Internacional

#PRIMAVERACATALANA

Cataluña: el Parlamento defiende la libertad de los presos y sus derechos políticos

El Parlamento de Cataluña, de mayoría independentista, reclamó hoy la libertad "inmediata" de los políticos encarcelados provisionalmente por ser parte del “procès” así como el "derecho" de Carles Puigdemont, reclamado por la Justicia española, a ser elegido de nuevo presidente regional de Cataluña.

Jueves 29 de marzo | Edición del día

Agencias EFE / FOTO: Quique García

La cámara legislativa aprobó, en un pleno extraordinario, sendas resoluciones en ese sentido con el apoyo de los tres grupos parlamentarios que suman mayoría absoluta independentista en su conjunto: JxCat ERC y CUP.

La acción de la justicia fue contestada por miles de manifestantes. En la jornada de ayer cortaron una de las principales autopistas de Cataluña (AP-7) cerca de la frontera de Francia, así como dos de las calles más importantes de Barcelona, la Avenida Diagonal y la Meridiana, para exigir la libertad de los políticos catalanes encarcelados. Convocados por los "comités de defensa de la república", los manifestantes también rodearon la estación principal de tren de Sants de Barcelona.

Las manifestaciones se multiplicaron los últimos días para protestar contra el encarcelamiento de líderes independentistas y la detención del Carles Puigdemont quien fue detenido el domingo en Alemania. Durante las protestas contra las medidas judiciales de encarcelamiento, en las que hubo duras cargas policiales a cargo de los Mossos d`Esquadra, uno de los reclamos más oídos es la necesidad de una huelga general como una forma contundente de contestar a semejante ofensiva.

Puigdemont (JxCat), desde su exilio había renunciado "provisionalmente" el 1 de marzo a ser candidato a la reelección como presidente de Cataluña. El Tribunal Constitucional (TC) español había advertido de que el Parlamento catalán no lo podía elegir sin su presencia, pues había marchado al extranjero el 30 de octubre ya que no estaba garantizada la acción imparcial de la Justicia y las mínimas garantías democráticas.

El Parlamento catalán también defendió hoy el "derecho" a ser elegidos de otros dos líderes independentistas, Jordi Sánchez y Jordi Turull (JxCat), ambos en prisión provisional.

Sánchez renunció también a ser candidato porque no obtuvo permiso judicial para someterse a la sesión parlamentaria de investidura, mientras que Turull no pudo presentarse a una segunda votación para su elección porque fue procesado y encarcelado el viernes pasado, como otros líderes independentistas.

Así, el Parlamento catalán aprobó comprometerse a "adoptar todas las medidas necesarias para garantizar" que Puigdemont, Sánchez y Turull "puedan ejercer sus derechos políticos", incluido "el derecho a someter a debate y votación plenaria su candidatura para ser investidos".

La petición de libertad para ellos fue respaldada, además, por Catalunya en Comú-Podem. Mientras que el PSC se opuso y Ciudadanos rehusó participar en la votación al considerar "una barbaridad" decirle a la Justicia "lo que tiene que hacer". Sin atender a que la justicia española está pisoteando derechos políticos junto al gobierno y la Corona.

Por otro lado la propuesta de Catalunya en Comú-Podem por la formación de un “gobierno amplio y transversal” junto con el PSC basado que la mayoría independentista “de un paso atrás”, fue rechazada tanto por la ANC, por no considerarla reflejo del “mandato democrático” expresado en los últimos comicios, como por los Socialistas catalanes por ser una propuesta “motivo de nuevas frustraciones”.

El Ejecutivo español del Partido Popular, destituyó a Puigdemont y a todos sus consejeros el 27 de octubre de 2017 amparado bajo el artículo 155 con el apoyo de Ciudadanos y el PSOE. Simultáneamente se desarrolló una ofensiva judicial y policial criminalizando las aspiraciones del pueblo catalán que ya lleva como saldo la intervención del Gobierno y el procesamiento por rebelión de 13 líderes catalanes.








Comentarios

DEJAR COMENTARIO