Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Carta de un trabajador municipal de Zapala a la intendenta

Compartimos las palabras anonimas de un trabajador de la municipalidad de Zapala, al cumplirse casi cuatro semanas de iniciado el conflicto

Viernes 17 de noviembre | 13:03

Hola vecinos soy uno de los tantos compañeros que estuvo cortando la ruta, soy consciente de las complicaciones que eso genera a la ciudadanía y les pido disculpas por las molestias pero todo tiene un motivo y el mío es el siguiente.

Hace 7 años que trabajo en la municipalidad, soy gasista matriculado y sanitario. Llegué al municipio con la idea clara de aportar lo mejor de mí ya que siempre criticaba de afuera. Tengo la categoría 12 "mínima" de ayudante y aguante todos estos años aportando de mi lo mejor, sin levantar la voz sin reclamar, esperando ser reconocido en algún momento. Puse a disposición mis herramientas, mi vehículo para mover esas herramientas y cuando no tuve la movilidad las llevaba al hombro para hacer los trabajos y cumplir y nunca me dieron un vale ni nada para el combustible y no lo pedí tampoco porque quería aportar. Pero hoy cansado de ver y escuchar las acusaciones de la señora intendenta, que por reclamar nos llamó "negros patoteros", y nunca dio la cara, nunca se sentó a charlar conmigo y conocer mi situación o las de mis compañeros y compañeras.

Sin embargo cuando estaba en campaña política ella iba sector por sector pidiendo el voto. Y me hago cargo, yo la voté, por eso le exijo una respuesta a mi problema, tengo una familia detrás que me espera en casa y muchas veces siento vergüenza cuando necesitan algo y yo no puedo dárselo debido al sueldo miserable que gáno si no fuese por las changas que tengo que hacer después del horario de trabajo no se que haría, y doy gracias a Dios por la gente que confía en mí y me da esas changas, por eso le pido a la intendenta Soledad Martínez que si ella no está la altura para gestionar ante la provincia ya sea por diferencia política o por su arrogancia y soberbia, dé un paso al costado y deje a otro gobernar.

Les pido millones de disculpas a mis vecinos por las molestias ocasionadas y entiendo su enojo ya que en la ruta recibimos humillaciones e insultos por parte de algunos que viven tranquilos, que se pueden ir de compras o vacaciones que se dan los gustos que quieren. A esa gente les pido disculpas por las molestias ocasionadas.

Ahora espero las represalias de la intendenta con descuentos y persecuciónes que pueda llevar en contra mío estoy dispuesto a aceptarlas, como así también estoy dispuesto a cumplir con la justicia ya que ahora soy un delincuente por exigir mis derechos.

Sin más quiero enviar un abrazo grande a mis compañeros y compañeras de lucha por el duro momento que nos toca vivir.








Temas relacionados

Zapala   /    Trabajadores municipales   /    Opinión   /    Neuquén   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO