Géneros y Sexualidades

PALABRAS DE UNA MAESTRA

Cayó el delantal de Carmen Evelia Murillo

La maestra Norma Sánchez, de Salta, nos envía un texto de su autoría sobre el reciente asesinato de la docente Carmen Evelia Murillo, en la localidad de Tartagal.

Domingo 5 de octubre de 2014 | Edición del día

Así su piel curtida por el sol... sus manos pequeñas... laburante de

las tizas y de la olla escolar dejó su vida en el agreste Bobadal

Así con total indolencia la cintura política

advierte: "tenemos que mejorar" ...

El escritorio,

resuena infinitesimalmente

m e j o r a r..m e j o r a r..

La cintura,

¡no tiene idea dónde y cómo Carmen Evelia hacía vida en aquel lugar!

Desconocimiento profundo de toodas las Carmen Evelia,

de todos los patios rurales...

¡Y quién gatilló negligente sobre el pecho diligente!

¡quién atravesó la vida con locura embravecida!

¡quién calló la palabra!

¡quién quebró todas las tizas!...

¡Quién... apagó el tizón!...

Un enajenado de tántos que vagan por el rincón

presa de las miserias mucho más que los demás...

Miserias de alcohol, de furia, de vaciedad...

Miseria de los desposeídos..

de los ahogados, de los sobrevivientes a la inequidad

Habitantes eternos de la inequidad.

¡Quién gatilló indolente!

¡Quiénes los indolentes!

Carmen se ha liberado..

del sueldo magro..

del sol de más de 40 grados...

del MILAGRO de alimentar con 3 pesos!

Sofía, su hija, no volverá a esperar a mamá.

norma (de los nudos desandados)

Había ejercido en otra comunidad Wichi donde era muy valorada y respetada por el cacique y la comunidad Chané. Pidió traslado al Bobadal para estar más cerca de Tartagal. El otro paraje era muy complicado en tiempo de lluvias y se había cansado de todos los papeles que pide el Ministerio a los que ejercen en zona rural “aborigen”. Papeles que les exigen continuos desplazamientos donde no hay buenos caminos ni movilidad.

Carmen Evelia ganaba un poco más de 4000 “con monedas” dijo la madre. "Y tenía que dar de comer... le daban 2 PESOS POR NIÑO! y ahora le habían subido a 3!" -continuó la madre. Ella había hecho los paros y se había reintegrado por los niños, que dependían mucho de la alimentación escolar y tenía la responsabilidad de una hija universitaria.

NADIE quiere ir a estos parajes. Donde ’se siente el silencio’. Muchos jóvenes docentes no resisten, se hacen alcohólicos. La currícula no los forma para la ruralidad diversa, intercultural. Aun para la complejidad urbana la formación es acotada.

No imagines una infraestructura escolar funcional, como en éste caso, no hay señal de celular, puede no haber luz. El agua es mala, con arsénico, los problemas renales son comunes, o que te pique una vinchuca infectada.

Es una región eternamente postergada, sin trabajo, ecológicamente desbastada. Donde es común el alcoholismo y también es común el abuso sexual de las jóvenes chané por parte de los criollos. Y la policía y todo el entorno es criollo. El criollo continúa considerando al “indio” una especie de animal que se puede “cazar”.

Los gobiernos son responsables. No sólo de dinero, sino de respeto a la diversidad, con políticas de acción tangibles, que obren y transformen este suelo dónde no existan ciudadanos de primera y de segunda, y donde las comunidades originarias tengan en papeles su tierra comunitaria y maestros de la comunidad que formen a los habitantes en su propia lengua.

El gobierno de Salta desconoce y quiere eliminar a las pocas comunidades originarias, son un lunar a la estirpe hispana de la que se enorgullece. No obstante todas las políticas de destrucción invisibilizadoras de estos años, los mal llamados “indios” están aquí. En el patio del fondo, claro, muertos de hambre, desnutridos. Los incorpora en tiempo de elecciones, el criollaje se encarga de ’arriarlos’ para dar el voto a una “justicia social” que los tiene ahí, en el fondo, arrinconados.

Y ahí van los maestros para componer un sueldo.






Temas relacionados

Evelia Murillo   /    Femicidio   /    Opinión   /    Salta   /    Violencia de género   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO