Seguridad Mathov, recibieron penas irrisorias.

Murió Fernando de la Rúa, un símbolo de la crisis de 2001







Comentarios

DEJAR COMENTARIO