Géneros y Sexualidades

Carlos Peña, el doble estándar entre sus columnas de opinión y la represión a estudiantes

Luego de casi un mes de movilizaciones feministas en la Universidad Diego Portales, es casi un secreto a voces que Carlos Peña, el rector, no ha dado respuesta a ninguna de las demandas estudiantiles ni docentes que se han presentado.

Lunes 11 de junio | 08:57

Y es que, al parecer, algo no cuadra entre sus alabadas columnas dominicales en el Mercurio y su actuar al interior de la Universidad. Puesto que ha sido él mismo, quien no se ha presentado a las instancias de diálogo, y ha quebrado la mesa de discusión del petitorio de las estudiantes.

Pareciera desconcertante debido a que durante este año en diversas entrevistas y columnas, el Rector ha expresado su apoyo a las demandas del movimiento de mujeres, señalando que “la causa es justa”, “que las demandas son correctas y que las universidades deben atender a ellas”, interpelando al gobierno constantemente, señalando que “El repentino feminismo de Piñera es insincero, fruto del oportunismo y la incomprensión". Pero al parecer, su postura es solo mediática, ya que al interior de la UDP su pronunciacimiento ha tenido solo dos objetivos: Reprimir y amenazar con sumarios a las estudiantes movilizadas.

¿Será que únicamente utiliza los movimientos sociales, para increpar al gobierno de turno, dejar al descubierto las contradicciones políticas de los mismos, pero en el desempeño de su cargo como rector, no titubea a la hora de condenar a quienes se movilizan de acuerdo de las demandas que él mismo señala como necesarias?

El movimiento de mujeres a nivel UDP, ha avanzado más rápido que sus métodos por coptarlo y al parecer las estudiantes exigen terminar con ese doble discurso que lo caracteriza. Y es que llegó el momento de dejar de negociar por mínimos y subordinarse a la indiferencia que suele caracterizar al rector. En este caso, durante el mes de movilización, se ha posicionado en el centro de discusión la necesidad de una educación no sexista, ligada a un departamento de género y la creación de una normativa para prevenir y actuar a posteriori de denuncias de machismo en la casa de estudios.

También las profesoras y funcionarias han trabajado en petitorios, fortaleciendo la unidad entre estamentos a la hora de exigir pisos básicos, como igualdad salarial y fin al trabajo precario que afecta a las subconratadas (demanda que ha sido impulsada durante años en la UDP).

El viernes pasado, las estudiantes de la UDP se manifestaron de forma pacífica, luego de intentar negociar sobre el petitorio realizado por estudiantes, donde fueron fuertemente reprimidas por fuerzas especiales luego de buscar instancias de dialogo con rectoría. La respuesta por parte de Peña, nuevamente fue nula, pues pareciera que desea dividir al movimiento por medio de represalias, mails amenazantes, sumarios y fuerza policial. ¿Será que su comprensión del movimiento feminista, también es insincera y oportunista?






Temas relacionados

Opinión   /   Universidad   /   Géneros y Sexualidades   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO