Géneros y Sexualidades

OPINIÓN

Chaco: transfobia en la Comisión Organizadora del Encuentro Nacional de Mujeres

El pasado 20 de mayo se propuso la realización del festival “Resistencia Queer” para recaudar fondos, ante la negativa de un sector se forjó una discusión que terminó en amenazas y agresiones a una mujer trans. La noticia circuló en las redes sociales.

Tomás Máscolo

Candidato a diputado nacional por CABA por el PTS/FIT - @PibeTiger

Jueves 25 de mayo | Edición del día

El festival Queer fue propuesto por algunos activistas y militantes Convocatoria Federal Trans y Travesti Argentina y tiene como propósito recaudar fondos para el Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) que se realizará en Chaco este año. Cabe señalar que la elección de la ciudad fue impuesta en el acto de cierre del Encuentro Nacional de Mujeres de Rosario del año pasado por la imposición de un sector de la Comisión representados políticamente por el PCR, Patria Grande/Mala Junta, entre otros.

Te puede interesar: Consenso: un cuento chino

El eje de la discusión fue cuando se propuso incluir la actividad dentro de las gacetillas oficiales, pero el intercambio sobre incluirla o no dentro de la grilla de actividades fue subiendo de temperatura a tal punto que agredieron físicamente a una travesti.

Quienes estaban a la cabeza de negarse al evento fue un grupo liderado por la militante justicialista, Natalia Borelli. Empezó a tratar en masculino a la activista Jakeline Romero y con argumentos del medioevo como decirle que el cambio registral no la convertía en mujer quiso imponer una posición - claramente transfóbica - de forma burocrática.

¿Consenso?

Uno de los argumentos esgrimidos a la hora de decidir sobre el festival fue el consenso, mostrando nuevamente los límites que tiene a la hora de implementarse sobre todo cuando hay otras maneras más democráticas como la votación. La votación no divide, solo muestra la diversidad de opiniones y otorga un medio para organizarse.

Pero volviendo a la denuncia de la nota, no sólo que intentaron impedir un festival de forma burocrática y violentaron a una compañera trans, sino que tuvieron el tupé de presentar una contrapropuesta de un festival “para la familia”, para la “mujer, mujer” y para la “mujer normal”.

Nobleza obliga, hay que mencionar que este lunes por la tarde, se emitió un comunicado firmado por un nutrido grupo de integrantes de la organización del ENM donde se repudió lo ocurrido. “Como integrantes de la comisión organizadora del 32do. Encuentro Nacional de Mujeres presentes en la plenaria organizativa del 20 de mayo en el comedor de la Universidad Nacional del Nordeste, denunciamos públicamente las agresiones de odio sufridas por nuestras hermanas debido a su identidad de género y su orientación sexo-afectiva”, indicaron en el documento.

"El Encuentro es de todas, también de las desobedientes"

Fueron las palabras de Lohana Berkins cuando se peleó a capa y espada para poder participar de los ENM. “La comisión organizadora no tiene legitimidad para decidir excluir a las compañeras, cuando desde hace varios años ya compartimos el espacio de los Encuentros, nos conocemos, crecemos y debatimos juntas acerca de muchas temáticas. ¿Por qué podría la Comisión Organizadora arrogarse la decisión de impedir que sigamos haciéndolo? Sabemos que el Encuentro Nacional de Mujeres lo construimos los miles de compañeras que asistimos, más allá de la Comisión Organizadora que -y lo sabemos porque también algunas de nosotras formamos parte de CO en distintos años- tiene la difícil tarea de garantizar las condiciones que lo permiten. Ninguna Comisión puede negarnos la posibilidad de seguir con este camino que ya emprendimos juntas.”, escribían las Feministas Inconvenientes en 2011, en una declaración pública dirigida a la Comisión Organizadora del XXVI Encuentro que se haría en Bariloche.

Tal es así que el precedente de esta lucha permite que el repudio a este tipo de situaciones sea instantáneo como lo reflejaron las redes sociales. Ejemplo de esto fueron las organizaciones como el Frente de Género del Movimiento Descamisados, Horda de Lesbianas, La Marcha de lxs Putxs Chaco-Corrientes, Socorristas en Red, Rea Rosario, Red Positiva Rosario, entre otros.

Por su parte, Andrea D´Atri precandidata a diputada por la provincia de Buenos Aires por el PTS/FIT y fundadora de Pan y Rosas dijo que “La participación de las compañeras trans en el ENM es fundamental. Se demuestra año tras años en los talleres, recordemos que el año pasado, por ejemplo, se denunció la escasa implementación de la ley de cupo laboral trans, pelear la abolición de los códigos contravenciones en todo el país y la necesidad de que se implemente la Ley de Educación Sexual Integral en todas las escuelas del país, así como la capacitación a los docentes”.

Luego de casi 5 años de Ley de Identidad de Género y un año de Ley de Cupo Laboral se sigue saltando de ministerio en ministerio y de ahí a las secretarias de planificación y más vueltas. Un desgastante trabajo burocrático para las compañeras a las que se les va la vida intentando girar un milímetro las ruedas del engranaje que impide que las personas trans accedan a un derecho elemental como es el trabajo y la salud.






Temas relacionados

Transfobia   /    Chaco   /    LGTBI   /    Sexualidad   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO