Mundo Obrero

BALANCE DE LUCHA

Chubut: más de cien días de lucha docente, hay fuerza para frenar el ajuste

Las y los docentes provinciales demostraron tener la fuerza para luchar. Tras 40 días ocupando el Ministerio de Educación le arrancaron la paritaria al Gobierno. Exigen que la conducción gremial se ponga al frente.

Miércoles 18 de julio | 16:48

Foto ADN Sur

Después de más de cien días de lucha, en lo que fue un proceso realmente histórico para la provincia (de organización, solidaridad y activismo) las trabajadoras y los trabajadores de la educación de Chubut arrancaron conquistas que el gobierno de Mariano Arcioni estaba negado a otorgar, ya que, desde los primeros días de marzo, anunciaba que no habría paritarias para el 2018, seguiría el pago escalonado de salarios y se desregularizaba la obra social de los estatales.

Obtuvieron la apertura de paritarias y un aumento del 17 %, el no descuento de los días de paro y actualizaciones “gatillo” para octubre y enero teniendo en cuenta el IPC Patagonia y el IPC Chubut.

Además la implementación del Transporte Educativo Gratuito (TEG) para luego del receso ya que llevaba meses sin funcionar y un plan de contingencia edilicia para las escuelas más afectadas por la precariedad y la desinversión.

Pero no solamente las conquistas fueron en ese sentido. Las y los docentes hemos demostrado que somos miles, que podemos organizarnos y, como primer paso, cuestionar a las actuales conducciones sindicales para ponerlas al frente de la lucha y así frenar las políticas de hambre y saqueo. Y podemos organizarnos a fin de lograr una conducción sindical clasista, antiburocrática (que recupere los sindicatos para la clase trabajadora) porque tenemos la fuerza para ello.

Son más de cien días de lucha porque, desde el 5 de marzo miles de docentes comenzamos a organizarnos a lo largo y ancho de la provincia contra las políticas de ajuste y vaciamiento del gobernador Mariano Arcioni, uno de los mejores alumnos de la escuela Macri. Junto a su gabinete, el gobernador puso a Chubut como laboratorio de las políticas de saqueo que toda variante del peronismo y Cambiemos pretenden implementar en el país. Evidencia de ello es la aprobación del Pacto Fiscal (con el apoyo del bloque del FpV provincial, que como a nivel nacional, vota las leyes de ajuste).

La bronca y el descontento hicieron que docentes nos organizáramos en asambleas y en los primeros paros y movilizaciones (tanto en la capital provincial como en las localidades) comenzamos a converger trabajadores estatales de salud, educación, vialidad provincial, estudiantes viales, judiciales, obras públicas y otros estatales.

La Mesa de Unidad Sindical (MUS), conformada por más de diez gremios estatales, fue uno de los primeros motores para llamar a paros generales provinciales, pero enseguida se desnudó su carácter conciliador y burocrático para dilatar el conflicto, llamando a medidas aisladas y sin peso para descomprimir el enojo y la bronca. Para los docentes, el Ministerio de Educación comenzó a ser foco de concentraciones y actividades.

Las masivas movilizaciones mostraban la tenacidad de la organización obrera como lo fue el hito del 20 de marzo, donde en la capital provincial se hicieron presentes, quince mil trabajadores de toda la provincia (incluso realizando cortes de ruta) a todo esto la Mesa Sindical se tiraba para atrás y ponía paños fríos. Se sucedieron abrazos solidarios, sentadas en las escuelas e institutos de formación docente y festivales para visibilizar la lucha, llevados adelante por docentes, estudiantes y trabajadores de la salud.

Leé también Miles de personas se movilizaron en Chubut para frenar el ajuste

La ocupación del Ministerio de Educación realizada por las bases docentes, y en su mayoría mujeres muchas de ellas jefas de hogar, se dio ante la falta de medidas contundentes de los sindicatos que integran la MUS y una salvaje represión que sufrieron docentes en Puerto Madryn en una entrega de viviendas que realizaba Arcioni, el día anterior.

La ocupación del Ministerio no fue un hecho aislado ni desesperado sino que expresó el descontento de medidas aisladas y de falta de respuestas, generando el apoyo espontáneo de cientos de personas que se acercaron y, a su vez, generó un fenómeno de réplica en más de diez delegaciones de Educación y Salud en distintas localidades de la provincia, despertando la solidaridad de padres, madres, estudiantes y de la sociedad en general.

A raíz de esta acción contundente, que logró canalizar la bronca de un amplio sector de los estatales, el Gobierno hizo dos ofertas salariales en negro en una semana. Estas ofertas fueron rechazadas ampliamente, obligando al Gobierno a abrir la paritaria y hacer propuestas al salario básico testigo, que empezaron en $ 200 y llegó a los $ 1.350, aceptado por la burocracia del secretario general Santiago Goodman.

Leé también Chubut: ocupan el Ministerio de Educación y se multiplican las tomas de las instalaciones públicas

Las y los docentes del PTS impulsaron discusiones en las asambleas, donde una de las tareas fue impulsar un fondo de huelga para que la lucha triunfe. Fue importante el aporte de las compañeras de ATEN Capital, que viajaron en una delegación de mujeres directivas y delegadas y aportaron $ 95 mil. Esto obligó a la junta ejecutiva de Ctera a hacerse presente en el Ministerio, una semana después.

En dicha oportunidad se le exigió a la conducción cterista un paro activo nacional y plan de lucha que concrete la nacionalización, en el marco de un acto dominguero como los que acostumbran. Ya habían transcurrido represiones, varios meses de conflicto y casi un mes de ocupación del Ministerio.

Escucharles decir “estaremos tantas veces como sea necesario” y que “Ctera existe” a muchas y muchos docentes nos sonó a tomada de pelo, sumado a que no realizaron ningún aporte al fondo de huelga. “¿Así puede triunfar la lucha?”, se preguntaron desde la docencia chubutense.

Además, intervinimos en charlas abiertas donde junto a otros docentes hablamos de la desigualdad del sistema capitalista y la necesidad de que los recursos estratégicos sean puestos en manos de los trabajadores.

Durante todo el conflicto, el único diputado nacional que se hizo presente fue Nicolás del Caño del PTS en el Frente de Izquierda, quien aportó $ 50 mil de su dieta al fondo de huelga.

A partir de la brutal represión sufrida el 26 de junio, Ctera convocó a un paro nacional para el 3 julio, siendo esta la única medida de fuerza convocada tras tres meses de conflicto. En esa oportunidad viajaron a la Ciudad de Buenos Aires dos delegaciones: una con la conducción de Atech (cuatro micros) y otra junto a compañeras y compañeros del PTS e independientes.

Nuestra delegación llevó adelante un corte de Avenida Corrientes, frente al Obelisco porteño, actividad impulsada por la Agrupación Marrón. Las y los docentes de base independientes allí dieron entrevistas a la prensa nacional, donde pudieron comentar cómo vivían el conflicto en la provincia. Pudieron ser sujetos políticos durante toda la jornada, incluso asistiendo a C5N y Crónica TV. Esto demuestra una clara diferencia con la burocracia que sólo hizo un acto dominguero y un monólogo de los distintos secretarios.

La acción realizada en el Obelisco tuvo muy buena recepción por parte de las y los docentes de Chubut, quienes lo manifestaron a través de la redes y pidiendo en asamblea que contemos nuestra experiencia.

¿Y ahora qué hacemos? La tarea de una agrupación para recuperar el sindicato

Sacamos en limpio una histórica lucha de más de cuatro meses, con 40 días de ocupación y acampe en el Ministerio de Educación, una lucha sostenida por las bases (en su mayoría mujeres sostenes de hogar) que se pusieron al frente del conflicto y cuestionaron la conducción del sindicato.

La Corriente 9 de Abril estuvo apoyando el conflicto desde el primer momento, acompañando a la vanguardia docente combativa dispuesta a sostener la lucha. Para que esta tenga expresión (y donde canalizar esa fuerza) consideramos que debemos lanzar una agrupación en esta corriente antiburocrática y clasista.

Dicha agrupación tiene como tarea inmediata el seguimiento del cumplimiento estricto de los acuerdos paritarios, ya que si queda en manos de Goodman, lo más probable es que se pierda en los escritorios lo conseguido en la lucha.

La primera fecha será el 25 del corriente donde debe darse inicio la aplicación efectiva del TEG (Transporte Educativo Gratuito) y la reparación de la infraestructura escolar. Para ello, sugerimos que se replique en las distintas localidades la conformación de una Comisión de Seguimiento como la constituida en Puerto Madryn por docentes de base.

El plan de ajuste impuesto por el FMI que recae sobre las trabajadoras y los trabajadores está teniendo resistencia. Las y los docentes de Chubut somos ejemplo. Está planteado un “ellos o nosotros”. Y nosotros decimos organización contra el ajuste, porque entendemos que una verdadera educación pública y de calidad puede lograrse ligando las distintas luchas de la clase trabajadora y los sectores oprimidos y explotados. Que recupere los 150 años de tradición obrera. En definitiva, una agrupación que aspire a levantar un programa de conjunto para la educación y la sociedad en general.

PTS Chubut junto a docentes independientes







Temas relacionados

Atech   /    La Marrón Clasista    /    Corriente Nacional 9 de Abril   /    Paritaria docente   /    Ctera   /    Docentes   /    Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS)   /    Chubut   /    Educación   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO