Mundo Obrero

CÓRDOBA

Carta de trabajador de Madygraf a los obreros de Minetti Córdoba

Carta enviada por un trabajador de la cooperativa Madygraf en solidaridad con la lucha de los obreros de Molinos Minetti por recuperar sus puestos de trabajo y la resistencia ante las tentativas de desalojo.

Martes 28 de enero | 16:08

Carta a los obreros de Minetti y la Comisión de mujeres
26 de Enero 2020, Pcia. de Buenos Aires.

Compañeros, compañeras, de Molinos Minetti, quería hacerles llegar unas palabras, unas palabras que acortan la distancia para unir nuestra lucha, nuestra lucha que es resistir pero peleando, como lo vienen haciendo ustedes hace varios meses.

Me han llegado fotos y vídeos que no sólo muestran la resistencia al desalojo, que ya de por sí es y ha sido un acto heroico tan propio de nuestra clase obrera, sino también de su voluntad. Que es la voluntad que tienen los trabajadores de pelear por su puesto de trabajo y la organización interna de la fábrica, algo que la patronal de Minetti quiso quebrar por hambre, pero que al no poder lograrlo envío a la Policía (¡mulos del patrón!) para intentar desalojarlos. Todas estas "herramientas" tiene la empresa para querer quebrar la voluntad de lucha de los trabajadores, con la complicidad, sin olvidarnos, de la burocracia sindical que se la pasa diciendo que hay que esperar, esperar mientras ellos dejan pasar despidos, suspensiones, y convenios a la baja.

Verlos resistir me trajo recuerdos de la lucha de la autopartista Gestamp del año 2014, de la cual fui parte, antes de que mis compañeros y compañeras de Madygraf me abrieran las puertas de la fábrica para poder trabajar con ellos. Luego de varias semanas de idas y vueltas, con el Ministerio de Trabajo queriendo convencernos de que estábamos "bien" despedidos y la burocracia sindical de SMATA que nos atacaba públicamente, decidimos entrar a la fábrica, que estaba completamente militarizada, y tomar la línea de puente grúa; esa fue otra historia, porque le mostramos a todos que íbamos a ir hasta el final con nuestra lucha, y así lo hicimos. Una lucha que había comenzado con la defensa de los compañeros que estaban rotos por los ritmos de producción, y que la empresa quería despedir. Yo escribí arriba de un puente grúa, que éramos trabajadores que estábamos aprendiendo que, "sin miedo no hay coraje", y ustedes junto a sus compañeras están con un coraje que desborda y llena de orgullo. ¿Cómo no sentirse parte de su lucha?

Sentía un compromiso enorme de estar, aunque sea con estas palabras que llegan desde Buenos Aires, como le dije a mi compañero Oscar Coria que les haría llegar. Sepan que si la distancia no sería lo que nos separa estaríamos ahí, no sólo en las barricadas de la segunda línea, sino ahí arriba con ustedes.

Quería compartirles unas palabras del historiador norteamericano Howard Zinn, que cite en una nota que escribí para La Izquierda Diario sobre la resistencia del Pueblo palestino, y que me parece muy propia también para la lucha de Minetti. Dice, "las luchas por la justicia son seres humanos que, aunque fuera por un momento, aunque estuvieran acosados por el miedo, rompieron con lo establecido e hicieron algo, por pequeño que fuera. Y aun los actos más pequeños, más anti heroicos, se suman a esa reserva de leña que puede encenderse por alguna circunstancia sorprendente y empezar el incendio de un cambio tumultuoso. Los individuos son los elementos necesarios".

Su acto de resistencia compañeros y compañeras es un aporte más a la historia de nuestra clase que está plagada de actos de solidaridad, resistencia, lucha, pero por sobre todo, ORGANIZACIÓN, y que siempre los gobiernos nacionales y provinciales de turno quisieron callar para borrar nuestra identidad, y hacer que caminemos con la cabeza agacha, mirar solo la punta de nuestros zapatos con la boca cerrada. Nos han educado para dar gracias por todo, pero nunca nos han educado a tomar lo que nos pertenece, nunca educados para pelear, y eso es lo que estamos aprendiendo con su lucha, y en cada lucha que da nuestra clase, la clase obrera que es la que mueve el mundo, y que en chiquito, con todos los problemas que se nos presentan e intentamos solucionar, tratamos de mostrar desde Madygraf. Un abrazo enorme.

Roberto Amador (Robi) obrero de la Coop. MADYGRAF.







Temas relacionados

Molinos Minetti    /    Solidaridad   /    Solidaridad obrera   /    MadyGraf (ex-Donnelley)   /    Córdoba   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO