Géneros y Sexualidades

INTERNACIONAL

Chile: Diputados no aprobó el proyecto de ley para abortos no punibles

Aunque contaba con media sanción de Senadores, los diputados chilenos no lograron transformar el proyecto en ley.

Viernes 21 de julio de 2017 | Edición del día

Las mujeres chilenas permanecían expectantes ante la posibilidad de que finalmente, el limitádisimo proyecto de ley para abortos no punibles lograra sancionarse.

La limitación se basa en tomar solo tres causales que justificarían el ejercicio de este derecho.

Te puede interesar:Chile intenta aprobar la ley para abortos no punibles

Con la aprobación de Senadores, avanza el proyecto que permitirá interrumpir el embarazo en tres causales: riesgo materno, inviabilidad fetal y violación. La coalición de Piñera se prepara para impedir que se promulgue.

Sin embargo el jueves, por no llegar a los votos necesarios, la aprobación del proyecto quedó postergada. Ahora será el Tribunal Constitucional quien deberá tomar la decisión. Esto era lo que la derecha chilena quería, por lo tanto a priori es un objetivo alcanzado.

La agrupación de mujeres y diversidad sexual, Pan y Rosas de Chile, se pronunció ante las polémicas que generó la obstrucción de este proyecto por parte de los partidos más conservadores y la iglesia católica.

A continuación reproducimos su declaración

“Este jueves, se rechazó en la Cámara de Diputados, pasando a Comisión Mixta el ya ínfimo proyecto propuesto por la Nueva Mayoría sobre la interrupción del embarazo bajo tres causales. La iniciativa, que sólo aborda un 3% de los casos de abortos clandestinos que se realizan en Chile, fue cercenada por la derecha, la Iglesia y la Democracia Cristiana y que, aún con todos estos límites impuestos, fue rechazado como muestra de su conservadora moral y como muestra de que no quieren resguardar la vida, sino que mantener el control político sobre el cuerpo de las mujeres, aunque ello implique la muerte, el encarcelamiento o poner en riesgo nuestras vidas.

Las mujeres manifestamos nuestro más profundo rechazo y repudio a esos diputados que votaron en contra del proyecto original. Hoy, con más fuerza que nunca, cuestionamos la dudosa moral de un Congreso que gobierna para los ricos y los más poderosos de este país. El aborto es una realidad que opera de facto, que existe y seguirá existiendo, que no se soluciona escondiéndolo bajo de la alfombra como muchos honorables parlamentarios nos quieren hacer creer.

A pesar de todo, no nos desesperanzamos, nos seguiremos organizando en cada lugar de estudio y trabajo, junto a nuestros compañeros, no sólo para conquistar las tres causales, sino por conquistar el pleno derecho y poder de decisión sobre nuestros cuerpos. Porque las mujeres en este sistema somos tremendamente discriminadas, condenadas y, aún así, porque es una necesidad y una realidad, abortamos por infinitas causales: por situación de riesgo social, por falla de anticonceptivos, por carencia de educación sexual, porque no queremos ser madres, entre otras.

Este 25 de julio, hacemos un llamado a salir a la calle por un aborto libre, legal, seguro y gratuito, por el total derecho a decidir sobre nosotras, sobre nuestros cuerpos, sobre nuestras vidas. Convocamos a que se plieguen las distintas organizaciones de mujeres, del movimiento estudiantil y de los trabajadores.
Que los empresarios, la derecha y las iglesias no decidan por nosotras. ¡Por un aborto legal, libre, seguro y gratuito!”.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO