Juventud

SALTA

Chamuyan con la inseguridad pero quieren llenar de ratis la UNSa

Esta semana se reunieron el vicerrector y el secretario general de la Universidad de Salta con el ministro de Seguridad de la provincia y acordaron un plan para aumentar la presencia policial en las afueras del predio.

Domingo 18 de noviembre | Edición del día

Tal como se difundió en las redes sociales, hace unos días se conoció la reunión que hubo entre el vicerrector de la Universidad Nacional de Salta, Edgardo Fernández Sham –quien secunda al macrista Antonio Fernández Fernández como autoridad de la UNSa-, el radical Rubén Correa y el Ministro de Seguridad de la Provincia, Carlos Oliver. El motivo habría sido la denuncia de supuestos casos de inseguridad y la necesidad, ante eso, de intensificar los controles policiales en las zonas aledañas al predio de Salta Capital, así como el de la sede Tartagal.

De izquierda a derecha: Correa, Fernández Sham y Oliver
De izquierda a derecha: Correa, Fernández Sham y Oliver

Esto ocurre luego de meses de un conflicto universitario intenso en todo el país en defensa de la educación pública, que tuvo su expresión en la provincia, y la misma semana en que senadores de Cambiemos y el PJ votaron un presupuesto, con base en el acuerdo con el FMI, que endeuda no sólo a nuestra generación si no a las que vienen.Y a dos semanas de que sesione el G20 en una Ciudad de Buenos Aires “blindada”.

“Frente a esta ofensiva de los gobiernos de Macri y Urtubey, como respuesta al profundo rechazo a sus políticas de ajuste, la juventud tiene que seguir al frente. Tenemos que mantener la bandera de la autonomía universitaria, echando a la policía y a la Iglesia de la UNSa, como lo hacemos con la campaña que impulsamos desde la Secretaría de Género y Disidencia Sexual de Humanidades de separación de la Iglesia de la educación”, sostuvo Josefina Ciotta, integrante de las agrupaciones Pan y Rosas y Juventud a la Izquierda.

Fuera la yuta de la UNSa

No es la primera vez que las autoridades de la UNSa y el gobierno provincial intentan una avanzada azul pasando por alto la autonomía universitaria.

Durante el 2010 el Consejo Superior de la UNSa firmó un acuerdo, que no se concretó debido al rechazo de la comunidad universitaria, con la Policía para que la Facultad de Humanidades dictara a los agentes una Licenciatura en “Seguridad Pública”. Dos años después, sí lograron avanzar con un “Convenio de Cooperación para evaluación de aspirantes a la Policía de Salta”, sobre la base un acuerdo marco de cooperación con el gobierno de Urtubey. De esta forma, a principios de 2013 unos 1500 aspirantes fueron evaluados en las instalaciones de la universidad.

En 2015 hubo una nueva avanzada cuando el para ese entonces rector kirchnerista, el actual decano de la facultad de Económicas Víctor Claros, firmó con el Ministerio de Seguridad un acuerdo que establece que las y los docentes de la UNSa sean quienes preparen, dirijan y realicen las evaluaciones físicas y teóricas de los postulantes al servicio penitenciario provincial.

La autonomía en los bordes

En mayo de 2017, 11 estudiantes fueron detenidos en las afueras de la universidad y trasladados al Centro de Contraventores de la Policía de Salta, en la Alcaidía General, por tomar una gaseosa y tocar la guitarra luego de un partido de fútbol en las canchitas de la UNSa.

La reunión entre Sham, el “chato” Correa y Oliver, que prometen replicar, busca generalizar ese accionar represivo, a la vez que multiplicar el amedrentamiento a la juventud de los barrios Universitario y Castañares.

Ante esto Ciotta aseguró que se proponen “desarrollar una gran campaña democrática para echar a la policía de la UNSa y anular todos los acuerdos entre el rectorado de la universidad y el gobierno de Urtubey”. “Exigimos al Consejo Superior de la UNSa, así como a cada uno de los Consejos Directivos y Centros de Estudiantes de las distintas facultades, y en particular al CUEH, que rechacen esta nueva avanzada”.







Temas relacionados

Salta   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO