Política Chile

ELECCIONES

Candidato del Frente Amplio en picada contra el programa de su conglomerado

Rigoberto Rojas candidato a senador por el FA en la región de Tarapacá, declaró estar en desacuerdo con varias propuestas centrales del programa de Beatriz Sánchez.

Antonio Paez

Secretario Sindicato Starbucks

Domingo 12 de noviembre

Durante un debate organizado en la región de Tarapacá, el candidato a senador por el Frente Amplio Rigoberto Rojas, señaló estar en desacuerdo con el aborto, el fin de las AFP, el matrimonio igualitario y la adopción homoparental y además propuso la creación de un sistema de trabajo militarizado para jóvenes con problemas judiciales.

Sus dichos no pasaron desapercibidos y rápidamente pusieron en alerta a los principales referentes del sector que buscaron responsables en el partido Poder, organización que entregó el cupo para que el independiente pudiera presentar su candidatura.

Mientras tanto en Poder catalogaron como un error el haber entregado un cupo senatorial a Rigoberto Rojas, quien participa en el Comité por la Defensa del Agua de Camiña y colabora con las comunidades Aymaras del norte del país, grupos que habrían solicitado el cupo para este personaje.

En un extenso comunicado Poder planteo que: “Nuestro partido siempre se ha mostrado abierto a ofrecer los espacios a las organizaciones sociales y las comunidades, por lo que esta vez no fue la excepción” y luego aclararon “Por ello reiteramos que Rigoberto Rojas no es militante de nuestro partido (…) no apoyamos a dicho candidato.”

Pero más allá de las declaraciones hechas por Poder, esta nueva polémica que afecta al Frente Amplio no es casual. Y es que, desde la conformación del Frente Amplio, han existido personas que se han posicionado contra los “principios” que fundamentaron su creación y aun así pueden seguir participando de él e incluso llegando a ser candidatos.

Y estas situaciones no se deben a un “descuido” o una falta de revisión de antecedentes, como pretende justificar el Partido Poder, sino a una ambigüedad programática y de posicionamiento que ha defendido el Frente Amplio como una puerta para el diálogo y la diversidad.

No somos de izquierda ni de derecha

La célebre frase del expresidente de Revolución Democrática, Sebastián Depolo, expresó muy bien el ambiente que se vive dentro del Frente Amplio, donde posturas tan opuestas como las que llevaron a Rigoberto al centro de la polémica, puedan convivir sin mayores contradicciones.

Esta polémica tampoco es nueva y se vivió más intensamente con el debate programático. Temas como el aborto, ley de inmigración o autonomía a los pueblos originarios, mostró con mayor agudeza las contradicciones que tensionan al FA.

Pero contra toda lógica el Frente Amplio prefirió mantener esta puerta abierta para poder llegar a más gente, cuestión que claramente no ha catapultado a Beatriz Sánchez a disputar un segundo lugar en la elección del 19 de noviembre, sino a un tibio posicionamiento frente a los debates, intentando justificar, a la defensiva, la seriedad y gobernabilidad que pueden ofrecer al país.

Esta falta de perspectiva ha llevado a Beatriz Sánchez y a los partidos que componen el Frente Amplio a repensar sus propias proyecciones electorales (a la baja) y pensar nuevas estrategias para intentar reconquistar al electorado.

No se puede estar bien con todos

Si algo ha quedado claro es que el Frente Amplio tocó techo. Y esto no se debe a que en Chile el “ciudadano de a pie” se ha derechizado como afirman algunos analistas, sino que el descrédito de la política ha llevado a amplias franjas de votantes hacia la abstención.

Cuando nació el Frente Amplio se mostró como un espacio dinámico que podía disputar el espacio que había dejado abierto la Nueva Mayoría y los partidos tradicionales, pero el ansia de “gobernar” los puso en una deriva hacia el centro que le valieron las críticas que hoy han socavado su apoyo inicial.

El futuro del Frente Amplio se pondrá a prueba el 20 de noviembre cuando tengan que decidir qué hacer en segunda vuelta. Por cómo está el panorama actual, quizás para el 21 no tendrán que tomar esa decisión ya que como profetizaba una conocida dirigente sindical de la quinta región: “esta wea se rompe el 20”.






Temas relacionados

Política Chile   /   Frente Amplio   /   Elecciones

Comentarios

DEJAR COMENTARIO