ACTUALIDAD

Carta de apoyo de una madre a una docente de La Matanza por hablar de Santiago Maldonado

En estas semanas, los docentes de todo el país fueron parte de los que enfrentaron, desde las aulas y en las calles, las mentiras del gobierno y sus campañas de encubrimiento ante la desaparición forzosa de Santiago Maldonado.

Jueves 14 de septiembre | 12:04

Por hacer esto el gobierno los atacó y los quiso enfrentar con la comunidad educativa, fracasó. Reproducimos la carta de una madre de La Matanza a una docente apoyando la iniciativa de hablar de santiago en el aula.

Reproducimos la carta.

Gregorio de Laferrere, 7 de septiembre del 2017.

De mi mayor consideración
Profesora Melisa:

Tengo el agrado de dirigirme a usted, con motivo de expresarle mi conformidad a que se hable en el curso que integra mi hija, en la materia Construcción de la Ciudadanía que usted dicta, por lo que que interpretó con suma pasión. Asimismo, le detallo el porqué de mi decisión, pienso que la Educación es un Derecho y como tal, es un acto de total libertad como consta en la Constitución Nacional, Ley Suprema de la Nación, de la misma se desprenden los diferentes leyes y normas educativas que rigen nuestro país.
Por lo tanto, enseñarles a sus alumnos es su función, no sólo matemática, lengua que son de vital importancia y que necesitan nuestros jóvenes, si no también conocer lo que pasó en la Argentina.
Memoria, Verdad y Justicia harán que estas generaciones no repitan errores dolorosos y aberrantes, vividos y disfrazados de "reorganización nacional"...
Desgraciadamente, la democracia ve desaparecer a un joven, nadie sabe dónde está?, una familia, amigos y un pueblo lo esperan, sin respuestas por parte del gobierno.
¡Cómo no enseñarles a los adolescentes lo que está pasando! Si ellos lo están viviendo. ¿Cómo no desarrollar el tema del que todos hablamos? ¿Dondé está Santiago Maldonado?
¿Es política? La Educación es un hecho político y como tal debe enseñarse en la escuela, y sus alumnos sacarán sus propias conclusiones, quizás más simples y verdaderas, porque las mismas no entienden de ideologías, sino de lo que para ellos es LA VIDA...
Finalmente me despido de Usted, mi respeto a esa hermosa profesión que usted seguramente re elige, cada día, cuando prepara el tema para la próxima clase.

Sandra Elias
Mamá de V. Juarez.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO