Internacional

#NO A LOS DESPIDOS EN PEPSICO

Canadá: trabajadores declaran la guerra a PepsiCo en Québec

Así como en el cono sur los trabajadores vienen enfrentando a la patronal transnacional de Pepsico, repudiando el cierre de la fábrica de Buenos Aires y alertando al resto de las plantas en todo el país, 20 negocios en Mont-Laurier, Québec mantienen un boicot contra PepsiCo y sus productos. En primavera, la compañía decidió trasladar la planta a Montreal.

Yara Almonte

Estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales-UNAM

Miércoles 12 de julio | 13:52

La fábrica había funcionado más de 80 años en Mont-Laurier, manteniendo 25 de los mejores puestos de la región, con un salario de $27 dólares la hora, muy por arriba del salario mínimo en Québec de que va entre los 9 y 10 dólares. La medida afectó indirectamente a otros 15 trabajadores no reconocidos por la patronal. Hay trabajadores despedidos que están a dos años de jubilarse, después de haber trabajado 35 años para la empresa.

Más de 20 comerciantes de Mont-Laurier han decidido, respaldados por la Cámara de Comercio local, reemplazar todos los productos de Pepsi con CocaCola, para expresar su descontento. Esta acción ha sido acompañada por movilizaciones desde principios de junio por parte de los trabajadores afectados y de otros gremios solidarios.

Mont-Laurier nunca había visto tal movilización de la población local que está cerca de los 14 mil habitantes. Trabajadores de 17 municipios cercanos los apoyan con movilizaciones y se han sumado al boicot, logrando que 140 comercios dejen de vender productos de PepsiCo.

Los trabajadores saben que golpear a PepsiCo sólo en Mont-Laurier es insuficiente, por lo que buscan extender la lucha. Hoy tienen grandes aliados al sur del mundo que muestran un ejemplo combativo para frenar los despidos y los ataques a la clase trabajadora.

Te puede interesar: Crónica TV muestra la gran lucha de los trabajadores de PepsiCo

La empresa ha demostrado un absoluto desinterés por las consecuencias del cierre de la planta en Québec. Igual que su reprochable y escandalosa actitud frente al conflicto en Argentina, desatado por el cierre de la planta de Florida que ha dejado a 600 familias en la calle. Es la misma patronal que, apoyándose en la Suprema Corte y los fiscales que sirven a las empresas buitres, hoy exige el desalojo de los trabajadores en lucha por recuperar su fuente de trabajo.

La trasnacional PepsiCo generó 63 mil millones de dólares de ganancias netas en el 2016. Sus productos son vendidos en más de 200 países en todo el mundo, a través de marcas como Lays (Sabritas), Tropicana, Gatorade, Quaker, Montan Diew y todos los refrescos de la familia Pepsi. Este primer semestre del 2017 elevó sus ganancias un 17%.

Sin embargo esto no es suficiente. La patronal busca relocalizar sus plantas de producción en lugares con peores condiciones laborales, reduciendo salarios y flexibilizando los puestos de trabajo. Por eso cierra plantas enteras argumentando “crisis” cuando sus ganancias han ido en aumento año con año.

Esta avanzada sólo puede enfrentarse con la movilización y lucha independiente de los y las trabajadoras de Pepsico, tendiendo lazos de solidaridad con otros gremios y a nivel internacional, como se ha reflejado en el enorme apoyo que su lucha ha despertado en todo el mundo.

¡Basta de despidos! ¡Viva la lucha de las y los trabajadoras de PepsiCo en Argentina y en Canadá!






Temas relacionados

Solidaridad internacional con Pepsico   /    Familias en la calle nunca más   /    Canadá   /    PepsiCo   /    Despidos   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO