Juventud

POLÍTICA Y MEDIOS

Charla-debate en Córdoba: “La libertad de empresa le impone límites a la libertad de prensa”

Más de 200 personas participaron de una charla-debate sobre periodismo y política en Córdoba.

Sábado 18 de febrero de 2017 | Edición del día

Córdoba: “Periodismo de guerra, periodismo de Estado, periodismo militante” - YouTube

Bajo el título “Periodismo de guerra, periodismo de Estado, periodismo militante”, se realizó una charla-debate organizada por la Juventud del PTS el pasado jueves 16 de Febrero en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba.

Te puede interesar: Córdoba: realizarán un debate sobre el periodismo en Argentina

Allí, expusieron los periodistas Patricia Cravero de La Voz del Interior e integrante del colectivo #NiUnaMenos Córdoba, Gabriel Silva de On the Record e integrante de la cooperativa La Nueva Mañana (ex La Mañana de Córdoba), Dante Leguizamón de los Servicios de Radio y Televisión de la UNC y Fernando Rosso, director editorial de La Izquierda Diario.

Patricia Cravero fue la primera en exponer haciendo hincapié en la temática de la violencia de género tanto en la agenda pública a partir de las masivas movilizaciones de #NiUnaMenos y cómo el tema incide en los medios de comunicación. La periodista reflexionó sobre cómo, en los últimos 3 años, la cobertura periodística sobre la violencia hacia las mujeres dejó de ser aislada, episódica y con un aspecto más policial para pasar a formar parte de la agenda de algunos medios de comunicación en un contexto donde la lucha de las mujeres logró gran visibilidad.

A su vez, Cravero señaló que viene habiendo un recrudecimiento de la violencia machista ante la visibilización del movimiento de mujer. También cuestionó que el periodismo es parte del problema de la violencia de género, pero también puede aportar a la solución del mismo. Finalmente, resaltó la necesidad de la formación permanente en género tanto de las y los periodistas, como en la currícula universitaria.

Por su parte, Gabriel Silva reflexionó sobre la nota de Fernando Rosso al periodista de Clarín, Julio Blank, donde el último dio un testimonio que nunca se había hecho explícito al señalar que Clarín realizó un “periodismo de guerra”. Silva, quien fue corresponsal del canal TN durante el 2008 y 2009 y empezó a trabajar en La Mañana de Córdoba desde el 2011, sostuvo que estuvo “de los dos lados de la grieta”.

También te puede interesar: Julio Blanck: “En Clarín hicimos periodismo de guerra”

El periodista también afirmó que hay un cambio en el paradigma de cómo los gobiernos comunican al pasar de las cadenas nacionales a las conferencias de prensa y una manera más frívola de comunicar mediante las redes sociales. En este cambio, también surgen nuevas maneras de hacer periodismo.

A su turno, Dante Leguizamón observó que el periodismo “es una cosa muy grande”. Desde su postura, es necesario reconocer las luchas que se dan dentro de cada estructura periodística para hacer las cosas más o menos honestas.

Leguizamón buscó complejizar el término “periodismo militante”. Desde su punto de vista, éste término nace en un momento bélico donde un grupo de personas poderosas de ciertos medios de comunicación, decide categorizar a cierto tipo de periodismo que pensaba de manera diferente con la figura de militante. Según el panelista, lo que se buscaba hacer era ensuciar a la militancia. Esta estrategia de ciertos medios de comunicación hegemónicos, parte de instalar la idea de que el periodismo era un ser impoluto, que podía decir lo que está bien y lo que está mal.

El periodista de los SRT afirmó que agradecerle al gobierno kirchnerista el haber generado una situación que era necesaria al cuestionar ese periodismo “impoluto”. Sin embargo, cuestionó que el mismo gobierno en lugar de avanzar en la discusión hizo otro polo mediático con mucho dinero, ensuciando al periodismo militante y exponiendo a los trabajadores. Desde su postura, la militancia que busca es a de sumar voces para tratar de entender la realidad.

Fernando Rosso partió de considerar cómo surgió el proyecto de La Izquierda Diario impulsada, en su mayoría, por militantes que decidieron hacer periodismo retomando una tradición de la izquierda que incluso en Argentina tuvo experiencias en distintos momentos.

El periodista hizo un análisis sobre diferentes momentos de la historia argentina y la relación entre distintos medios y los gobiernos. Partió de afirmar que en las numerosas movilizaciones a Plaza de Mayo que se produjeron durante el 2001, se cuestionó a los partidos del régimen e incluso los medios hegemónicos también fueron cuestionados.

Sin embargo, bajo el gobierno de Néstor Kirchner, hubo una alianza muy empática entre el gobierno y Clarín que incluso fue resaltada por el mismo Julio Blanck. Esto estuvo determinado, según el expositor, por medidas económicas concretas como la Ley de Bienes Culturales o la Ley de Quiebras que salvaron los intereses de Clarín. Incluso, Martín Sivak en su libro “Clarín, la era Magnetto” confirma esta visión.

Te puede interesar: Martín Sivack: “La debilidad del kirchnerismo fue entender a Clarín solo a partir de 1976”

Así, durante los gobiernos kirchneristas, se empoderó a Clarín y después se lo buscó “combatir” con discursos, sin haber medidas materiales concretas que cuestionen su monopolio.

Rosso también reflexionó sobre la historia de Clarín como empresa, su alianza con Raúl Alfonsín, con las privatizaciones el menemismo, hasta el enfrentamiento pos-campo con el gobierno de Cristina Kirchner. Clarín, señaló, es un representante de un sector de la “burguesía nacional” que le reclama al Estado en función de sus negocios.

A esto, se le opuso una forma de hacer periodismo con los medios públicos que, sin embargo, tuvieron su sesgo como se demostró con 6, 7, 8 que, entre otras cosas, nunca invitó a la izquierda a participar, siendo un actor importante del escenario político.

Incluso, sostuvo el periodista, puede verse cómo Clarín trató a la protesta social al final del gobierno de Eduardo Duhalde y al inicio del gobierno de Kirchner en función de sus propios intereses económicos. Esto también se vio durante los años kirchneristas con cercos mediáticos en torno a luchas de trabajadores como fue el caso de la lucha de casino o Mafisa en La Plata o la lucha de Lear, como se ve ahora con la lucha de los trabajadores de AGR.

Así, señaló Fernando, la libertad de empresa le impone muchos límites a una verdadera libertad de prensa y los intereses estatales, de acuerdo a cuáles sean sus alianzas, también. Dentro de estas condiciones es donde las y los trabajadores de prensa tienen que hacer periodismo.

Es bajo este punto de vista donde el proyecto de La Izquierda Diario surge como un medio independiente de ambos intereses, buscando que la voz de la izquierda se escuche mucho más e incluso buscando pelearle la agenda a los medios hegemónicos. Esto se hace sin el respaldo de ningún sector empresario, lo cual permite una mayor “libertad de prensa”.

La Nación es el diario del liberalismo argentino que declara guerra contra los derechos humanos y los juicios a los genocidas, guerra por la precarización laboral, guerra contra los derechos de las mujeres. Clarín representa a este sector de esa “burguesía nacional” prebendaría del Estado. Ambos tienen su ideología y La Izquierda Diario también tienen su ideología y programa, reflejado en el programa del Frente de Izquierda que es un programa de las grandes mayorías. Esto, según el expositor, pone menos límites a la hora de hacer periodismo.

En este sentido, invitó a fortalecer a La Izquierda Diario para convertirlo en una voz potente, con portales provinciales y corresponsales que permitan dar un nuevo salto en un medio que expresa la voz de los trabajadores, las mujeres y la juventud.







Temas relacionados

Periodismo de guerra   /    Fernando Rosso   /    Periodismo militante   /    La Voz del Interior   /    #NiUnaMenos   /    Periodismo   /    Dante Leguizamón   /    Universidad Nacional de Córdoba   /    SRT   /    Clarín   /    Medios de comunicación   /    Córdoba   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO