Internacional

PERÚ

Caso Odebrecht: corrupción sin fronteras, rescatando a los peces gordos

Detienen al abogado José Francisco Zaragozá, cumple con una orden de comparecencia con restricciones, al convertirse en colaborador “eficaz” de la investigación por sobornos de Odebrecht. Nada es gratis entre amigos burgueses.

Martes 6 de junio | 12:25

Foto: El Correo

José Francisco Zaragozá, ex abogado del estudio Rebaza, Alcázar & De Las Casas, otro de los tantos grupos que entablaron relaciones comerciales con la empresa Odebrecht; confesó ante la fiscalía cómo el ex presidente del Club Regatas, Gustavo Salazar, entregó (mediante su colaboración) el dinero de los sobornos de la constructora al recluido ex gobernador regional de Cusco, Jorge Acurio.

Te puede interesar:¿Qué le hace una mancha más al “tigre” Odebrecht?

Zaragozá y Salazar se conocían del colegio, y la relación fue restablecida por este último con intenciones de obtener el asesoramiento de su amigo para conformar una empresa off shore (Wircel) que le permita dividir sus ganancias naturales de las de su empresa. ¿Cómo? Los derechos de Wircel fueron adquiridos por un ciudadano uruguayo de nombre Santiago Figueroa por mil dólares, ha contado Zaragozá. Estos fueron pagados por Salazar. Los métodos “limpios” capitalistas de mercado liberaron la identidad del propietario del capital.

Al crear la cuenta off shore, el abogado sostiene no haber advertido a tiempo las intenciones paralelas de su compañero de secundario. Así, confirma que para efectuar el pago de Odebrecht a Wircel, por la supuesta asesoría inmobiliaria, tenían que abrir cuentas en el banco Credit Andorra. Se abrieron dos cuentas: una a nombre de Wircel y otra a nombre de Salazar. Éstas fueron las zonas francas de circulación de capital de las coimas.

En su declaración, el maestro en leyes, aceptó su responsabilidad ante los representantes del Ministerio Público y precisó que todo lo hizo “por orden de Salazar”. Además, afirmó que el contrato entre Wircel y la “offshore” de Odebrecht “fue ficticio, con el objetivo de maquillar el soborno”. En hora buena fue a darse cuenta.

En la declaración, Zaragozá explica su intervención en la transacción: “Yo fui quien le entregó el dinero en efectivo a mi amigo Jorge Acurio Tito. (...) Una de las entregas se realizó en Café 21 y otra en su oficina”. Una vez más la burguesía estableciendo sus grandes negocios oscuros, en plena luz, a espaldas de todo el pueblo trabajador. Finalmente el abogado justificó su accionar declarando ante la fiscalía que Gustavo Salazar le contó en febrero que los montos pagados en la “offshore” Wircel por la constructora brasileña eran para el ex gobernador regional de Cusco.

Búsqueda en Google… La precisión de los grandes órganos del capitalismo:

“Las Naciones Unidas, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), el Grupo de Acción Financiera de Sudamérica y la OCDE han puesto de relieve que el uso de las ‘offshore’, aunque no es en sí mismo ilícito, es un actividad de alto riesgo porque puede ser utilizada para el crimen organizado en general” (Wikipedia).

Parece que el capital financiero mundial tiene a sus redactores enviando mensajes tranquilizadores. Es tanto el dinero que roba el capitalismo a la clase trabajadora, que inventan un propio sistema financiero paralelo, le ponen el nombre de “cuentas offshore” y las ponen en funcionamiento en nuestras caras, ocultando todo el capital excedente que producimos las y los trabajadores día a día. Nos gustaría enviar la siguiente corrección a Wikipedia: El riesgo es para todos, las cuentas offshore son utilizadas por el sistema capitalista, es decir, por el crimen organizado.






Temas relacionados

Jorge Acurio   /   Caso Odebrecht   /   Offshore   /   Corrupción   /   Perú   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO