Mundo Obrero

FUERZAS REPRESIVAS

Campo de Mayo: trabajadores de AFIP fueron llevados a "entrenar" al ex centro clandestino

Impulsan una capacitación militar para dar mayor "espíritu de cuerpo" a su nueva área de seguridad informática, creada para "controlar" a gusto y necesidad del gobierno de CEOs.

Viernes 14 de septiembre | 13:38

Leandro Cuccioli, actual jefe de la AFIP, operó en paraísos fiscales y manda a sus empleados a entrenar a Campo de Mayo

Desde el desembarco del nuevo Administrador Federal de la AFIP, Leandro Cuccioli, se viene profundizando el ajuste en el organismo, lo que viene generando un creciente descontento entre sus trabajadores. Este funcionario, puesto al frente nada menos que del organismo responsable de la recaudación de impuestos, viene del mundo de las finanzas y operó en paraísos fiscales. Al mal clima generado por el recorte salarial impuesto a los trabajadores se suma ahora la insólita decisión de Cuccioli de dar entrenamiento militar a los trabajadores del organismo.

Te puede interesar: Cuccioli, otro funcionario “offshore”: el nuevo jefe de la AFIP operó en paraísos fiscales

Como parte de este ajuste, en el sector informático de AFIP (uno de los más importantes del Estado Nacional) se vienen implementando una serie de medidas que vienen afectando a su funcionamiento, con acusaciones infundadas, sobreactuaciones judiciales y reestructuraciones internas que afectan al funcionamiento de los sistemas informáticos y las condiciones laborales.

Te puede interesar: Paro contra el recorte salarial y el ajuste en la AFIP

Como parte de estas reestructuraciones se creó una nueva y enorme estructura de Seguridad Informática con muchos cargos para repartir, priorizando a paracaidistas del ámbito privado ante los profesionales de carrera del organismo. Al frente de esta nueva estructura se encuentra Fernando Spettoli, un ex-ejecutivo de la empresa norteamericana Equifax, dueña de Veraz, una empresa cuyo negocio se basa en recopilar y vender al mejor postor el historial financiero, fiscal y crediticio de las personas; anteriormente Spettoli había trabajado durante cuatro años para la Policía Federal.

Al poco tiempo de asumir en sus funciones, y mientras las autoridades del organismo buscan responsabilizar a los trabajadores de los problemas en la AFIP, Fernando Spettoli estrenó su función a cargo de la seguridad del organismo con una de las más importantes fallas de seguridad que tuvo amplia repercusión en los medios.

Ante esta difícil situación, en la nueva estructura de seguridad informática que ahora depende directamente de Cuccioli, las autoridades propusieron una actividad para fortalecer el “espíritu de cuerpo” de su grupo mediante una actividad conocida como “team building” (construcción de equipos). Este tipo de actividades suelen realizarse en muchas empresas privadas, solo que en este caso la misma estuvo a cargo de las fuerzas armadas y se realizó en Campo de Mayo.

Aunque la mencionada “actividad” era promovida desde las más altas jefaturas en horario laboral hasta el sábado inclusive, los trabajadores tenían la opción de no concurrir y retirarse cuando quisieran, por lo que varios no participaron. Aunque algo se había anticipado de la actividad, nadie se imaginaba un entrenamiento de tipo militar.

Hay que recordar que en Campo de Mayo es donde funcionó “El campito”, el mayor centro exterminio de la última dictadura junto con la ESMA, desde donde partían los vuelos de la muerte, se torturaba y secuestraban bebés. Sus archivos siguen ocultos a pesar del reclamo de los organismos de derechos humanos. La AFIP no existía en esos años, pero sí los organismos que se fusionaron para crearla, la DGI y la Aduana, que cuentan con numerosos desaparecidos entre sus trabajadores.

Te puede interesar: Campo de Mayo en la dictadura: ¿cómo funcionó el circuito represivo?

No solamente esta “actividad laboral” se realizó en este sórdido lugar, al que intentan lavarle la cara como intentan hacer de conjunto "integrando" a las Fuerzas Armadas a la sociedad. Al llegar a Campo de Mayo dividieron a los trabajadores y trabajadoras en cuatro “patrullas”; con un militar al mando dando órdenes y ropa de fajina tuvieron que realizar todo tipo de actividades de alta exigencia física, y donde el abandono de la tarea tocando una “campana” o no realizarla correctamente implicaba un perjuicio para el resto del equipo. La exigencia fue tal que incluso algunos de los participantes sufrieron lesiones menores durante el entrenamiento.

La actividad realizada durante el día viernes se extendió hasta las 2 de la mañana, durmiendo luego en camas cuchetas y despertándose el sábado siguiente a las 6 AM, al son de un clarinete y una formación militar. Finalmente, llegado el mediodía, se hicieron presentes para comer un asado en Campo de Mayo el jefe del Estado Mayor del Ejército Claudio Pasqualini y el mismo Leandro Cuccioli. La presencia de las más altas autoridades deja en claro que no se trata de un accidente, sino de una política de Estado.

Allí le comunicaron a la gente la posibilidad de continuar con este tipo de "capacitación" para otras áreas de la Administración Pública.

La AEFIP, el sindicato que representan los trabajadores impositivos de la AFIP, se comprometió en un plenario de delegados a llevar el caso a organismos de derechos humanos.

Ante el avance del ajuste pedido por el FMI y el descontento social, el gobierno se prepara permitiendo la intervención de las fuerzas represivas en seguridad interior, política promovida por Estados Unidos para la región. A esto se suma el gravísimo secuestro y tortura de una docente en Moreno. ¿Será el entrenamiento militar la respuesta del gobierno al ajuste en el Estado? No podemos dejar pasar el avance de las fuerzas represivas siempre listas para actuar en nombre de la "patria" contra los trabajadores y estar al servicio de los grandes evasores y los que fugan capitales a paraísos fiscales.







Temas relacionados

DGI   /    Leandro Cuccioli   /    Seguridad informática   /    AFIP   /    Fuerzas Armadas   /    Campo de Mayo   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO