Sociedad

MENDOZA

Caso Provolo: las víctimas se niegan a hablar con los sacerdotes que investigan para el Vaticano

La Fiscalía exigió a los curas enviados por la Santa Sede toda la información sobre las denuncias de abusos cometidos en Verona y en La Plata.

Lunes 15 de mayo | 17:57

Foto: Ignacio Blanco / Los curas enviados por el Vaticano

El Vaticano envió a Mendoza a dos curas del Arzobispado de Córdoba, que son miembros de la comisión investigadora -dentro de la justicia eclesiástica- de los aberrantes abusos cometidos en el Provolo. Esta comisión investiga para la Iglesia Católica, de forma paralela a la justicia y con sus propios métodos.

Los sacerdotes son Dante Simón y Juan Martínez y estuvieron reunidos con el fiscal de la causa, quién les ordenó entregar, a más tardar el próximo viernes, toda la información que la Iglesia maneja sobre las denuncias de abusos cometidos por los sacerdotes del Provolo en Italia y en La Plata.

Los curas se reunieron también con Horacio Corbacho y con Nicola Corradi, los dos sacerdotes imputados y detenidos por abusar sexualmente a menores en el Provolo de Mendoza, quienes volvieron a reclamarse inocentes.

Simón y Martínez también quisieron hablar con las víctimas pero fueron informados por los abogados de la querella que “las víctimas no quieren entrevistarse con los enviados del Vaticano porque no confían”, mientras exigieron que la Iglesia entregue información. “Las víctimas quieren que informen, desde el 2008 lo vienen pidiendo.”

Otras novedades del caso Provolo

Que Buenanueva explique el "error" de la Iglesia

A través de sus abogados, las víctimas exigen a la justicia que cite al Obispo de San Francisco luego de las declaraciones en las que reconoció que la Iglesia protege a curas abusadores.

El Monseñor explicó en un medio nacional los mecanismos que la Iglesia Católica tiene, para hacer el seguimiento de los curas acusados de abusos y afirmó que es un gran "error" haber protegido a esos sacerdotes.

Por esta afirmación, los abogados de los denunciantes en el caso Provolo piden que Buenanueva explique sus dichos a la justicia.

Un cura usó la misa para defender a la monja imputada por abusos sexuales

En la localidad de San Martín, el cura Mariano Carrizo de la Iglesia Nuestra Señora del Líbano, utilizó la homilía para quitar responsabilidad a la monja japonesa Kumiko.

"Me cuesta muchísimo creer las acusaciones sobre ella, me parece que se culpa demasiado rápido", dijo el cura de Carrizo y afirmó que la monja es "una mujer muy sensible, estaba muy contenta con su tarea ahí, es muy entregada, muy sencilla".

Cabe recordar que la monja Kumiko fue detenida días pasados luego de haber estado prófuga y está acusada de participar activamente en los abusos sexuales que se cometieron contra menores sordomudos en el Instituto de Luján de Cuyo.








Temas relacionados

Instituto Antonio Provolo   /    Abusos sexuales   /    Corrupción de menores   /    Vaticano   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO