Internacional

MIGRANTES

Caravana de madres centroamericanas en busca de sus hijos desaparecidos en México

La Caravana de Madres Migrantes Centroamericanas llegará a México con la esperanza de encontrar a sus hijas e hijos desaparecidos en esta doceava edición. La llegada de la caravana se espera para el 15 de noviembre que cruzará el Istmo de Tehuantepec.

Martes 8 de noviembre | 21:10

1 / 1

La caravana “Buscamos vida en caminos de muerte” se realiza por doceava ocasión encabezada por madres migrantes centroamericanas y estará dedicada también a la memoria de la indígena lenca Berta Cáceres asesinada por militares y sicarios de Honduras el pasado mes de marzo.

La ruta será la misma que realizan miles de centroamericanos en su trayecto hacia los Estados Unidos, sumando delegaciones de países como Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala, para también cruzar territorio mexicano por estados como Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Tabasco, donde la presencia de militares y el narcotráfico ha dejado miles de muertes, más de 26 mil desaparecidos y fosas clandestinas en todo el país.

Apoyada por el Movimiento Migrante Mesoamericano y diversas organizaciones sociales y de derechos humanos, la caravana tiene como objetivo visitar los principales albergues, cárceles y localidades en el territorio mexicano por los que han pasados sus hijos e hijas de camino al norte en busca del “sueño americano”.

Algunas de las fundadoras han señalado que otro de los objetivos es exponer y denunciar la ausencia de miles de centroamericanos que han venido desapareciendo desde hace varias décadas y que, lejos de que durante varios sexenios presidenciales se pueda revertir, el problema sigue profundizándose de manera alarmante.

Debido a que los gobiernos centroamericanos y mexicano se han comprometido con la política estadounidense de frenar el flujo migratorio hacia Estados Unidos, la crisis se ha acentuado. Como muestra de ello vemos la crisis migratoria reflejada en los miles de haitianos, centroamericanos y africanos que se encuentran ya desde varios meses en Baja California, sin que el gobierno de Enrique Peña Nieto reconozca la envergadura de la problemática y dando sólo paliativos para los pocos albergues que se encuentran en dicho estado.

Esta cuestión se ve reflejada también en el tipo de políticas públicas e iniciativas que, dentro de los Congresos de algunos estados como Jalisco, se han llevado a cabo con el fomento de “leyes de protección al migrante” en lo que claramente juega un arma de doble filo para incorporar a la comunidad migrante como mano de obra barata y de manera temporal al mundo del trabajo.

Mientras ésta es la cara del gobierno mexicano y el conjunto de instituciones que lo legitiman, decenas de miles de migrantes enfrentan a diario el peligro de estar a manos de grupos armados del narcotráfico, del ejército mexicano o la policía local. Ejemplo de ello son las personas traficadas, como el caso del camión de personas traficadas en Villahermosa, Tabasco con 121 migrantes, de la cuales 71 personas provenían de Honduras, 28 de El Salvador, 21 de Guatemala y una de Ecuador; de estos 66 son adultos y 55 menores de edad, 32 niños y 23 niñas.

Algunas representantes y voceras del Movimiento Migrante Mesoamericano han declarado que “la caravana de madres visitará el albergue del padre Solalinde que se localiza en Ciudad Ixtepec en el Istmo de Tehuantepec, posteriormente, visitarán reclusorios y una fosa clandestina que se localiza en Juchitán”. También han mencionado que esta labor es importante si se tiene en cuenta que las madres han logrado hasta ahora 260 reencuentros con migrantes originarios de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Finalmente, el próximo 15 de noviembre, el primer acceso al país que tendrán las madres migrantes será por la zona frontera La Mesilla para posteriormente visitar Frontera Comalapa y Comitán, Chiapas. En la última etapa de la caravana visitarán el poblado de Arriaga, Chiapas y finalmente culminarán el 3 de diciembre en Tapachula, dentro del mismo territorio chiapaneco.

La caravana de madres centroamericanas ha solicitado también la presencia de medios de comunicación como garantía para dar a conocer la labor y principales actividades de la caravana que recorrerá México, donde la idea es dar visibilidad y ejercer una presión a las autoridades que han permitido el nivel de magnitud del problema de la desaparición forzada.

Las madres continúan solicitando a las agencias de noticias, corresponsales, reporteros de medios independientes, nacionales e internacionales, de la industria de la comunicación, estar al pendiente de su recorrido y sus denuncias en esta nueva búsqueda de sus hijas e hijos migrantes.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO