Mundo Obrero

REELECTO EN COMERCIO

Cavalieri insólito: "Si algunos sindicalistas nos eternizamos es por el respaldo de las bases”

En medio de una guerra judicial, el Gitano le ganó por menos de 500 votos a su ex socio Ramón Muerza. Votaron 22 mil de 64 mil afiliados. Con el próximo mandato se acercará a los 40 en el sillón del SEC.

Lucho Aguilar

@lukoaguilar

Sábado 29 de septiembre de 2018 | 17:46

Este viernes se realizó la elección en el sindicato “más grande del país”. Por eso fue seguida de cerca desde las oficinas de la CGT, pero también de Cambiemos: Cavalieri y Muerza tienen sus aliados en la “mesa chica” del macrismo.

Los contrincantes habían empatado en los tribunales, con un fallo favorable a cada uno, así que tuvieron que concurrir a las urnas.

Pero a las 3 de la mañana de este sábado todavía seguía el recuento, lento y debatido como nunca había pasado antes. Es que “la banda de Ramón” había movido muchos fiscales e integrantes de la Lista Granate que habían impugnado votantes durante la jornada y también impugnado urnas durante el escrutinio.

A esa hora los resultados todavía eran parejos, pero a la mañana la Junta Electoral dio como ganador a Armando Oriente Cavalieri (Lista Azul) con 11.051 votos (52%), sobre Ramón Muerza (Lista Granate) con 10.590 (48%).

Una elección mucho más pareja de lo que se esperaba, según pudo saber La Izquierda Diario de allegados al sindicato. “En las empresas grandes la elección fue pareja con una leve ventaja para Muerza. Cavalieri ganó en la Obra Social, el aparato del Sindicato, jubilados y empresas chicas. Se ve que para muchos mercantiles Cavalieri es visto como el símbolo del sindicalismo empresario. Pero Muerza no lo pudo terminar de capitalizar porque como Secretario de Organización histórico en muchos lugares de trabajo lo conocen y no lo quieren”.

De los 64 mil afiliados, solo votó un tercio. Sin embargo, fueron más votantes que otras veces. Armando Cavalieri justificó esa participación – y la pareja elección – en algunas “ayuditas” que habría tenido su contrincante. En declaraciones a Télam “disparó fuertes críticas al empresario Alfredo Coto, a quien cuestionó de haber intentado tomar el control del gremio de Comercio a través del candidato de la oposición, Ramón Muerza, para “hacer un sindicato de supermercadistas, y debilitarnos, haciéndonos perder identidad”.

La relación de Muerza con Coto es conocida, pero la defensa de Cavalieri parece la de un sindicalista combativo y no de quien ha convertido al SEC en una mutual de servicios asociada a distintas empresas, de excelente relación con los “supermercadistas” y todas las cámaras empresarias.

Desde ambos lados reconocen que Cambiemos también hizo su aporte en la elección. Vidal, Rodríguez Larreta y Santilli son cercanos a Muerza. Macri, Quintana y Triaca a Cavalieri. El “secretario de Trabajo” se apuró en aprobar el acta electoral.

La pregunta para muchos es cómo sigue ahora. La elección ha implicado una cimbronazo dentro de la vieja alianza oficialista. ¿Cavalieri barrerá con todos los espacios y cajas de la oposición? ¿Habrá negociación? ¿O continuará la batalla judicial?

Desde fuentes cercanas a Muerza aseguraron a La Izquierda Diario que “hay urnas impugnadas y la justicia laboral había anulado la elección, no descarto que se judicialice el resultado”.

Todo está por verse.

El eterno secretario general de Comercio dejó una perlita esta mañana, con los resultados en mano. “Y de paso termina con los planteos que hacen algunos al decir que no hay libertad sindical en la Argentina. Esta compulsa que se ganó es por eso también una reivindicación para los dirigentes sindicales. si algunos sindicalistas nos eternizamos es porque está el respaldo de las bases”. Una extraña conclusión, tratándose de un hombre que hace décadas no trabaja y ocupa el sillón del gremio, gana más de 300 mil pesos por mes y ha sido “oficialista de todos los gobiernos”.

Es posible que las cajeras que hoy entraron a los supermercados con la primera luz del día, los repositores “rotos” entre las góndalas, las pibas con la cabeza “quemada” y los bolsillos flacos en los call centers, los tercerizados que hacen tareas de camioneros, petroleros, bancarios o eléctricos, los peajistas encerrados horas en sus cabinas, no comparten la conclusión de “Don Armando”. Ni tampoco se ilusionaron con “el cambio”.







Temas relacionados

Sindicato de Comercio   /    Tratado libre comercio   /    Jorge Triaca   /    Armando Oriente Cavalieri   /    Coto   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO