Coronavirus y ajuste patronal

Chubut: Coronavirus, UOM y chantaje patronal en Aluar

La planta de Puerto Madryn está produciendo al 50% de su capacidad. Los dirigentes de la UOM y la UOCRA aceptaron una rebaja salarial del 30%. En medio de una crisis nacional por la pandemia las patronales aprovechan para suspender, despedir y atacar. ¿Qué salida podemos dar las y los trabajadores?

Martes 14 de abril | 17:52

Foto: LU17 Radio Golfo Nuevo

La clase capitalista ya comenzó a descargar sobre la clase trabajadora y el pueblo pobre una crisis que se intensificó por la aparición de la pandemia del nuevo coronavirus.

El presidente de Aluar, Madanes Quintanilla -que se ubica entre los 15 empresarios argentinos más ricos, con un capital de 830 millones de dólares- señaló: "El tema suspensión no está bien empleado" e indicó que "la planta trabaja con un 50% de la capacidad productiva". Para luego referir "Esto permite que la mitad de los trabajadores no concurra de forma simultánea" y "usted dirá que está suspendida, pero yo digo que está licenciada".

Cierres de empresas, despidos, rebajas salariales, aumento de la flexibilización laboral, obligación de trabajar sin los implementos sanitarios elementales, represalias y hasta represiones para quienes se organizan y protestan.

Te puede interesar: Fernández avaló públicamente 1.500 despidos: "Con Techint el tema está superado"

Los dirigentes de la UOM y la UOCRA acordaron que los trabajadores perciban el 70% de sus salarios. Desde la UOM han dado libertad de acción para que "cada regional" negocie según sus propias posibilidades.

Suspensiones al por mayor en metalúrgicas por el efecto Covid-19

Jornada tras jornada, los dirigentes de la UOM acuerdan suspensiones por una franja que va desde el 70% al 80% del valor total de los salarios. El más reciente, el caso de Acindar que en su planta de la localidad de La Tablada lanzó un cronograma de suspensiones con reducción de salarios y anticipó que recortará los contratos de quienes tengan menos de un año.

El ataque de las patronales abarca desde Tierra del Fuego -donde las empresas electrónicas pagaron el 70% de los sueldos de marzo y llevaron adelante cientos de despidos como en Margor- a Córdoba y otros distritos. En Aluar, el convenio entre la empresa y los dos gremios se extenderá por unos 80 días e incluye en total a unos 2.700 trabajadores, entre los que dependen directamente de Aluar y de su subsidiaria Infa.

En el caso de las autopartistas, la cámara del sector ya le advirtió a la UOM que busca un "acuerdo marco" para pagar el 50% de las remuneraciones en abril, mayo y junio ante "la imposibilidad de producir, la casi inexistente demanda, la ausencia de actividad comercial, y las dificultades para efectuar cobranzas; ya han generado faltantes de caja para afrontar los gastos mínimos del sector".

La burguesía demuestra una vez más que es una clase parasitaria. Su rentabilidad y ganancias lo valen todo y de allí su desprecio por la vida de la clase que crea, produce, distribuye todo lo que consumimos y brinda servicios esenciales para la vida como lo es la salud.

Cinismo empresario al por mayor de Madanes Quintanilla

Madanes Quintanilla declaró: "Hace casi 50 años que estamos en Madryn. Yo estoy seguro que esto va a pasar. Lo que nos estamos planteando ahora es el tiempo que nos va a llevar y las heridas que nos va a causar esta pandemia. Y lo que tratamos de hacer es salir con la menor cantidad de heridas. Quiero llevarles tranquilidad, vamos a acompañarlos en todo lo que haga falta. Tengan la confianza de que vamos a salir, un poco golpeados, pero vamos a salir. Y siempre defendiendo al empleo"

El titular de Aluar se refirió a las medidas de aislamiento dispuestas por el Gobierno y sentenció: "El camino que eligió Alberto Fernández es éticamente incuestionable pero económicamente peligroso". Por eso el titular de Aluar se toma del decreto presidencial y suspende y rebaja salarios a los 2700 trabajadores de la fábrica.

La dirigencia sindical sigue como sombra al cuerpo a las grandes patronales. Los burócratas firman rebajas salariales sin chistar y están dejando pasar la oleada de despidos.

Coronavirus, UOM y chantaje patronal en Aluar: ¿Qué salida podemos dar los trabajadores?

En medio de una crisis nacional por la pandemia de coronavirus, las patronales aprovechan para ajustar números, suspender, despedir y atacar a los trabajadores.

Las medidas que acá proponemos deben ser banderas de todo el movimiento obrero. Solamente los resultados de la lucha determinarán si esta vez la crisis la pagan los capitalistas y no el pueblo trabajador.

  • Pago del 100% de los salarios. Ningún cambio en las condiciones de trabajo. Ningún despido ni suspensiones con rebaja salarial.
  • Salario de cuarentena de $30.000 para todas y todos aquellos que tengan que cumplir el aislamiento obligatorio y no tengan una licencia laboral paga, extensivo a las y los jubilados que perciban menos que esa cifra.
  • La prohibición de despidos tiene que ser garantizada por los sindicatos. El DNU de "prohibición de despidos" del gobierno deja afuera a todos los trabajadores y trabajadoras no registrados. También habilita a las empresas a suspender con rebajas salariales. Aún con este decreto numerosas patronales despidieron. La única forma de garantizar esta prohibición es con la organización y lucha por lugar de trabajo, exigiéndoles a los sindicatos que dejen de mirar para otro lado y se pongan a la cabeza de esta pelea por nuestra supervivencia como clase, en el camino de echar a la burocracia sindical y recuperar las organizaciones para las y los trabajadores.
  • Toma y estatización de toda empresa que cierre o despida masivamente. La clase obrera argentina ya dio cátedra de cómo defenderse frente a los despidos masivos y cierres. En la gran crisis del 2001-2002 cientos de empresas fueron recuperadas y puestas a producir o brindar servicios por parte de sus trabajadores. Después de 20 años y con aún numerosísimas dificultades, tenemos a la cerámica Zanon de Neuquén como uno de los principales emblemas de esta experiencia. Hace pocos años los trabajadores de la gráfica Donnelley de Escobar (hoy Madygraf) también se hicieron cargo de la empresa y la pusieron a producir. Este método de defensa de los puestos de trabajo debe implementarse exigiendo la estatización de la empresa que cierre.
  • Comités de higiene y salubridad en cada lugar de trabajo con miembros elegidos democráticamente entre los trabajadores y trabajadoras. Estos comités deben tener plenos poderes para controlar y exigir todo lo que tenga que ver con la salud de las y los empleados, desde barbijos, guantes descartables, termómetros electrónicos a la entrada de los establecimientos, etc. Asimismo deberán poder determinar en cada momento si están dadas las condiciones de salubridad para que la empresa funcione y en caso contrario determinar en asamblea el inmediato cese de actividades sin que las patronales puedan tomar represalias de ninguna especie. Las y los integrantes de estos comités deben tener los mismos fueros legales que cualquier delegado.
  • Distribución de las horas de trabajo entre todos los trabajadores de una empresa que haya tenido que bajar la producción, sin rebaja salarial, excluyendo a todas las personas pertenecientes a grupos de riesgo que serán licenciadas con el 100% del salario.
  • Comités populares en cada barrio que controle los precios. Control de los trabajadores de cada rubro sobre el costo real de cada producto de primera necesidad. Apertura de los libros de contabilidad de todas las empresas para ser verificados por las y los trabajadores con el asesoramiento de profesionales contables leales a su causa.
  • Asambleas en cada lugar de trabajo. Nada debe impedir que las y los trabajadores podamos debatir libremente y tomar las decisiones necesarias en defensa de nuestras vidas y la de nuestras familias. En numerosas dependencias donde se está trabajando, se están utilizando aplicaciones de "video-conferencia" para que todas y todos puedan participar de las asambleas sin riesgo. Ese método puede servir también para deliberar con las y los compañeros de los sectores que están licenciados o suspendidos.

Te puede interesar: Imprescindibles medidas de autodefensa de la clase trabajadora







Temas relacionados

Coronavirus   /    Economia   /    Javier Madanes Quintanilla   /    Mundo Obrero   /    Aluar   /    Alberto Fernández   /    Uocra   /    UOM   /    Chubut

Comentarios

DEJAR COMENTARIO