Política Estado Español

ELECCIONES CATALUNYA

Catalunya en Comú-Podem, la "llave" que cierra la puerta al movimiento democrático catalán

En un mar de encuestas que no aciertan a ponerse de acuerdo sobre el resultado del 21D, parece cada vez más claro que la formación de Domènech tendrá la llave para decidir el nuevo gobierno.

Ivan Vela

Barcelona | @Ivan_Borvba

Martes 12 de diciembre de 2017 | Edición del día

Foto: EFE

A falta de una semana y media para la celebración de los comicios no hay pronóstico electoral claro. Se escuchan tantos resultados posibles como encuestas realizadas.

Tampoco las diferentes formaciones políticas aportan novedades. Desde la imposición de las elecciones vía 155 por parte de Mariano Rajoy, con menor o mayor celeridad, todos los partidos se sumaron a ellas y desde el primer momento dejaron claro su programa.

En este escenario, Catalunya en Comú-Podem, se ha ubicado como la “llave” para romper la “política de bloques”, usando la terminología empleada por Xavier Domènech, líder de la formación morada en Catalunya. Y es que el equipo electoral de la coalición neorreformista ha estructurado, como ya hiciera para las elecciones del 2015, un discurso en torno a la “agenda social” en contraposición a la “agenda de la DUI y a del 155”.

"Durante los últimos años, detrás del procés, se han olvidado las políticas sociales, y nuestra salida a la situación nacional también debe permitirnos recuperar la agenda social" aseguraba el candidato.

Pero lo cierto es que la interpretación “equidistante” del “procés” de los comunes, quedó atrapada ante una situación nada “equidistante” de parte de la represión brutal de todo el Régimen del 78 contra el movimiento democrático catalán por la independencia. Y Podemos y Catalunya en Comú-Podem, aunque denunciaran el 155, han dado la espalda a las demandas democráticas del pueblo catalán expresadas desde el 1-O a golpes de porra de la nacional. Sus deseos de hacer “pactos históricos de gobierno con el PSOE”, estuvieron por encima de esta voluntad popular, es decir estuvieron más del lado de los socialistas que apoyaron sin escrúpulos la aplicación del 155.

No cabe duda que las demandas democráticas del movimiento catalán han sido desviadas y abandonadas por una dirección, ERC y PDeCAT, que desde el principio del proceso ha dejado totalmente de lado la “agenda social”. Era de esperar de los mismos partidos del “procesime” al frente de los peores recortes, privatizaciones y represión contra la clase trabajadora y sectores populares de Catalunya.

Pero no es menos cierto que plantear “agenda social” buscando como aliado al PSC del 155 o a ERC de los recortes en Catalunya, es una quimera. Y así lo han ido demostrando los diferentes ayuntamientos del cambio, en especial el de Barcelona, que en estos años se ha enfrentado duramente contra los trabajadores de TMB, traicionó a las luchadoras y luchadores de Movistar, reprime a los manteros, mantiene concesiones millonarias con Telefónica y continua con la celebración del Mobile World Congress. Y todo ello gobernando codo a codo, hasta la aplicación del 155, con el PSC, “inventor” de la marca Barcelona.

Ahora, a nivel de Catalunya, Catalunya en Comú – Podem, plantea medidas “sociales”, pero circunscribe su lucha al ámbito institucional. Copia de una receta fallida. En su programa electoral abogan por aumentar el gasto en educación, del 2,8% al 6%, proponen destinar un 28% (actualmente un 21%) a gasto social, apuntan a derogar la LOMCE o crear un parque de viviendas públicas, previo pago al “banco malo”.

Pero, ¿cómo se puede llevar todo esto a cabo con un Gobierno Central desbocado que está ya interviniendo ayuntamientos que aplican tímidas medidas redistributivas? Para ello, Domènech y los suyos, buscarán pactos con la “casta” que ha configurado y crecido a la sombra de este Régimen. ERC, social de recortes de JuntsxSi y PSC, el partido de los artículos 135 y 155.

Pero nada de los millones movilizados el 1 de octubre que enfrentaron la represión, nada de los millones que paralizaron Catalunya el día 3 de octubre y por supuesto nada de aquellos que, autorganizados, protagonizaron la jornada de lucha del 8N. Para todos ellos solo hay un mensaje; vuelta a casa y a seguir igual. La derrota como única vía posible.

Generalmente las maniobras de “palacio” se suelen suceder tras las elecciones, pero en este caso la careta no aguanta ni hasta el 21D. El proyecto de Catalunya en Comú – Podem, en sintonía con el de su “hermano mayor”, Podemos, busca una vuelta al autonomismo, a la monotonía, a la política de palacio y al “pactismo”.

Ingredientes de tiempos pasados para una situación marcada por el secuestro de la Generalitat a manos del Ejecutivo de Rajoy, con presos políticos, una represión creciente que no cesa y con nulos interlocutores. Los comunes son la “llave”, pero la “llave” de la restauración.







Temas relacionados

Xavier Domènech   /    Independencia de Catalunya   /    Política Estado Español   /    Ada Colau   /    Podemos   /    Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO