GATILLO FACIL

Caso Omar Cigarán: en un fallo escandaloso absolvieron al policía acusado

La sentencia se conoció hace instantes cuando el Tribunal Oral en lo Criminal Nº4 de La Plata dictó la absolución del sargento Walter Flores. Protesta de familiares y organizaciones políticas, sociales y de DD.HH.

Martes 11 de abril | 16:45

El joven Omar Cigarán fue asesinado el 15 de febrero de 2013 en las calles 43 y 115, barrio Hipódromo de La Plata. Como se demostró en el juicio, el policía disparó contra el joven que estaba probadamente desarmado al momento de recibir el tiro. Tras años de lucha de su mamá Sandra junto a organizaciones políticas, sociales y de Derechos Humanos, el caso de Omar se convirtió en uno de los más resonantes y emblemáticos de la lucha contra el gatillo fácil en la región.

A la salida del tribunal La Izquierda Diario dialogó con María del Carmen Verdú, una de las abogadas de la querella: “Después de varias horas de demora, finalmente dos de los tres jueces bajaron a la sala y por secretaría leyeron solamente la parte dispositiva de la sentencia donde anunciaron que se absolvía al policía Walter Flores por el homicidio de Omar. Esta absolución era una clara posibilidad que veníamos advirtiendo a lo largo de todo el proceso, no solamente por las características de esta causa que desde el principio fue contaminada con la instrucción policial, sin Fiscal, con enormes cantidad de irregularidades que incluso ameritan otra causa en la que se está investigando el encubrimiento policial y judicial. Esto es una constante en todos los juicios en los que logramos sentar en el banquillo de los acusados a los funcionarios del aparato represivo estatal. No es una simple casualidad que uno de los cantos clásicos de las marchas antirrepresivas sea esto de que jueces y fiscales protegen a la Policía”.

“Hoy queda demostrado de qué manera una de las tareas fundamentales del Poder Judicial además de criminalizar la pobreza y la protesta, es garantizar la impunidad de su brazo represivo”, sentenció la abogada.

Vale recordar que durante la primera etapa procesal la Fiscal que hizo la instrucción decidió al término de su intervención que no tenía elementos para acusar y pidió el sobreseimiento. Fue justamente la familia asumiendo ese rol de acusador particular, lo que permitió llegar a juicio.

María del Carmen Verdú, destacó que en esta sentencia tiene correlación con “el contexto de ajuste y represión por parte del gobierno de Cambiemos y de los gobernadores. Y de hecho, lo venimos advirtiendo y denunciado desde hace un año y medio cuando apenas asumieron las nuevas gestiones de gobierno. Desde entonces, en la totalidad de las causas encontrábamos más obstáculos que de costumbre, encontrábamos más dificultades para llevar adelante el reclamo de juicio y castigo. Y no solamente en el ámbito nacional sino también en las distintas provincias y muy particularmente en Buenos Aires, Mendoza y Jujuy, que son las gobernadas por la alianza Cambiemos”.

“Esta sentencia es una legitimación del aparato represivo del Estado, una justificación del gatillo fácil y de las detenciones arbitrarias. Estamos hablando de un policía que disparó contra un pibe que estaba probadamente desarmado en el momento de recibir el disparo y que aun así ha sido absuelto. No sabemos todavía si han elegido la vía de la legítima defensa o del cumplimiento del deber, pero en cualquiera de ambos casos lo que se le está diciendo al conjunto de un aparato represivo que no para de crecer en cantidad y en calidad de poder de fuego es muchachos tiren que nosotros no los vamos a abandonar”, finalizó Verdú.








Temas relacionados

Omar Cigarán   /    La Plata   /    Policía del gatillo facil   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    La Plata, Berisso y Ensenada

Comentarios

DEJAR COMENTARIO