Política

JUICIO ORAL Y PÚBLICO

Caso Nehuén Rodríguez : “Como siempre vamos a ir por más, no vamos a bajar los brazos”

Una nueva audiencia del juicio se desarrolló el pasado martes. Inició a las 9:30 h con el alegato de la querella. Finalizó cerca de las 12 horas. Se fijó una nueva audiencia para el 27 de marzo.

Miércoles 14 de marzo | 13:04

El día martes 13 del corriente se realizó una nueva audiencia en el juicio oral y público de Nehuén Rodríguez, donde inicialmente se iba a realizar la sentencia del caso luego de los testimonios de los testigos y del análisis de las pericias realizadas.

Una vez más se realizó una radio abierta y se transmitió la audiencia en vivo para todos aquéllos que se acercaron a brindar su solidaridad.

Roxana Cainzos, la madre de Nehuén fue nuevamente acompañada por amigos, familiares, diferentes organizaciones políticas y sociales, así como también de madres, cuyos hijos fueron víctimas de gatillo fácil.

La jornada comenzó alrededor de las 9:30 horas con los alegatos de la querella que planteó el hecho irrefutable, como habían planteado desde un primer momento la familia del joven, que el móvil policial circulaba sin las sirenas correspondientes ni las luces reglamentarias y que había cruzado con el semáforo en rojo. Así lo expresaron los diferentes testigos. De las pericias realizadas a las radios de los policías, donde no se escuchaban las sirenas, se desprende también, que Soria Barba no encendió la sirena como aseguró haber hecho, dado que en los audios no se escuchan.

Se auditaron además, las imágenes obtenidas por los domos que se encontraban en el lugar.

Se determinó también a través de las pericias técnicas llevadas adelante, que el móvil policial circulaba a velocidad mayor de la permitida en la zona, entre los 48 y los 76 km por hora, cuando en esa calle lo permitido son 40 km por hora de velocidad máxima y también se pudo obtener a partir de las filmaciones que Soria Barba volvió hacia la camioneta luego de haber bajado pocos segundos después del impacto. Se desprende que Castagnasso atravesó en rojo y no disminuyó la velocidad y que circulaba en sentido contrario del tránsito por Carrillo.

La querella solicitó en su instancia de alegatos, por un lado para Germán Daniel Castagnasso una pena de 4 años de prisión y 10 años de inhabilitación para conducir, y para el el subinspector José Daniel Soria Barba, quien acompañaba el día del hecho al oficial Castagnasso y se presentó como testigo por parte de la defensa, que el mismo sea imputado por falso testimonio, ya que además de plantear en reiteradas oportunidades que no recordaba cómo habían sucedido los hechos, sus declaraciones fueron realizadas con el fin de no comprometer a su compañero, es decir, con el fin de continuar con la impunidad policial y quedó demostrado que no accionó las sirenas, como había planteado con anterioridad.

Por su parte, la fiscalía solicitó para el imputado 3 años de prisión, ya que coincide en lo planteado por la querella, en términos de que a partir de lo probado a través de las pericias, y de de las declaraciones de algunos de los testigos se determinó que, el móvil policial circulaba a mayor velocidad de la permitida, cruzó el semáforo en rojo y embistió a Nehuén Rodríguez, y no se hizo uso de la sirenas correspondientes, es decir, que violaron tres normas de tránsito.

Plantearon como atenuante para el imputado el hecho de que el móvil policial se dirigía a atender un llamado del 911 y la falta de antecedentes de Castagnasso, cuando supuestamente la falta de antecedentes es un requisito para ingresar a las fuerzas de seguridad. La fiscalía solicitó también que Soria Barba sea investigado por presunto falso testimonio.

Luego de los alegatos, el juez interviniente Julio Cesar Baez decidió programar una nueva audiencia para el próximo 27 de marzo, donde se dará a lugar a los alegatos por parte de la defensa y dictaminará sentencia.

Una vez finalizada la audiencia, Roxana Cainzos expresó: “Lamentablemente para mí es todo muy técnico y doloroso, porque parece que no hablaran de personas”, que no puede ser considerado un atenuante que se dirigieran a un llamado del 911, ya que eso significa que la policía puede matar y no es justo.

Recordó también que a esta instancia se llego a partir de la lucha en las calles, e independientemente de lo que solicitó la fiscalía “como siempre vamos a ir por más, no vamos a bajar los brazos y tenemos confianza en que el juez va a dictaminar una condena, que es lo que más queremos”. Más allá de la carátula, dijo, la pelea es porque no continúen matando a los pibes, y agradeció a todos los que se encuentran apoyando y peleando por esta causa, así como también la unión y el apoyo incondicional para poder avanzar con derechos sobre el poder judicial , más allá de las banderas políticas.







Temas relacionados

Nehuén Rodríguez   /    Policía del gatillo facil   /    Gatillo fácil   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO