Sociedad

Educación

Carencias e improvisación en un nuevo comienzo de clases

A pesar de las declaraciones en contrario de las autoridades educativas, escuelas y liceos comenzaron a funcionar con importantes problemas que denotan la falta de un presupuesto educativo acorde.

Viernes 2 de marzo | 14:59

En el día de ayer comenzaron las clases de primaria y los primeros años de ciclo básico, tanto de liceos como de escuelas técnicas y agrarias. Mientras tanto el resto de los estudiantes de enseñanza media comenzaran las clases la próxima semana.

En todos los niveles los docentes han alertado acerca de diferentes problemáticas con las que se han encontrado y en algunos casos ya se encuentran tomando medidas y reclamando soluciones.

En el caso de Primaria, la Asociación de Maestros de Montevideo (Ademu) denunció que las condiciones edilicias en distintos centros educativos eran deficientes. En la escuela de Malvín y de Melilla por ejemplo no se habían acondicionado adecuadamente los locales luego de la finalización de las obras que se realizaron, mientras que en la escuela 61 el agua estuvo cortada.

La Federación Uruguaya de Magisterio informó también que había alrededor de 40 grupos en los departamentos del sur del Río Negro que aún no tenían maestra asignada.

Como informara La Izquierda Diario la Federación de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) se había declarado en conflicto ante diversos problemas que ya se conocían desde hace semanas.

Tal como anticipara el sindicato docente existen problemas edilicios aún no resueltos y los liceos 19 y 67 de Montevideo, el 4 de Rivera y el 1 de Bella Unión recién comenzarán el lunes por este motivo.

Mientras tanto en los liceos Nº 4 de Treinta y Tres y en el de Ciudad del Plata los docentes definieron ocupar los centros ante la falta de personal administrativo para garantizar el buen funcionamiento de los centros. En Ciudad del Plata además se reclama por más adscriptos y un nuevo liceo ante la superpoblación estudiantil y la falta de salones y espacio.

En el liceo 18 de Mayo de Canelones el núcleo sindical ocupó el centro educativo ante la falta de baños en condiciones con apoyo de más de 200 padres y estudiantes .

Por su parte y según lo han reconocido las propias autoridades en UTU se necesita un incremento presupuestal de US$ 500.000 para crear unos 10 grupos nuevos. La superpoblación y la falta de cupos en distintas áreas es un problema que se repite.

En definitiva, aunque las autoridades de la enseñanza minimizan las carencias y dificultades, este nuevo comienzo de clases dejó en evidencia problemas de distinto tipo; hechos y situaciones que tienen su explicación en la falta de un presupuesto educativo acorde.

El gobierno no ha cumplido su promesa de llegar al 6% de presupuesto para la enseñanza mostrando que su prioridad no es la educación. Un área que nuevamente queda postergada a consecuencia de una política económica que jerarquiza las subvenciones y exenciones impositivas para el gran capital.






Temas relacionados

Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO