VIOLENCIA POLICIAL

Causa de Carlitos Orellano: "Ya han pasado 90 días y todavía el fiscal Saldutti no imputó a nadie"

En diálogo con El Bien Común Radio de Rosario, Edgardo Orellano, denunció que la causa no avanzó durante la cuarentena y que los policías involucrados en la muerte de su hijo siguen libres y en funciones.

Miércoles 20 de mayo | 17:00

Foto: La familia de Carlos Orellano en el Gigante de Arroyito pidiendo justicia por su asesinato / Rosarioplus.com

"La causa aparentemente está dormida, parada. Ya han pasado 90 días y todavia el Fiscal Saldutti no imputó a nadie, no autorizó prision preventiva para nadie, nada. Mientras los policias que están involucrados en la causa de mi hijo están trabajando. armados, uniformados", denunció Edgardo, y agregó que "las únicas medidas que tomaron fue cambiarlos de pueblo, de ciudad. Uno está en San Lorenzo, y la mujer no sabemos dónde la mandaron." Carlos Orellano apareció flotando en la costa del Río Paraná frente al boliche Ming en Rosario, luego de haber ido a bailar al lugar con amigos. Policías que hacian horas adicionales en el local denunciaron que el joven se había tirado o que había caído al agua.

Te puede interesar: Masiva convocatoria por justicia por Carlos "Bocacha" Orellano

Más adelante el papá de Bocacha volvió a hablar del rol del Ministerio Público de la Acusación: "Investigamos más nosotros que el fiscal, porque el fiscal parece que está durmiendo. Los abogados están presentando escrito en estos días, volviendo a pedir la imputación de un montón de gente sospechosa, sobre todo la parte policial, que sigue armada, uniformada, se ha tomado el atrevimiento de amenazar a gente por las redes, por Facebook, gente que hacía algún tipo de comentario lo amenazaban." Una vez más en casos de violencia estatal la connivencia entre el poder judicial y la policía van configurando un escenario de impunidad para los responsables, esta vez con el aislamiento obligatorio como marco.

Te puede interesar: De Pichón Escobar a Carlos Orellano: patovicas, Policía, impunidad

Sobre la actuación del gobierno provincial Orellano declaró que "el Ministro de Seguridad (Saín) no hace nada para serparar a los policías del cargo. por lo menos ya que el fiscal no hace nada, el ministro lo primero tiene que hacer es apartarlo, no puede andar por la calle una persona que está sospechada de homicidio, y que cuando alguien le dice algo los amenaza". Además relató que fue hostigado y amenazado por policías por estar en la vereda de su casa, que le dijeron "viejo cagón, ya te vamos a agarrar, te vamos a encontrar en la calle, ya vas a caer, ya te vamos a enganchar." El hombre hizo la denuncia a asuntos internos de la policía santafesina, pero no hubo novedades de que esa denuncia prosperara.

En relación a la autopsia que se le practicó al cuerpo de Carlitos, Edgardo dijo que "lo que sabemos nosotros es extraoficialmente lo que nos dijo la perito de parte, que los pulmones no tenían agua, por lo tanto no se ahogó, que cayó muerto. Por supuesto ahora hay que esperar que hagan exámenes de plancton", y agregó que "el cuerpo tenía muchos golpes en la zona de la cabeza, el cuello, base del cuello, los hombros, omóplatos, pulmón izquierdo, derrame en el pulmón izquierdo, hematomas de una patada, raspones en la espalda, la parte derecha de la cara un golpe grandísimo, en la oreja también."

"Para el cumpleaños de Carlitos que fue el 5 de mayo los amigos tuvieron la idea de festejarlo con una comida para gente humilde", relató Edgardo, y continuó: "Organizaron un gran locro para 300 personas, pero terminamos haciendo 1500 porciones. a partir de ahí sobró mercadería, se siguió dando de comer, copa de leche, chocolatada, mate cocido, con pan que había sobrado." Luego contó que repetirán la iniciativa en otra fecha muy sentida: "El 24 se cumplen 4 meses de la muerte de Carlos y van a hacer un arroz amarillo con pollo, y también calculamos que va a venir muchísima gente a buscar la comida. también estamos planeando armar una asociación civil para en base a eso empezar a trabajar solidariamente con la gente que más lo necesita, que es lo que quería hacer mi hijo".

El papá de Carlitos confió que "todos los amigos de carlos vienen a cocinar, después que terminan de servir la comida se abrazan y se ponen a llorar. los amigos no tienen consuelo, o pueden entender. no somos solamente la familia. Estamos todos juntos en esta pelea, y la vamos a pelear."

Te puede interesar: Bocacha: familiares y amigos hicieron un locro solidario por su cumpleaños







Temas relacionados

Carlos Orellano   /    Ministerio Público   /    Marcelo Saín   /    Poder Judicial   /    Violencia policial   /    Rosario   /    Santa Fe

Comentarios

DEJAR COMENTARIO