Internacional

PRESIDENCIALES

Chile arranca la campaña hacia las elecciones presidenciales

La campaña presidencial chilena comenzó oficialmente este jueves. Se espera alta tensión, ya que parece haber un punto de bifurcación: ¿cuánto se desplazará Chile a la izquierda o a la derecha?

Jueves 21 de septiembre | 17:49

Chile arrancó este jueves la primera etapa de la campaña electoral para definir quién será su próximo presidente. En esta primera parte la propaganda será en los medios y habrá un límite a la propaganda en las calles (sin carteles). La segunda etapa comienza el 20 de octubre con las franjas televisivas y la publicidad callejera. El padrón en Chile es de cerca de 14 millones de personas, más unas 40.000 inscritas para votar en el extranjero. Las estimaciones dicen que la abstención sería levemente menor a la de las últimas elecciones.

La vocera gubernamental, Paula Narváez, espera que la campaña electoral "se transforme en un debate de ideas". Por su parte el Servicio Electoral (Servel) hizo un llamado a la “amistad cívica”, aunque con candidatos como de J.A. Kast defendiendo la dictadura y los represores, o Piñera pasando la “retroexcavadora al revés” (volver atrás con las tímidas reformas que se hicieron) disimuladamente, seguramente la campaña será de alta tensión.

No por las encuestas. El derechista Piñera ocupa cómodamente el primer lugar, aunque con una disputa por el segundo lugar entre el centro de Guillier y el neoreformismo de Beatriz Sánchez (Frente Amplio), sino porque parece haber un punto de bifurcación: cuánto se desplazará Chile a la izquierda o a la derecha.

Las fuerzas políticas y sus candidatos muestran los perfiles políticos elegidos

La candidata de la Democracia Cristiana (DC) Carolina Goic cambió el ajeno eslogan de “Patria Resiliente” por “Yo me atrevo”: un eslogan defensivo, que muestra el ánimo de la DC. Su candidatura roza el 5%, y se estima que su bancada parlamentaria volverá a caer alcanzando apenas un 11% en el Parlamento.

El ultraderechista J.A. Kast lanzó un video llamando a evitar que “la izquierda ideológica vuelva a gobernar por mucho tiempo”, y aspirando a pasar a segunda vuelta.

Piñera sumó a su lema “Tiempos Mejores”, la idea que viene instalando de una necesaria “unidad nacional”, recurriendo a un tema del “Puma” Rodríguez, “Agárrense de las manos”. También se trata de una aspiración defensiva: sabe que su retroexcavadora al revés será conflictiva y podría reavivar el fantasma de las movilizaciones que impugnaron todo su primer gobierno.

Guillier llamó a su campaña “Guillier en Tu Casa”, y volvió a insistir en la necesidad de la unidad de la centroizquierda para la segunda vuelta, sabiendo que sigue de muy lejos a Piñera. Y revelando igualmente una campaña defensiva, que se da por perdedor.

Beatríz Sánchez, a la vez que habla de un “Programa de Muchos” que todavía no está, y que no son tantos, también reveló que en el fondo es defensiva, al plantear que “si logramos que voten muchos y muchas, pasamos a segunda vuelta”, porque lo cierto es que, hasta ahora, como muestran las encuestas y mostraron las primaras, mayormente lo que están haciendo es atraer votos de la Nueva Mayoría, no expresar los nuevos fenómenos políticos y sociales de los últimos años.

Por su parte Marco Enríquez-Ominami lanzó un lema ajeno a la realidad, “Chile de los libres”, mientras que Alejandro Navarro lanzó el lema “33 años de lucha”, cuando se lo conoce por su actividad parlamentaria, no de lucha.

Con los candidatos con más posibilidades con campañas defensivas, se expresa, no solo las preferencias en las encuestas, sino la lejanía con las realidades y demandas del pueblo trabajador. Y también, que se está en un punto de bifurcación sobre cuánto se les responderá o no, es decir, cuanto se desplazará Chile a la izquierda o a la derecha.






Temas relacionados

Chile   /    Sebastián Piñera   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO