Juventud

Chile: la mirada desde los trabajadores de las apps

Desde La Izquierda Diario y la agrupación Rappis y Furioses realizamos entrevistas a varios compañeros que trabajan en las aplicaciones en Chile para saber su opinión sobre la rebelión en curso.

Viernes 15 de noviembre | 09:29

Hace ya un mes que en el país vecino se vienen realizando grandes movilizaciones al grito de #Son30Años, iniciadas por los estudiantes secundarios contra el aumento del boleto del metro. Sin embargo, hoy en día es una rebelión popular histórica del conjunto de la población contra un “modelo” de desigualdad brutal, donde tienen que endeudarse para estudiar o atender su salud mientras el 1 % más rico vive de manera lujosa.

Desde La Izquierda Diario y la agrupación “Rappis y Furioses” realizamos entrevistas a varios compañeros que trabajan dentro de Uber, PedidosYa y Rappi en Chile, así como a la agrupación “Repartidos Penquistas” compuesta por trabajadores organizados dentro del sector de aplicación.

Se ha visto como surgen grandes movilizaciones contra Piñera y su represión ¿Desde el sector de aplicación que posición toman ante estas movilizaciones? ¿Están participando?

Juan Martín: Si bien no existe una plataforma en Concepción que sirva para movilizar al gran sector de los trabajadores de aplicación, al menos a nivel individual y por lo que sé de algunos compañeros, sí que hay participación en las jornadas de protestas y de otras actividades políticas externas al rubro mismo del reparto.

Federico: Desde el sector de la aplicación y por la gente con la que he conversado, la mayoría están a favor de las movilizaciones, es más, la cantidad de personas trabajando ha disminuido harto por eso mismo, porque se han hecho presentes en las manifestaciones, hasta los he visto ser parte con sus instrumentos de trabajo.

Agrupación Penquista: Desde que comenzó la Rebelión Popular sentíamos la misma rabia y coraje expresada por millones de chilenos y chilenas que llevan 30 años sufriendo el alza de los costos de la vida, el endeudamiento grotesco de millones de familias tanto en educación, salud e incluso en artículos de primera necesidad. Y, sobre todo, 30 años donde millones de madres, padres, jóvenes y adultos mayores han trabajado bajo condiciones de precariedad laboral que no se ven reflejadas en las legislaciones laborales de los países de la OCDE. Hoy, con la “uberización” de la organización del trabajo, esta precariedad está incluso peor que nuestro Código Laboral heredado de la dictadura militar. Es por esto que, como agrupación, nos sumamos al clamor popular desde el primer día por justicia, igualdad y trabajo digno.

Se han viralizado muchos casos brutales de represión por parte de carabineros y los militares, situaciones de violencia en la calle ¿Cómo se pedalea en un marco así?

Darío: En este caso se debe andar resguardado, transitar por la periferia y evitar las zonas de conflicto, como el centro.

Agrupación Penquista: Ha sido difícil, las empresas Rappi, Uber Eats y Pedidos Ya fueron y siguen siendo sumamente irresponsables con el resguardo de nuestros colegas. Varios días tuvimos que seguir trabajando, otros con la tensión de saber si van a cancelar los turnos, fijando horarios donde no había convocatorias, pero aun así el centro penquista era un campo de batalla transformado por la feroz represión que sufrimos como comunidad penquista en estas jornadas. Inclusive uno de nuestros colegas fue afectado por un disparo de perdigones y otro de lacrimógena, siendo detenido por militares, siendo botado como un bulto luego de un par de horas, sin ninguna constatación de lesiones, ni registro de la detención. De esta manera podemos evidenciar que trabajar bajos estas condiciones es sumamente peligroso, en primer lugar, por el resguardo de nuestra integridad, ya que las fuerzas de control no tienen el criterio al momento de ejercer la fuerza y no discriminan al momento de disparar lacrimógenas o perdigones y, en segundo lugar, por las condiciones que se encuentran las calles, llenas de piedras, vidrios lo que dificulta el pedaleo y propicia las caídas y accidentes.

Ante la convulsionada Chile, ¿qué posición han tomado las diferentes empresas de aplicación?

Juan Martín: Sé que en el caso de Pedidos Ya no canceló sus operaciones y obligó a sus trabajadores a salir a las calles irresponsablemente, desde mi punto de vista. Por otro lado, en el caso de Uber no habido ni un posicionamiento al respecto, la aplicación sí bloqueó la opción de recibir pedidos durante el toque de queda, pero ahora no lo ha limitado, estos días se ha podido trabajar y existen un par de incentivos, pero los “cabros” prefieren no salir a trabajar por el hecho de que es muy peligroso y por la disminución de los pedidos.

Federico: Yo trabajo de Uber y han tirado un par de incentivos, pero más allá de eso no han cambiado mucho la política, han cerrado antes los centros de activación, pero están pagando medio mal.

Agrupación Penquista: La mayoría de las empresas no pararon sus operaciones, durante los días más álgidos igual se veía repartidores trabajado. En el caso de Rappi se proponían incentivos, en Uber también, Pedidos Ya solo se limitó a completar turnos. Cuando se declaró el toque de queda, las aplicaciones notificaban 30 minutos antes para que nos desconectáramos y volviéramos a nuestros hogares, sin duda rechazamos el habernos expuesto a todo el riesgo que se corría al trabajar en las condiciones en las que nos encontrábamos y nos encontramos como país.

Se sabe que la lucha en Chile arrancó con el aumento al transporte, pero que solo fue una gota que rebalsó el vaso. Como trabajadores, ¿qué demandas levantan?

Juan Martín: Entendiendo que parte por el alza del transporte en Santiago, finalmente la movilización responde a una crítica estructural al sistema, no solo al trasporte sino también al trabajo, a la calidad de vida. Nosotros como sector entendemos que la precarización que estamos viviendo los trabajadores de apps responde a una lógica de producción que está amparada en la Constitución, por eso si no hay cambios reales en la Constitución y en las leyes laborales no se podrá regular nuestro trabajo. Por otro lado, se seguirá avalando la precarización laboral que se dan sobre todo en países como Chile, en el cual el sistema neoliberal ha calado profundamente como para que este tipo de empresas funcionen aun así entendiendo lo que hacen con sus trabajadores. Las demandan son por terminar con la precarización laboral, pero entendiendo que para que se acabe esto debe existir un cambio estructural profundo.

Agrupación Penquista: Nuestras demandas van en varias direcciones, siendo fundamental la eliminación de toda precariedad laboral y la protección completa de nuestra vida. Para ello, exigimos que el rol fiscalizador del Estado se haga de manera efectiva, donde las Direcciones del Trabajo revisen de forma exhaustiva la falsa relación contractual que nos imponen las empresas de apps, obligando a estas patronales al reconocimiento de nuestro trabajo como propio de la empresa, evidenciando los índices de subordinación y dependencia clarísimos que vivimos cotidianamente.

Piñera realizó un cambio de gabinete para tratar de “calmar las aguas” ¿Cómo creen que esto continúa?

Juan Martín: Está claro que las reformas que propone el gobierno son irrisorias y que no tienen mucho sentido, sobre todo por las demandas de la gente en la calle. Están ahí para desmovilizar y entregar migajas a los trabajadores y no dar soluciones reales a lo que necesita el país en estos momentos. El llamado a calmar las aguas probablemente, por lo que hemos visto estos días, sí ha tenido un impacto, sí habido una movilización menos masiva, pero esto no ha quitado del tapate la crítica, hay que seguir movilizándose sí o sí y cada uno desde su sector y en lo que pueda aportar. Esto no significa que el movimiento ha parado, ojalá se siga profundizando y llamando a paros nacionales a nivel productivo, etc.

Darío: Es un chiste, es “la misma mierda, pero con otro olor”, no se hizo un cambio notorio, no cambiaron ministros que deberían ser cambiando. Esto está mal. Por parte de la gente ojalá no se apague la movilización.

Federico: Creo que esto tiene para rato, hasta que al menos se den soluciones decentes a los problemas de la gente.

Agrupación Penquista: Como organización creemos que para que se “calmen las aguas” nuestras demandas deben ser acogidas y escuchadas en su totalidad, como hacerse responsables por la violación a los derechos humanos que se cometieron y se siguen cometiendo en las jornadas de protestas. Por esto es necesario que todos los trabajadores y trabajadoras de apps se reúnan y formemos parte de estas nuevas transformaciones que estábamos viendo como país, ya que somos la nueva fuerza de trabajo y debemos defender la organización laboral y acabar con la precariedad en la que nos tienen sumergido estas empresas.

Como lo expresan las voces vivas de nuestros colegas chilenos que combaten todos los días en la calle la represión brutal que comanda Piñera, lo que está pasando en Chile es algo muy profundo. Años de neoliberalismo y de un régimen heredado de la dictadura pinochetista explotaron cuando los de abajo no aguantaron más. Mientras durante mucho tiempo Chile fue el “sueño neoliberal” de América Latina (en Argentina, personajes como Milei y Espert dijeron durante toda la campaña electoral que nuestro país tenía que seguir el modelo chileno), la rebelión en curso genera mucha preocupación para los poderosos que tienen miedo de perder más de lo que están dispuestos a ceder.

Desde el PTS en el Frente de Izquierda, con Nicolás del Caño como candidato presidencial, desde el debate venimos poniendo el eje de la discusión en una Latinoamérica que empieza a despertar contra el neoliberalismo en Chile, contra el FMI en Ecuador y más recientemente contra el golpe de Estado en Bolivia, que es apoyado nada más ni nada menos que por Donald Trump. Apoyando estas luchas es que nuestro compañero Nicolás del Caño recientemente viajó a Chile para acompañar las grandes movilizaciones y a nuestro partido hermano chileno, el PTR, que también está combatiendo en las calles. Desde Rappis y Furioses nos solidarizamos enormemente con la lucha del pueblo chileno y especialmente con nuestros compañeros de aplicaciones, quienes nos demuestran la fuerza que tenemos para poder pelear por nuestros derechos.

Para enfrentar los planes del FMI y el imperialismo, y que la crisis la paguen los capitalistas en Latinoamérica, hay que construir una izquierda fuerte en toda la región.

Para debatir sobre todos estos temas más en profundidad invitamos a los actos que se van a hacer en todo el país en solidaridad con el pueblo chileno y boliviano este sábado. En Córdoba, nos reuniremos a una asamblea abierta con transmisión de discursos de compañeros chilenos en Art Deco (Humberto Primo esquina Sucre) a las 16.







Temas relacionados

Rebelión popular en Chile   /    App   /    Córdoba   /    Juventud   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO