Internacional

MIGRANTES

Caravana centroamericana de madres en busca de desaparecidos llega a México

Después de cruzar algunos países de Centroamérica, ingresa a México la XII Caravana de Madres Centroamericanas en busca de sus hijos desaparecidos.

Miércoles 16 de noviembre | 01:38

La XII Caravana de Madres Centroamericanas en busca de sus hijos desaparecidos ha ingresado a nuestro país este 15 de noviembre, junto a diversas organizaciones provenientes de Nicaragua, El Salvador, Honduras y Guatemala. Se espera que durante su recorrido por el país se sumen más organizaciones sociales que fortalezcan la denuncia por la situación que viven los migrantes en su tránsito hacia los Estados Unidos.

El recorrido de la Caravana de Madres inició el pasado 10 de noviembre en lo que será una amplia agenda de denuncia y búsqueda de migrantes. En la frontera México-Guatemala, además de realizar una conferencia de prensa para relatar el apoyo que han recibido de organizaciones internacionales, los integrantes de la caravana realizaron también una marcha por la localidad y anunciaron su paso por Comitán de Domínguez y por San Cristóbal de las Casas a la mañana siguiente.

Mientras las madres de migrantes centroamericanos han realizado parte de su recorrido, y ahora les espera la ruta por México, los grandes medios de comunicación al servicio de los partidos del régimen y de los empresarios en el país ocultan esta realidad que sólo ocupa los grandes titulares de la prensa si se descubre una nueva fosa clandestina con cientos de ellos.

Tal es el caso de El Universal, que en su nota del día sobre el tema, menciona a las “personas extraviadas en su paso hacia los Estados Unidos”. Pero la realidad y la denuncia de cientos de madres de migrantes que durante más de 12 años realizan esta caravana por el país, han dado cuenta de las condiciones en las fronteras de México; marcadas por la intensificación de medidas de control, vigilancia y contención de migrantes, además del recrudecimiento de la militarización y la fuerte presencia de grupos del narcotráfico. Éstos amenazan de manera latente la vida de cientos de miles de mujeres y hombres que se ven obligados a evadir retenes y operativos militares, siendo blanco fácil del tráfico de personas, como el caso de casi un centenar de personas encontradas hace unas semanas en Villahermosa, Tabasco.

A esta situación se suman los informes de organizaciones nacionales e internacionales, así como notas de investigación periodística que han expuesto la creciente participación de las policías federal y estatal en las acciones de detención de migrantes irregulares en conjunto con el Instituto Nacional de Migración (INM), donde la ejecución de operativos suele darse con la complicidad de actores no estatales, como las policías privadas de las compañías ferroviarias y sus maquinistas, choferes de taxis, autobuses etc., que muestran el alcance y extensión de la industria criminal que surge en torno a la migración.

Mientras la prensa vendida a los intereses del régimen mexicano oculta la verdad o tergiversa la información de manera canalla, esto es apenas una muestra de las condiciones con las que seguramente se encontrarán las madres de los migrantes desaparecidos.

A la luz de acontecimientos como el triunfo de Donald Trump en las recientes elecciones en Estados Unidos bajo un discurso racista y xenófobo hacia los mexicanos y la comunidad latina, es necesaria la solidaridad con la Caravana de Madres Centroamericanas en su trayecto por el país. Hoy, decir ¡No al Muro!, significa también organizarse y ampliar el llamado para poner en pie un movimiento antiimperialista en ambos lados de la frontera, en la perspectiva de enfrentar las duras condiciones de vida que implica la política del gobierno estadounidense para el conjunto de México y América Latina.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO